viernes, abril 28, 2023

No te conformes con menos

 Pero Esteban, lleno del Espíritu Santo, puestos los ojos en el cielo, vio la gloria de Dios, y a Jesús que estaba a la diestra de Dios, y dijo: He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del Hombre que está a la diestra de Dios.

Hechos 7:55‭-‬56 RVR1960



NO TE CONFORMES CON MENOS


Nuestra mayor necesidad es llenos de Dios. En nuestro texto de hoy leemos del magnífico testimonio de Esteban, su valiente discurso, su conocimiento de la Palabra de Dios, y su muerte dando testimonio de Jesucristo. ¿Cuánto tiempo tardó Esteban en preparar ese discurso? algunos podrían decir que sencillamente no se lo preparó, pero una respuesta más correcta es decir que tardó toda su vida en prepararlo. Cada día de su vida lo estuvo preparando.

  1. ¿Somos llenos del Espíritu Santo? Ser lleno del Espíritu Santo es ser lleno del Dios vivo. ¿Cómo podemos ser llenos del Espíritu Santo? lo somos cuando Dios es el centro de nuestra vida mental y emocional, de nuestros afectos y de nuestra admiración. Ser llenos es ocuparnos más de Dios y menos de nosotros mismos y nuestro interés egoísta. Leer el discurso de Esteban basta para saber que Esteban se dedicó a estudiar la Palabra de Dios, a reflexionar sobre ella, y a vivirla.

  2. Sólo cuando somos llenos de Dios tenemos una visión clara de la realidad, de Dios y de nuestro destino. Momentos antes de morir Esteban pudo ver los cielos abiertos, pudo ver la magnífica gloria del Hijo de Dios sentado a la derecha de Su Padre. Esto es algo muy serio, se estaba a punto de cometer una gran injusticia, el inocente Esteban iba a ser asesinado por puro odio, por un grupo de hombres fanáticos que amaban más su religión que a Dios, y en medio de esa tragedia vio que DIOS SIGUE REINANDO, que Dios está al control, que Dios está mirando esa crueldad y que NADA escapa a su divino escrutinio. Nosotros necesitamos ver que Dios es soberano, que es rey, que en ningún modo Dios es víctima de las decisiones de otros, o esclavo de las circunstancias, sino que Dios está muy por encima de todo lo que ocurre y que a pesar de la maldad de los hombres el plan de Dios se llevará a cabo. 

  3. No te contentes con ser menos que Esteban. Hoy vivimos una clase de cristianismo complaciente que se siente cómodo con la mediocridad. Lo que hoy entendemos por cristianismo es, en muchos casos una aberración. Creemos que hay cristianos fervientes y cristianos normales, pero esa percepción es errónea. El cristianismo que Dios espera de nosotros no es otra cosa que la fe de Esteban, un hombre sometido a Dios, lleno de Dios y con un entendimiento renovado por la Palabra de Dios. No desees para tí mismo menos que eso. 


El reto para hoy es vivir a la luz de la Palabra de Dios, inmerso en la Palabra de Dios, sujeto a Dios, esperando en Dios. El creyente vive entre dos mundos, uno está revelado en las páginas del libro de Dios. Que la esperanza nos guíe a vivir una vida de verdadera piedad: Dios no espera menos de nosotros.


jueves, abril 27, 2023

Dando culto a Dios con nuestro sufrimiento

 Y ellos salieron de la presencia del concilio, gozosos de haber sido tenidos por dignos de padecer afrenta por causa del Nombre. Y todos los días, en el templo y por las casas, no cesaban de enseñar y predicar a Jesucristo.

Hechos 5:41‭-‬42 RVR1960


DANDO CULTO A DIOS CON NUESTRO SUFRIMIENTO


Sólo cuando has sido muy amado puedes sufrir con gozo, porque sufrir y gozo son términos contradictorios, antitéticos. Cuando por causa del testimonio de Jesús los apóstoles fueron azotados encontraron una ocasión de honrar al Señor con sus sufrimientos


¿Cómo enfrentamos el sufrimiento y los reveses de la vida? ¿nos centramos en nosotros mismos, nos entregamos a la desesperación, o encontramos en Dios el sentido y fin de todas las cosas?.

  1. Si nuestro sufrimiento es por causa de nuestra maldad, entonces estamos recibiendo lo que merecemos, pidamos perdón a Dios y busquemos la forma de restaurar el daño que hemos hecho a otros.  No nos rebelemos ante esta disciplina sino aceptémosla porque en en ella está la sanidad de un mal mucho peor: nuestra rebelión a Dios.

  2. Si estamos sufriendo por causa del testimonio de Jesús y amamos al Dios que nos rescató de nuestros pecados, entonces encontraremos en este sufrimiento una manera de honrar a Dios, no es un sufrimiento inútil, sino que tiene un propósito, y lo que más nos hace sufrir es el sufrimiento inútil, sin propósito, en cambio cuando pagamos un precio alto por dar culto a Dios, somos bienaventurados, somos felices porque sabemos que Dios se agrada de un servicio, y Él nos recompasará mucho más abundantemente. 

  3. En todo esto aprendemos una lección sobre la eternidad, los sufrimientos de esta vida son temporales, los goces de los redimidos son eternos, vivamos para la eternidad, motivados e inspirados por las cosas que Dios nos tiene preparadas. Un día descubriremos que esta vida es demasiado corta, y es ¡demasiado valiosa! vivámosla para Dios, haciendo de cada día una ofrenda de culto a Él

miércoles, abril 26, 2023

¿Y si Jesús fuera la clave de todo?

