viernes, junio 30, 2023

Se trata de la idolatría

 Cuando clames, que te libren tus ídolos; pero a todos ellos llevará el viento, un soplo los arrebatará; mas el que en mí confía tendrá la tierra por heredad, y poseerá mi santo monte.

Isaías 57:13 RVR1960


SE TRATA DE LA IDOLATRÍA


Toda la Biblia es una sola revelación, en ella Dios se muestra a sí mismo. Esta biblioteca está diseñada para llevarnos al conocimiento de Dios, a una comprensión más profunda de Quien es Él, y para comprender la magnitud del desastre del pecado en la naturaleza humana. A través de sus páginas entenderemos el incomprensible amor de Dios por una humanidad que está completamente enferma por su pecado, y que ha traicionado a su Hacedor con los ídolos mudos.

2. La idolatría es la tendencia del ser humano a fabricar sus propios dioses. Como dijo Juan Calvino “el corazón humano es una fábrica de ídolos”, o lo que es lo mismo, nuestro problema está en nuestro interior, en nuestro corazón, que es donde se producen los malos deseos. La idolatría es el pecado en esencia, quitar a Dios y ponernos a nosotros mismos, o a un ídolo al que podamos manipular, con el que podamos comerciar, al que podamos comprar, prometer, y negociar con él. Hay algo que está irremisiblemente mal en nuestra naturaleza y es que la misma idea de Dios nos hace violencia, nos repele, no la toleramos.

3. Las consecuencias de la idolatría. Un ídolo no es nada. Carece de poder, de inteligencia, no oye, no ve, “semejantes a ellos son los que los hacen, y cualquiera que confía en ellos” Salmo 115:8. También añade la Escritura: “se multiplicarán los dolores de aquellos que sirven diligentes a otro dios” Salmo 16:4 es decir, el destino de aquellos que han puesto su confianza en el ídolo es el peor de los destinos, en esta vida confusión y dolor, y en la eternidad, perdición y oscuridad perpetuas. Dios nos advierte contra esta locura de la idolatría con la que estamos ciegos, nos invita a confiar en Él y dejar la insensatez.

4. Las promesas de la piedad. La devoción al Dios verdadero revelado en Jesucristo son para esta vida y para la eternidad. Conocer al Dios vivo es en sí una bendición, ES vida eterna y satisfacción real. Hemos sido creados para Él, para conocerle y amarle, para oirle y ser pastoreados por Él, nuestro propósito es ser parte de su familia, y nuestro contexto es la iglesia, el Templo de Dios. El conocimiento y adoración a Dios además tienen la promesa de la eternidad con Él, porque nuestra herencia no es una bendición temporal, nuestra herencia es Dios mismo, somos levitas y sacerdotes que han recibido una mejor porción: Dios. 

5. El reto para hoy es si estás disfrutando ya de tus privilegios y bendiciones espirituales. ¿Has dedicado tu vida al conocimiento de Dios, o estás perdiendo el tiempo? ¿has consagrado tu vida a tener comunión con el Dios vivo, o disipas tus dones en pasatiempos? ¿te recreas en Dios y disfrutas del reposo que hay en Él, o te agotas trabajando para lo que no es comida ni sacia? Nuestra generación ha olvidado la bendición que es tener comunión con Dios y perece de sed, volvámonos a Él, saliendo del campamento, en la soledad del desierto, para encontrarnos con el Dios que nos sustenta y provee.


jueves, junio 29, 2023

Buscad

 ¡Buscad al Señor mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano! Deje el impío su camino y el perverso sus pensamientos, y vuélvase al Señor, el cual tendrá de él misericordia, porque nuestro Dios sabe perdonar con generosidad.

ISAÍAS 55:6‭-‬7 RV2020



BUSCAD


Cuando vives de espaldas a Dios él se vuelve inoportuno. Es un obstáculo en tus planes pecaminosos, una distracción de tus placeres, un aburrimiento en tu vida alejada de Su presencia. Quizás una parte de tí sabe que tiene que volverse a Dios, pero quiere dejarlo para más tarde, porque primero quieres disfrutar de las migajas del pecado. Todo eso es vanidad, es un sin sentido, es profundamente insatisfactorio, ¿qué clase de locura oscurece nuestras mentes y nos aleja de la fuente de todo bien? es un impulso interior que nos aleja de Dios al que la Biblia llama “fracaso”, eso es el pecado, el mayor de nuestros desaciertos, la tragedia que nos acompaña desde que nacemos, y de la que necesitamos ser rescatados.

2. Dios nos invita a buscarle, ¡nos ordena a buscarle! esta es una invitación urgente, ya que nuestra vida es corta, nuestra mente no siempre funcionará bien, y nuestro pecado puede endurecernos más y más. Buscar a Dios es volver nuestros pensamientos a nuestro Creador y Redentor, que su Nombre esté en nuestros labios, y que en silencio nos volvamos a Él, para que examine nuestra vida. Hay tiempo mientras estemos con vida, pero ese tiempo se terminará, y nosotros no podemos saber cuánto tiempo tenemos, por eso la urgencia de buscarle ahora.