 Entonces Pedro, lleno del Espíritu Santo, les dijo: —Gobernantes y ancianos de nuestro pueblo, ¿nos interrogan hoy por haber hecho una buena obra a un lisiado? ¿Quieren saber cómo fue sanado? Déjenme decirles claramente tanto a ustedes como a todo el pueblo de Israel que fue sanado por el poderoso nombre de Jesucristo de Nazaret, el hombre a quien ustedes crucificaron pero a quien Dios levantó de los muertos. Pues es Jesús a quien se refieren las Escrituras cuando dicen: “La piedra que ustedes, los constructores, rechazaron ahora se ha convertido en la piedra principal”.

Hechos de los Apóstoles 4:8‭-‬11 NTV


Todos los creyentes estaban unidos de corazón y en espíritu. Consideraban que sus posesiones no eran propias, así que compartían todo lo que tenían. Los apóstoles daban testimonio con poder de la resurrección del Señor Jesús y la gran bendición de Dios estaba sobre todos ellos.

Hechos de los Apóstoles 4:32‭-‬33 NTV


¿Y SI JESÚS FUERA LA CLAVE DE TODO?


Los gobernantes de los judíos tenían una idea clara (pero equivocada) de cual era el problema: la soberanía política era la clave para solucionar sus problemas. A esto se les unía su corrupción, sus juegos de poder familiares, y la gran confianza en su astucia. Para ellos Jesús era un estorbo, una amenaza a ellos, y ahora los discípulos de Jesús eran otra molestia. Lo único que no consideraban era ¿y si Jesús fuera la solución a nuestros problemas a nuestra necesidad?

Ellos habían rechazado a Jesús y seguían buscando soluciones, mientras que una nueva sociedad de hombres y mujeres libres se estaba formando, en los versículos posteriores vemos cómo Dios estaba formando un pueblo que vivía en amor, y Jesús era el centro, la clave, el eje sobre el que se estaba construyendo. Desechar a Jesús es desperdiciar la única solución a nuestros más graves problemas. El primero es nuestro propio pecado, el elefante en la sala, presente en todo lo que hacemos, en cada decisión, pero ignorado por nosotros. Jesús puso fin al pecado haciéndose Él pecado por nosotros. El evangelio nos muestra que nuestra satisfacción está en el Hijo de Dios, sólo así podremos amarnos y vencer las cadenas de esclavitud del pecado egoísta. Dicho de otra manera, Jesús es el efecto dominó que comienza en el corazón del ser humano y se va extendiendo a cada área de su ser, de su familia y de su sociedad. 

No obstante reconocer a Jesús como el mayor rango de autoridad del universo, y como el único Salvador implica el reconocimiento humillante de tu derrota. Hemos sido vencidos por nuestro pecado, hemos sido sometidos por nuestras miserias, somos avergonzados por nuestras contradicciones. Es lo que la Biblia llama arrepentimiento, el reconocimiento del fraude que somos, y el reconocimiento de nuestra completa necesidad en la piedra que todos rechazaron y que es el eje sobre el que Dios quiere construir una nueva humanidad. 

El reto para hoy es el siguiente: si Jesús es la clave para entender la vida y mi realidad, ¿cómo voy a vivir este día a la luz del evangelio?


martes, abril 25, 2023

Una vida sencilla

 También es algo bueno recibir riquezas de parte de Dios y la buena salud para disfrutarlas. Disfrutar del trabajo y aceptar lo que depara la vida son verdaderos regalos de Dios. A esas personas Dios las mantiene tan ocupadas en disfrutar de la vida que no pasan tiempo rumiando el pasado.

Eclesiastés 5:19‭-‬20 NTV


UNA VIDA SENCILLA


Que las cosas simples sigan siendo simples es algo muy complicado. A menudo el ser humano complica su vida porque ambiciona más, se esfuerza más, pero olvida lo que tiene delante, lo que Dios le ha dado. El contentamiento es enemigo de la avaricia, y esto es un don de Dios: la capacidad de disfrutar de lo que tenemos, y de estar satisfechos con lo que Dios nos ha dado, ¿sabemos hacerlo?

Lo primero es reconocer Quien es el que nos da lo que tenemos. Cuando damos gracias por la comida nos recordamos a nosotros mismos Quien es nuestro benefactor, y le damos gracias. ¿Necesitas recordarte que es Dios mismo Quien nos provee de todo bien?

Lo segundo es saber disfrutar en paz de lo que Dios nos da, sea mucho o sea poco. Dice Proverbios que la codicia quita la vida de los que la poseen (Prov 1:19) y esto es porque el codicioso siempre quiere algo más, y el envidioso no puede soportar que otros tengan más que él. La vida es demasiado corta para codiciar, y si Dios te da la capacidad de disfrutar en paz de un trozo de pan, entonces dales gracias, porque esto, también viene de Dios.

Lo tercero, disfrutar de lo que Dios nos da forma parte de una vida piadosa. Alegrarnos, dar gracias, comer, dormir en paz, son bienes preciados, un hombre santo es un hombre satisfecho, pero también es un hombre feliz. Todavía no he conocido a un hombre santo y rencoroso, o a un hombre santo e infeliz, porque la santidad es disfrutar de lo que nadie nos puede quitar, de lo que nunca merecimos, y del máximo bien.

Que Dios nos de hoy un día completo de satisfacción en Él.


lunes, abril 24, 2023

Nuestra herencia espiritual

 Es por eso que la tribu de Leví no posee ninguna parte ni porción de la tierra como las demás tribus israelitas. El propio Señor es su preciada posesión, tal como el Señor Dios de Israel les dijo a los levitas).

Deuteronomio 10:9 NTV


NUESTRA HERENCIA


El papel de los Levitas era un lugar de honor, una recompensa debido a su celo por Dios en momentos de dificultad, ya que escogieron la lealtad a Dios por encima de los lazos humanos. Ellos no recibieron tierra en la asignación que tuvo lugar tras la conquista de Canaán, más allá de algunas ciudades, Dios era su herencia, las ofrendas del Templo eran su sustento, y su ocupación el servicio a Dios.

Para el creyente en Jesucristo los bienes espirituales son su herencia en Dios. La adopción, el perdón, y Dios mismo, hecho cercano por nuestro sumo sacerdote: Jesús, son nuestra herencia espiritual (entre otras cosas). Nuestra esperanza está en los Cielos (Col 1:5), así como nuestra esperanza, ¿cómo hemos de vivir? se nos dice que tenemos que buscar las cosas “de arriba” (Col 3:1) es decir, que en nuestras vidas, la prioridad sea Dios y el Reino de Dios, por encima de otros intereses, deseos, aficiones o gustos, Dios es nuestra esperanza.

El servicio del levita era su ocupación día y noche, y nuestro servicio es, igualmente, Dios. Nuestra vida de oración, nuestras adoración personal son el culto espiritual que damos como sacerdotes del Dios vivo, bajo la autoridad de Cristo, nuestro sacerdote por excelencia. Desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir, en todas las horas del día, cada creyente sirve a un altar espiritual en su interior, con sacrificio de alabanza (Heb 13:15) deleitándose en la Palabra de Dios, y en conversación con su Padre celestial. Esta es nuestra porción, y es nuestro privilegio.


domingo, abril 23, 2023

Muchos predicadores, pocos profetas

 Soy una persona bastante exquisita en lo que a escuchar predicaciones se refiere. Esto se puede entender como que soy fácil de aburrir. Y lo cierto es que no me importa que el contenido sea sencillo, o que el predicador tenga pocos recursos retóricos, pero sí quiero que la Palabra de Dios sea predicada con pasión, convicción y eternidad. 

La lista de mis predicadores favoritos no es demasiado extensa, pero no me canso de oírlos, porque me hacen mucho bien. Uno de ellos es Leonard Ravenhill. Este hombre era amigo personal de Tozer, y era un hombre de oración. Como predicador era sumamente apasionado, hablaba de los temas esenciales de la fe, y en cierto sentido era un predicador "clásico", hablaba del Infierno, del juicio, de la oración, del arrepentimiento. No era un predicador expositivo, pero se notaba que vivía lo que creía. Sus mensajes me siguen fortaleciendo, renovando, y motivándome a buscar más al Señor. Pero sobre todo me permiten entender qué es una vida de piedad, una vida centrad en Dios, en la que el creyente muere a sí mismo y se dedica a buscar a Dios en oración y meditación de Su Palabra. 

Quizás los dos temas de Ravenhill eran: el avivamiento y la oración, de ahí el título de su libro más famoso "Por qué no llega el avivamiento", me gusta oirlo citar viejos himnos e historias de conocidos avivamientos y hombres de Dios. También me gusta cómo, a semejanza de Ryle, usa con ingenio frases paradigmáticas. En el cristianismo estamos hambrientos de modelos de piedad, y creo que Ravenhill es uno de ellos, el otro creo que es Paul Washer, quien hace los mismos énfasis que Ravenhill (y que cualquiera que haya leído a los puritanos), frente a una teología influenciada por psicología popular, ellos hablan de la conversión, la santidad, la oración, la cruz. ¿Es que hay otros temas? me preocupa que algunos referentes de los jóvenes sean oradores talentosos que toman temas interesantes para la cultura actual, pero no son del todo capaces de llevarlos a los clásicos, para mí un predicador gana mucho cuando las referencias que hace son a libros del pasado, entonces sé cuáles son las influencias. En mi biblioteca se acumulan libros modernos mientras intento ponerme al día con los clásicos, y muchas veces releyendo amados libros que tanto bien me hacen.

En el fondo el desafío de cada generación cristiana es encontrar cómo vivir en este tiempo sobria, justa y piadosamente. Y mientras más nos rompemos la cabeza, las palabras de Ravenhill siguen resonando "Go hide yourself", ocúltate, busca a Dios en la soledad, dedica tiempo a la oración, como diría Brainerd desde su lecho de prematura muerte a su hermano: "ora tanto como te lo permite tu salud".

En estos tiempos necesitamos profetas, que nos señales cuales son nuestros ídolos, y uno de nuestros ídolos es el ocio. Es decir, nuestra carne y los deseos de los ojos, vivir una vida fácil sin tomar la cruz, cambiar el gozo verdadero por el entretenimiento que mata el alma. Ten piedad de nosotros, Señor, y llévanos a un encuentro contigo, llévanos a un avivamiento de comunión contigo, a descubrir la satisfacción en Tí.

Dios da vida a los muertos

 Porque como el Padre levanta a los muertos, y les da vida, así también el Hijo a los que quiere da vida. 

(Juan 5:21)


como está escrito: Te he puesto por padre de muchas gentes) delante de Dios, a quien creyó, el cual da vida a los muertos, y llama las cosas que no son, como si fuesen. 

(Rom 4:17)


DIOS DA VIDA A LOS MUERTOS


Dios da vida a los muertos. No hay mayor milagro que dar vida a un muerto, sanar a un enfermo es un gran milagro, pero ¡dar vida a un muerto! es un milagro mucho mayor. Todo creyente pasa de muerte a vida dos veces, la primera vez es cuando Dios lo pasa de muerte a vida, la segunda vez es cuando Dios lo pasa de muerte a vida. La primera vez es cuando le da vida espiritual, ¡porque está muerto en sus pecados!, la segunda vez es cuando lo resucite para vivir con un cuerpo inmortal.

Por eso, creer en Jesucristo es un milagro, Dios no te salva por tu inteligencia, por un razonamiento que has hecho, Dios da vida a los muertos cuando despliega su poder. Por eso, si has oído de Jesucristo, si has disfrutado de la compañía de otros creyentes, si vas los Domingos a las reuniones y escuchas la predicación de la Palabra de Dios, lo mejor que puedes hacer es ORAR, ¡ORA POR TÍ MISMO!, dí: Señor, ¡sálvame!, ¡sálvame de mis pecados y de tu justo juicio!, ¡líbrame de esta condenación en la que me encuentro!, llévame a Cristo, perdona mis pecados. Hermanos, tenemos que predicar a los muertos, pero tenemos que orar lo mismo: ¡Señor sálvalos!, ¡sálvalos de sus pecados y de tu justo juicio!, llévalos a Cristo. Si no oramos, es que no confiamos en la predicación del evangelio, si no predicamos en el evangelio, es que no confiamos en el poder de Dios para salvar.