3. La segunda invitación es a abandonar nuestras acciones que nos alejan de Dios. Nuestra conciencia alumbrada por la Palabra de Dios debe guiarnos a abandonar todo aquella que enfría nuestra consciencia de Dios, todo aquello que enfríe tu alma, que rompa tu comunión con Dios, y que sea una desobediencia a sus mandamientos ¡aléjate de ello! debemos sacar la levadura del pecado por pequeña que sea, ya que el pecado, por pequeño que sea tiene el mismo poder destructor, un amplio potencial para corromperlo todo. Comencemos por nuestros pensamientos, aquello que nadie puede ver y que está muy adentro de todos nosotros, ¿disfrutas de pensamientos que crees que le son ocultos a Dios? mátalos ¿fantaseas con planes que son abominación a Dios? sácalos. Toda semilla de muerte primero es sembrada por un pensamiento, un deseo, o una fantasía, que se transformará en acción a su tiempo. Busca a Dios y abandona todo pensamiento que te aleje de Él.

4. No es demasiado tarde para tí. A menudo el diablo siembra dos mentiras en las mentes de los que están lejos de Dios, una es que sus pecados son demasiado grandes para ser perdonados, y la otra es que Dios es demasiado severo para perdonarles. El diablo está satisfecho porque esos dos pensamientos tienen una consecuencia: mantenerte alejado de Dios. El hijo pródigo “volvió en sí” cuando pensó en la abundancia de la casa de su padre, y en que los jornaleros tenían mejor vida que él lejos de su casa, ignoraba el amor de su Padre y su disposición a perdonarle. ¡Qué estupidez pensar que Dios no está dispuesto a perdonar! no hay más que mirar a Cristo crucificado para saber que Dios está más dispuesto a perdonar de lo que nosotros estamos a arrepentirnos. El pecado es una necedad porque envenena nuestra mente con mentiras sobre el bondadoso y paciente Dios que entregó a su Hijo para nuestra liberación y perdón. ¡Vuelve a Él mientras estás a tiempo!


miércoles, junio 28, 2023

Guerra contra el Cordero

 Pelearán contra el Cordero, y el Cordero los vencerá, porque él es Señor de señores y Rey de reyes; y los que están con él son llamados y elegidos y fieles.

Apocalipsis 17:14 RVR1960


GUERRA CONTRA EL CORDERO


¿Quien hace la guerra contra el Cordero? el capítulo 17 habla de los diez reyes que darán su autoridad a la bestia, la cual hará guerra contra Jesucristo y sus seguidores. Desde los tiempos en que los sacerdotes prohibieron a Pedro y a los discípulos hablar en el nombre de Jesús, la bestia ha hecho la guerra contra el Cordero inmolado. En cada generación un sistema de odio contra Dios y contra su enviado ha peleado buscando poner freno al evangelio de Jesús, y anular a la Iglesia, los que han sido redimidos. Se trata de una triple alianza política, económica y religiosa, es decir, todos los poderes de este mundo, animados por el dragón, la misma serpiente antigua.

2. Esta guerra está durando todo el periodo de la Iglesia, no ha habido un sólo año de reposo, ya que los santos de Dios han sufrido la persecución y la muerte por parte de la Bestia. Pero el libro de Apocalipsis nos enseña que esta persecución tiene fin, que los juicios de Dios ya están cayendo sobre este sistema de odio a Dios, y que la liberación de los hijos de Dios está a punto de suceder. 

3. El Cordero, Quien es nuestro bendito Señor Jesucristo, sacrificado por nuestros pecados y resucitado para nuestra justificación, vencerá, encadenando a la Bestia y finalmente arrojándolos al lago que arde con fuego y azufre, símbolos de destrucción y juicio eternos, así como de castigo. Como dijo el mismo Señor Jesús, el Hijo, el heredero de la viña, fue enviado y le hicieron todo lo que quisieron, pero finalmente vendrá para castigar a estos malvados y recuperar la viña que es suya. Los planes de Dios son imparables, el poder de Dios no tiene límites ni hay ser humano o potestad que pueda frustrarle, en Él todas las promesas son sí y Amén. El reloj de Dios está en marcha y está determinada una hora de juicio para los enemigos de Dios.

4. Jesús es Rey de reyes y Señor de señores, ¿qué significa esto? que por encima de todas las posiciones de autoridad que existen está el Rey sobre todos. Todo rey y toda autoridad en este mundo tiene un poder que le ha sido dado, sólo es un humano, en cualquier momento Dios puede quitarlo o ponerlo, pero Jesús es la fuente de la autoridad, de Él nace el poner y quitar reyes, y de Él nace el poder verdadero, Él es Quien con su palabra creó todas las cosas, da vida y quita la vida, hace la luz y todas las cosas en Él son. No estamos ante una lucha de fuerzas igualadas, no son dos facciones enemigas en un equilibrio de fuerzas, esta es una lucha completamente desigual, donde lo que está librándose es el honor, la grandeza, y la Gloria del Dios que es misericordioso y justo. Dios se está glorificando en Su iglesia, aquellos que por Su Gracia han sido salvados, sin mérito alguno han sido lavados en la sangre de Jesús. Pero Dios también se va a glorificar en el juicio que llevará a cabo sobre la bestia y el dragón. Estos enemigos en breve serán aplastados bajo los pies de Jesús, la descendencia de la mujer. 