Quiero terminar diciendo una cosa más: las reuniones de oración, hermanos, no descuidamos las reuniones de oración. La causa de Dios avanzará en la medida que el pueblo de Dios ore. Nuestros jóvenes se salvarán en la media en que la iglesia de Dios ore. Los misioneros prosperarán en los países a los que los enviamos en la medida en que oremos por ellos. Nuestro país no se hundirá en el juicio que le espera en la media en que oremos por nuestro querido país para que no se hunda en la corrupción. Aparta tiempo para orar, Dios es Quien da vida a los muertos. Aparta un día para orar. Aparta una hora cada día para orar por aquellos que amas y que no conocen a Dios. ¡Dios da vida a los muertos, clama a Él!


sábado, abril 22, 2023

La seguridad del hijo de Dios

 »El Señor no te dio su amor ni te eligió porque eras una nación más numerosa que las otras naciones, ¡pues tú eras la más pequeña de todas! Más bien, fue sencillamente porque el Señor te ama y estaba cumpliendo el juramento que les había hecho a tus antepasados. Por eso te rescató con mano poderosa de la esclavitud y de la mano opresiva del faraón, rey de Egipto.

Deuteronomio 7:7‭-‬8 NTV


LA SEGURIDAD DEL HIJO DE DIOS


¿Por qué nos ama el Señor? ¿nos ama por algo que ha visto en nosotros? ¿destacamos en algo sobre los demás o somos idénticos a nuestros vecinos? a los ojos de Dios lo que a nosotros nos parecen enormes diferencias, para Dios no lo son tanto, porque su perfección moral está muy por encima de nuestras miserias. No, la razón por la que Dios nos ama no está en nosotros, está en Él.

Miremos a Israel, en nuestro texto Dios le dice a Israel que la razón de su amor por ellos no está en ellos, sino en el pacto que hizo con sus antepasados. La razón está en sí mismo, en su fidelidad a sus propias promesas, Rom 9:16 “Así que no depende del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia”.

La misericordia de Dios nace de un Dios que se define a sí mismo como Amor (“El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor” 1Jn 4:8) ¿qué nos enseña a nosotros esto? lo primero es que nos enseña humildad, Dios no está obligado a amarnos, nosotros pensamos que sí, que está obligado a amarnos en razón de nosotros mismos, pero lo único que merecemos es su justo juicio. Ser amado por Dios es entender que el Rey se ha fijado en nosotros y nos ha extendido su cetro de Gracia, que somos amados sin merecer ser amados. Lo segundo es que aprendemos la “mentalidad del redimido”. Cuando un esclavo era comprado por un filántropo y posteriormente liberado, ese esclavo, por pura gratitud podía pedirle a su comprador servirle de buena voluntad. Nosotros hemos sido liberados del pecado y del juicio, si no hay límites a lo que Dios nos pueda pedir es porque Dios nos ha amado sin límites.

Ser amados así nos da la perspectiva de hijos adoptados, hemos recibido todo y ahora tenemos un propósito. No hay peor cosa que ser un apátrida, alguien que no tiene patria, que no pertenece a ningún sitio. Es una persona errante al que nadie reconoce como suyo, y por lo tanto su destino es huir. No hay peor cosa que huir de la justicia de Dios sabiendo que un día esta nos alcanzará. No hay mejor cosa que ser reclamado por Dios para Él. El escogido tiene un vínculo invisible con Dios, un vínculo que nada puede romper (Juan 10:28; Rom 8:35), ese vínculo lo une a Dios para siempre, ha sido marcado como propiedad del Hijo, y el Padre lo ha dado al Hijo como posesión perpetua (Juan 17:6), nuestra seguridad está en el pacto de Dios, en la seguridad de sus promesas, en la naturaleza de Dios. Bendita seguridad, bendito amor con que nos amó en la cruz.


viernes, abril 21, 2023

Dios, en exclusiva

 »No tengas ningún otro dios aparte de mí. »No te hagas ninguna clase de ídolo ni imagen de ninguna cosa que está en los cielos, en la tierra o en el mar.

Deuteronomio 5:7‭-‬8 NTV


DIOS, EN EXCLUSIVA


Dios demanda que la adoración sea a Él y sólo a Él. ¿Por qué demanda Dios exclusividad? ¿por qué Dios prohíbe el culto a las imágenes?

  1. Lo primero que debemos considerar es la naturaleza única de Dios. Él es Dios, y por definición significa que antes de que todo existiera, Él era. Su existencia no depende de nada ni de nadie, nuestra existencia sí depende de Él, nuestra existencia tiene un principio, su existencia es antes del tiempo. No hay nadie en la categoría de Dios, Él es único.

  2. Debemos considerar que Él es Salvador. Él sacó a Israel de la esclavitud y lo introdujo en una buena tierra, los hizo libres y se dio a sí mismo por Dios de ellos. En relación a nosotros, nos ha hecho herederos de mejores promesas, al darnos a Jesús por Salvador e introducirnos en Su familia, perdonándonos todos los pecados. 

  3. No podemos manipular a Dios, no podemos negociar con Él intentando darle algo que no tenga, para que Él nos dé algo que sí necesitamos. La idolatría es reducir a Dios, controlar a Dios, manipular a Dios. Aunque no hubiera razón alguna, nos debería bastar la orden de Dios, pero lo cierto es que hemos leído los fracasos del pueblo de Israel para entender que la idolatría no los acercó a Dios, los alejó de Él. El Dios que se reveló a Moisés en el monte era una voz que salía del fuego, El Dios que se reveló a nosotros en Cristo ha resucitado y es mucho más glorioso que el velo humano que temporalmente ocultó su grandeza, y que Juan vio en Patmos. 

A la luz de todo esto debemos entender correctamente cual es la relación entre Dios y criatura. De Él nos separa un abismo, Dios es incomprensible y se ha hecho cercano, revelándose a nosotros. No permitamos que su bondad nos robe el santo temor que le debemos. No permitamos que su amor por nosotros nos haga olvidar lo terribles y severos que son sus juicios y que Él es santo.

El reto para hoy es considerar que por encima de todas las bendiciones, nuestro principal privilegio espiritual es Dios mismo, dado a nosotros en Jesús. Él es nuestro tesoro, nuestro privilegio es conocerle y ser un pueblo santo, que Él sea nuestro Dios y nuestra porción.


jueves, abril 20, 2023

Memoria y temor

 »¡Pero cuidado! Asegúrate de nunca olvidar lo que viste con tus propios ojos. ¡No dejes que esas experiencias se te borren de la mente mientras vivas! Y asegúrate de transmitirlas a tus hijos y a tus nietos. Jamás te olvides del día que estuviste ante el Señor tu Dios en el monte Sinaí, donde él me dijo: “Convoca al pueblo para que se presente ante mí, y yo mismo lo instruiré. Entonces ellos aprenderán a temerme toda su vida y les enseñarán a sus hijos que también me teman”.

Deuteronomio 4:9‭-‬10 NTV


UNA VIDA DE PIEDAD


Nuestra memoria espiritual tiene un problema, retenemos escasamente, olvidamos y al olvidar nos alejamos de Dios, que tanto bien nos hizo. Hemos visto la mano de Dios en numerosas ocasiones, pero sobre todo, el mensaje del evangelio nos ha sido predicado tan claramente que podemos decir que vimos a Cristo crucificado (Gal 3:1). Siendo nuestra memoria espiritual tan frágil, debemos refrescarla continuamente en la Palabra de Dios para que no olvidemos la realidad espiritual en la que estamos inmersos. 

2. Decía Paul Washer que de las 16 horas que pasamos despiertos, las 16 horas las pasamos detrás de las líneas enemigas de este mundo, escuchando su música, sus pensamientos, 16 horas bajo su influencia, para contrarrestarla necesitamos vivir vidas piadosas, centradas en Dios para “nunca olvidar lo que viste con tus propios ojos”. Quiero que pienses de manera práctica en cómo aplicar esta necesidad, ¿qué vas a hacer para eliminar la influencia del mundo en tu mente y centrarte por completo en Dios?

3. Nuestro texto nos dice que el pueblo recibió la instrucción de Dios en Sinaí, donde Él enseñó a que le temieran. La segunda idea que quiero enfatizar es esa: el temor de Dios, ¿vives en temor de Dios? El temor de Dios es un aprecio profundo, tan grande que la sola idea de decepcionar a Dios te aterra. No tiene que ver con miedo, sino con el respeto que tenemos a nuestros mayores. Una de las cosas más saludables que podemos tener como hijos de Dios es temor de Él, porque este nos guarda de cometer muchos errores y de vivir una vida agradable a Dios.

¿Refrescas tus memoria en la Palabra de Dios? ¿aprecias y respetas a Dios? esto constituye la vida de piedad a la que hemos sido llamados.


miércoles, abril 19, 2023

El Espíritu Santo

 »Si me aman, obedezcan mis mandamientos. Y yo le pediré al Padre, y él les dará otro Abogado Defensor, quien estará con ustedes para siempre. Me refiero al Espíritu Santo, quien guía a toda la verdad. El mundo no puede recibirlo porque no lo busca ni lo reconoce; pero ustedes sí lo conocen, porque ahora él vive con ustedes y después estará en ustedes. No los abandonaré como a huérfanos; vendré a ustedes.

Juan 14:15‭-‬18 NTV



EL ESPÍRITU SANTO


Dios es un misterio, si no se hubieras revelado a nosotros no podríamos conocerlo. En esa revelación que Dios ha hecho de sí mismo nos ha hablado del Espíritu Santo, quien es Él mismo impartido en nosotros.

2. Se nos dice que el Espíritu Santo es el “parácleto” o el abogado defensor, Él es quien intercede por nosotros y en nosotros. Más adelante el apóstol Pablo nos explicará cómo Él nos mueve a orar.

3. Es abogado defensor y es Él quien morando en nosotros obra frutos de una vida digna de un hijo de Dios. El Espíritu Santo es el Dios Santo en nosotros, afectando nuestra naturaleza, con nuevos deseos, nuevos apegos, nuevos amores y nuevas lealtades. El Espíritu Santo afecta a nuestra mente, renovándola, a nuestras emociones, santificándolas, y a nuestros amores, llevándolos a Dios.

4. Jesús dice que Él nos guía a toda verdad, es decir, a una comprensión más profunda de Dios mismo. Nadie puede tener el discernimiento suficiente de que Jesús es el Señor si no es por el Espíritu Santo, y nadie puede tener conocimiento de Dios e intimidad con Él sin Su ayuda. Por eso el Señor Jesús nos decía que nos conviene que Él se fuera.

5. El Señor Jesús nunca ha abandonado a los suyos, sigue viviendo en nosotros por el Espíritu Santo, al cual la Biblia llama el “espíritu de adopción” puesto que nos hace nacer de nuevo como hijos de Dios. 

Cuida la presencia de Dios en tu vida. Lo único que puede alejar tu gozo en Dios y tu disfrute de Él es el pecado, seamos muy cuidadosos limpiando la levadura del pecado en nuestras vidas. Un poco de pecado contamina nuestra mente y silencia al Espíritu de Dios, oremos por nosotros mismos y cuando pequemos, acudamos a Aquel que nos reconcilió e hizo posible nuestro perdón, Jesús.


Puedes escuchar este devocional en mi podcast, en iVoox en este enlace.

Y puedes escucharlo/descargarlo en archive.org desde este enlace.


martes, abril 18, 2023

La luz

 Jesús clamó y dijo: El que cree en mí, no cree en mí, sino en el que me envió; y el que me ve, ve al que me envió. Yo, la luz, he venido al mundo, para que todo aquel que cree en mí no permanezca en tinieblas. Al que oye mis palabras, y no las guarda, yo no le juzgo; porque no he venido a juzgar al mundo, sino a salvar al mundo. El que me rechaza, y no recibe mis palabras, tiene quien le juzgue; la palabra que he hablado, ella le juzgará en el día postrero.

S. Juan 12:44‭-‬48 RVR1960


LA LUZ


Es difícil quitarle peso a estas afirmaciones, ningún ser humano mínimamente piadoso se ha atrevido a afirmar jamás cosas como las que el Señor Jesús ha dicho. Nadie puede decir que es necesario “creer en él” o que verle a él es ver a ¡a Dios mismo! La posibilidad de que Jesús sea sólo una criatura no existe, y este es uno de los textos que aniquilan esa posibilidad.

2. La fortaleza o el poder de nuestra fe en Jesucristo no dependen de nosotros, sino del objeto de nuestra fe. Por decirlo de otra manera: creemos en el Dios creador, el Inmortal, el Invisible hecho visible en Cristo, quizás podramos tener una fe débil, pero nuestro Dios no es en ninguna manera. No existe ningún ser tan poderoso, tan peligroso, tan fuerte, tan sabio como Él. Y nuestra fe está puesta en Él. Creer en Jesús no es creer en un hombre, es creer en el Dios hecho hombre. Rechazar a Cristo es negar a Dios mismo y hundirnos en la oscuridad de una condenación eterna. No hay decisión más relevante que esta. Si aun estás en la indecisión, más vale que dejes todo lo demás y consideres Quien es Jesús y si estás en buenos términos con Él. 

3. Cristo Jesús ha abierto un tiempo de Gracia, una oferta de Paz que terminará con nuestra muerte, o con su segunda venida. Es extraordinario que el mismo Dios, quien tantas veces ha sido ofendido por nuestros pecados tienda ahora la mano a nosotros ofreciéndonos al Cordero que quita el pecado del mundo, a Su mismo Hijo. Estos son los tiempos anunciados por los ángeles, tiempos de paz y buena voluntad, en los que Dios muestra Su favor a nosotros, los hijos de Adán, los rebeldes. Considera esto y no desprecies su paciencia, este es tiempo de arrepentimiento y de reconciliación.

4. La sentencia de Dios ya ha sido dada: el que ahora niega el testimonio de Jesús ya ha sido sentenciado, en tanto permanezca en su incredulidad. ¡Con qué ligereza muchos se jactan de ser incrédulos y de rechazar a Dios! estos no saben que un Cielo de Ira está a punto de caer sobre sus cabezas, no saben que la tierra se abrirá para tragarlos vivos, como le ocurrió a Coré, deberían vivir espantados y no tranquilos, deberían temer el día en el que no haya vuelta atrás.

5. Pero nosotros esperamos mejores cosas. Querido hermano, considera cuánto perdón hay en Jesús para tí y para mí, considera lo que nuestros pecados merecían, y lo que Cristo sufrió por ellos, considera el futuro que te espera disfrutando del Reino de Dios y de Su presencia. No hay nada que podamos negarle, porque no hay nada que Dios nos negó.


lunes, abril 17, 2023

La Biblia es solo una historia, no muchas historias

 


Mensaje dado en la Escuela dominical de adultos de la iglesia evangélica en Suanzes, Madrid.
www.suanzesvive.org

Puedes acceder a las notas del mensaje en este enlace.

Escucha los podcast de "Jesús en Internet" 

La resurrección

 Entonces Marta, cuando oyó que Jesús venía, salió a encontrarle; pero María se quedó en casa. Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto. Mas también sé ahora que todo lo que pidas a Dios, Dios te lo dará. Jesús le dijo: Tu hermano resucitará. Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero. Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

S. Juan 11:20‭-‬25 RVR1960


LA RESURRECCIÓN


Probablemente nada nos golpee con más dureza que la muerte de los que amamos. La muerte nos provoca un rechazo total, es como si fuera un elemento extraño en nuestro sistema, una especie invasora que no debería tener lugar entre nosotros, una anomalía. Y lo es. La muerte no tenía lugar en el jardín de Dios, donde todo era bueno. La verdadera anomalía es nuestra desobediencia, que dio lugar a la muerte, fuimos nosotros los que trajimos la muerte cuando decidimos separarnos del Dios de Gracia. 

2. Si el primer Adán trajo muerte, el nuevo Adán, Jesús, trajo la vida. Pero seamos más precisos, Él no dijo que traía la resurrección. Él dijo “yo soy LA resurrección”. El matiz puede parecer sutil, pero no lo es. Jesús es LA resurrección, porque es el mismo Dios que da vida a todas las cosas, todos debemos nuestra existencia a Aquel que es la primera causa necesaria. Pensémoslo de esta manera: Jesús es más que la luz, Él es el Sol, la fuente de toda luz, de toda vida, de todo bien. Qué necedad tan grande es alejarnos de Él.

3. Se dice que Jesús es la piedra de tropiezo, Él divide en dos a la humanidad, aquellos que le dan la espalda y aquellos que creen en Él. Los que se separan sufrirán la muerte eterna, los que se unen a Él serán piedras vivas en Su Templo.

4. “Pero en cuanto a mí, el acercarme a Dios es el bien; He puesto en Jehová el Señor mi esperanza, Para contar todas tus obras.” Salmo 73.28 Si supiéramos que todo el bien que podemos experimentar consiste en estar cerca de nuestro Dios, le buscaríamos continuamente. Si hay Alguien que reune todas las bendiciones, todos los tesoros de la Gracia, ese es Jesús, por lo tanto, busquémosle cada día, busquémosle desde temprano, no demos el sueño a nuestros ojos ¡Él es la resurrección y la vida! pasemos tiempo calentándonos a la luz de este Sol que es Él.

El reto para hoy es poder elevar el corazón a Dios en cada momento del día, buscándole en cada detalle, y animando a nuestra alma a volverse a Él una y otra vez.


viernes, abril 14, 2023

Sed e insatisfacción

 En el último y gran día de la fiesta, Jesús se puso en pie y alzó la voz, diciendo: Si alguno tiene sed, venga a mí y beba. Esto dijo del Espíritu que habían de recibir los que creyesen en él; pues aún no había venido el Espíritu Santo, porque Jesús no había sido aún glorificado.

S. Juan 7:37‭, ‬39 RVR1960



SED E INSATISFACCIÓN


En el último día de la fiesta el sacerdote traía un vaso de oro con agua del manantial de Siloé, que brotaba bajo la montaña del Templo, y lo vertía con solemnidad sobre el altar, entonces se cantaban las palabras de Is 12:3 “Sacaréis con gozo aguas de las fuentes de salvación”. Esta era una fiesta muy alegre y aquí Jesús está hablando de un gozo mayor. La experiencia humana está caracterizada por la insatisfacción, pero aquí viene Alguien que afirma que Él es quien da la verdadera satisfacción, Quien sacia nuestra alma. La fiesta religiosa podía ser animada, pero terminaba, dando paso a la vuelta a la normalidad, ¿cómo experimentar una satisfacción continua? Jesús es una fuente interminable de gozo real.

2. La afirmación de Jesús es, a ojos de la multitud y de los líderes religiosos, una afirmación blasfema: ningún ser humano puede afirmar que él es una fuente de satisfacción para la humanidad. El judío sabía bien que sus anhelos sólo podían ser satisfechos en Dios, el Salmo 42:2 dice “Mi alma tiene sed de Dios, del Dios vivo” y David afirma en el Salmo 63:1 “Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela” ¡es normal que quisieran deterlo! Jesús se estaba igualando a Dios mismo.

3. Como cristiano, ¿experimentas una satisfacción real en tu comunión con Dios? piensa en esto, nuestra sed es continua, es por eso que tenemos que beber continuamente, y Jesús es un manantial de agua inagotable, necesitamos buscar a Dios cada día, invocarle, meditar en Él, refugiarnos en Él, ¿lo haces? ¿buscas esconderte en la presencia de Dios? si tu necesidad es grande ¡vuelcate en Dios con más desesperación! si tu angustia es profunda, dedica tiempo, como Ana, a orar en la presencia de Dios, y no lo dejes hasta que Él no haya respondido.

4. El factor diferenciador de Jesús frente a las demás religiones es único. Nadie podía hacer afirmaciones tan pretenciosas sin que los religiosos de cualquier época quisieran matarlo. Aquí tenemos a alguien que afima ser la satisfacción de cada ser humano. Esto no nos deja la posibilidad de tener una opinión moderada sobre Jesús, o lo rechazas como blasfemo, o lo adoras como Dios. 

5. Considera el final de la vida de Jesús, aquel que se llamaba a sí mismo “agua” fue quebrado en la cruz, y su vida derramada para poner fin al pecado y reconciliarnos con Dios. Aquel día Jesús puso fin a la insatisfacción humana y abrió la puerta para acceder a la presencia de Dios. 

El reto para el día de hoy es ocuparnos en beber, acudir a la fuente que nos sacia, Jesús, y hacerlo varias veces hasta quedar plenamente saciados. 


jueves, abril 13, 2023

Se trata de creer

 Entonces le dijeron: ¿Qué debemos hacer para poner en práctica las obras de Dios? Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

S. Juan 6:28‭-‬29 RVR1960


SE TRATA DE CREER


¿Qué es lo que Dios pide y espera de nosotros? la respuesta a esta pregunta puede variar mucho dependiendo de la religión, y aunque la respuesta pueda ser distinta, cada religión tiene una idea clara de las cosas que se tienen que hacer para agradar a Dios, o al menos para que Dios no se moleste con el fiel. Por otra parte a nuestra naturaleza le agrada saber que hay una lista de tareas por hacer y que nosotros tenemos el control de nuestra salvación, que es algo que depende de nosotros, y que es algo de lo que nos podemos sentir orgullosos. Pero, ¿qué es lo que Dios pide de nosotros?

2. Dios pide de nosotros que creamos. Esta afirmación encierra algunas verdades humillantes para nosotros, una de ellas es que preferimos confiar en nosotros antes que confiar en Dios. Preferimos que las riendas de nuestro destino estén en nuestras manos. Y ese es nuestro problema. Creer en Dios implica confiar en Él, implica creer que el plan de Dios es mejor que el nuestro y que por lo tanto  debemos encomendarnos a este. Creer es confiar. Tú no le dejas las llaves de tu casa a cualquier, sólo alguien en quien confías plenamente podría tener las llaves de tu casa. Tú no le das las claves del banco a ningún amigo, sólo tu esposa o tu marido podría tener las claves de acceso al banco. Dios pide mucho más que todo eso.

3. Dios pide de nosotros que creamos en el que Él ha enviado: Jesús. La solución que Dios ha ofrecido al problema de nuestra justa condenación es el más perfecto Salvador: Jesús. Jesús ha ofrecido su vida por nosotros, su justicia por nuestra culpa, y es por la confianza en su nombre que podemos tener perdón completo y paz con Dios. Así que la lista de cosas que hay que hacer para agradar a Dios Jesús la ha hecho, y a nosotros nos corresponde confiar en este magnífico Salvador.

4. Y ahora comienza tu día, te toca visitar clientes, hacer la declaración de la Renta, repartir pedidos, o cuidar de tu familia. ¿Por qué no comenzar el día con gratitud? pero gratitud con mayúsculas, una gratitud inmensa que nace del alivio, de la libertad de la culpa, y de sabernos amados. Hoy comienza el primer día del resto de una vida llena de Gracia, sabiendo que eres amado por el Dios de toda Gracia, que tu perdón es seguro porque el Salvador ha cumplido toda justicia, y que no tienes nada que hacer de esa lista de tareas, cumplida está, consumado es. ¿Cómo vas a vivir? ¿reflejará tu vida el amor que has recibido, amando a otros? ¿perdonarás y sufrirás las molestias de otros, sabiendo que tú has sido perdonado? ¿vivirás para entregarte sin reservas al Dios de toda Gracia?


miércoles, abril 12, 2023

El pecado siempre tiene consecuencias

 Mas si así no lo hacéis, he aquí habréis pecado ante Jehová; y sabed que vuestro pecado os alcanzará.

Números 32:23 RVR1960


EL PECADO SIEMPRE TIENE CONSECUENCIAS


Uno de los problemas del púlpito hoy en día es lo poco que se habla del pecado, de su orígen y de sus consecuencias. En nuestra cultura el principal pecado es no amarse a uno mismo lo suficiente, para Dios este es el principal pecado. Si consideramos los sermones del pasado encontraremos que los énfasis eran muy diferentes a los que hoy en día tenemos. 

2. En el contexto las tribus de Rubén y Gad pidieron establecerse en las tierras que estaban antes de cruzar el Jordán, por ser tierras de ganado, ante la sospecha de Moisés de que no querían entrar en Canaán, ellos le aseguraron que pasarían con el resto de sus hermanos y lucharían junto a ellos para ganar la tierra prometida. 

3. La preocupación de Moisés era obvia: desde que salieron de Egipto el problema constante eran aquellos que despreciaban la promesa de Dios y querían volver a la esclavitud. Es el mismo problema de lo que hoy se llama erróneamente el “creyente carnal” y en realidad deberíamos llamar el “incrédulo autoconvencido”. Vivir un cristianismo que tiene a Egipto como centro es indicio de perdición, no de salvación. Dios nos ha salvado del Egipto exterior, pero también del Egipto interior. Cambiar nuestras formas, pero seguir codiciando la vida de esclavitud no es cristianismo, es carnalidad disfrazada. 

4. El pecado tiene consecuencias. El gran engaño con el que nos autoconvencemos es que no habrá consecuencias ni daño por el pecado que cometemos. Es falso: el pecado siempre tiene consecuencias, el pecado siempre nos alcanza. Tiene consecuencias para nosotros, nuestra alma se ve afectada, endurecida, ensuciada y dañada. Pero tiene consecuencias para Dios: Él no puede dejar pasar el pecado, no lo puede ignorar, el pecado es una ofensa a Dios mismo, Él es santo.

5. El gran tema de la Biblia es que Dios envió al Salvador, Jesús, a Él le alcanzó el pecado de todos nosotros. Él sufrió las consecuencias de TODOS nuestros pecados. El daño que el bendito Salvador sufrió en la cruz fue enorme, imposible de comprender, Él fue hecho pecado para que nosotros pudiéramos ser hechos justicia de Dios en Él. Piensa en esto, si mi pecado daño al Salvador, ¿no debería tomar más en serio el pecado en mi vida?


lunes, abril 10, 2023

Él ha sido levantado

 Y como Moisés levantó la serpiente en el desierto, así es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

S. Juan 3:14‭-‬16 RVR1960


ÉL HA SIDO LEVANTADO


Cuando los israelitas eran mordidos por “serpientes ardientes”, Dios le ordenó a Moisés que se hiciera una especie de serpiente de bronce, la pusiera sobre un asta y todo aquel que fuera mordido por serpientes mirara a la serpiente de bronce.  Jesús fue también “levantado”, clavado en una cruz para salvación de aquellos que confiamos en la justicia del perfecto Hijo de Dios y en su muerte por nuestros pecados. 

2. El pecado es el mayor de todos los males que sufre la humanidad. Es la causa detrás de todos los males que sufrimos los seres humanos. Y al igual que las “serpientes ardientes” atormentaban a los israelitas nosotros también sufrimos por las consecuencias de nuestra rebelión contra Dios, pero con un agravante: ni siquiera somos capaces de identificar la causa de nuestros males. ¿Cómo podremos encontrar la solución a nuestros problemas si nos negamos a ver que la base de nuestro daño es la desconfianza y enemistad contra Dios?

3. Dios nos ha preparado un salvador, ¡y qué salvador! si bien es cierto que nuestra condenación es justa, Dios nos nos dejó en nuestros pecados, a la espera de un juicio que nos destruiría para siempre, sino que nos envió al más perfecto salvador, al inocente y obediente Hijo, para que por su justicia nosotros fuéramos declarados justos, y por su inocencia nosotros seamos declarados limpios.

4. No hay mayor amor que este: que alguien ponga su vida por un injusto. La mujer que había sido perdonada amó mucho. No busques evidencias de salvación donde no las hay, ¿amas al que te salvó? ¿estás agradecido por tu liberación?

5. Igual que Cristo fue crucificado y ascendido, en un día determinado por Dios será levantado para que todo ojo le vea y toda rodilla se doble. Cristo volverá, pero sin relación al pecado, para salvar a los que le esperamos, no podemos desconectar un hecho de otro porque su levantamiento para salvación,  está relacionado con su levantamiento para gobernar sobre toda nación.


La falta de dominio propio

  ”Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo, ni deis lugar al diablo.“ ‭‭Efesios‬ ‭4‬:‭26‬-‭27‬ ‭ La pérdida de contr...