5. Lo que está en juego es tu alma, reconciliaos con el Hijo, antes de que Él vuelva. Dios ha enviado a su embajador de paz, y hoy nos manda reconciliarnos con Él, ¿despreciaremos al Salvador enviado? Dios ha hecho posible la salvación imputando a Jesús nuestros pecados, y juzgándolo en nuestro lugar para que nosotros seamos libres de la culpa, de la pena y del juicio. 

6. Creyente, levanta tus ojos al Cielo, tu liberación llega pronto. Jesús viene en las nubes y todo ojo lo verá. Llegará el día en el que esta pesadilla de gobierno humano alcanzará su fin. Nuestra redención está de camino, seremos unidos a Él y siempre estaremos con Él. Ven Señor Jesús.


martes, junio 27, 2023

Los juicios de Dios

 Oí una gran voz que decía desde el templo a los siete ángeles: Id y derramad sobre la tierra las siete copas de la ira de Dios.

Apocalipsis 16:1 RVR1960



JUICIOS SOBRE LA HUMANIDAD


El capítulo 16 de Apocalipsis describe la última serie de juicios, revelados como las “siete copas de la ira de Dios”, los juicios más severos que nos recuerdan a los juicios que Dios derramó sobre Egipto, una potencia idólatra enemiga del pueblo de Dios.

2. ¿Por qué Dios derrama sus juicios sobre la humanidad? la primera razón es porque rechazan al Hijo enviado, rechazan el testimonio de Jesús, y rechazan a los redimidos. Las almas de los mártires por causa del testimonio de la palabra aparecen varias veces, claman debajo del altar, y sus oraciones se añaden a los juicios que se derraman. Esta humanidad al dar la espalda a Dios ha adorado a la bestia, un sistema político y religioso que excluye a Dios, sobre esto se pueden hacer muchas especulaciones, pero la esencia es que el reino de los hombres es una triple alianza política, económica y religiosa enemiga de Dios y de los seguidores del Hijo de Dios. Otra razón son las obras injustas, la idolatría (la sustitución de Dios por un objeto de culto), la inmoralidad, la blasfemia, etc…

3. Los juicios de Dios responden a la pregunta: ¿por qué Dios no hace nada frente a la maldad? el problema es que cuando se derraman estos juicios la humanidad maldice a Dios por los mismos.

4. Estos juicios se están derramando desde la iglesia comenzó a sufrir por causa del testimonio, son los estertores de un sistema de maldad que ya ha sido juzgado y que está próximo a caer. Y son, sobre todo, una señal para la iglesia, para que levante su cabeza y entienda que su completa redención está cerca, porque el Cordero inmolado reina y viene pronto.

5. Estos juicios son un acto de misericordia de Dios, el sonido de trompetas que anuncian un cambio de era, y un llamado al arrepentimiento, una invitación a volverse a Dios. No obstante los hombres, dice Apocalipsis, no se arrepintieron ni dejaron su idolatría. Dios prolonga sus juicios para que este mundo sin Dios salga de su sopor y reconozca que Dios reina.

6. Estos juicios son las últimas páginas en el calendario de Dios, ya que un último evento pondrá fin a los tiempos de los gentiles e iniciará el gran juicio final y el inicio del Reino de Dios, donde sólo aquello que es santo entrará en su presencia. Ninguno somos dignos de entrar en el Reino venidero, ni de ser declarados inocentes ante Dios, pero Dios ha dado a la humanidad un Salvador, un cordero de expiación, una víctima inocente para que por su inocencia podamos ser justificados, perdonados, limpiados y aceptados. Jesús, aquel que está en el centro de la adoración celestial de los cuatro seres vivientes y de los 24 ancianos, es nuestra puerta de entrada al Cielo de Dios, y nuestra redención, sigamos confiando en Él cada día, y sigamos esperando en Él.


lunes, junio 26, 2023

Los que siguen al Cordero

 Después miré, y he aquí el Cordero estaba en pie sobre el monte de Sion, y con él ciento cuarenta y cuatro mil, que tenían el nombre de él y el de su Padre escrito en la frente. Y oí una voz del cielo como estruendo de muchas aguas, y como sonido de un gran trueno; y la voz que oí era como de arpistas que tocaban sus arpas. Y cantaban un cántico nuevo delante del trono, y delante de los cuatro seres vivientes, y de los ancianos; y nadie podía aprender el cántico sino aquellos ciento cuarenta y cuatro mil que fueron redimidos de entre los de la tierra. Estos son los que no se contaminaron con mujeres, pues son vírgenes. Estos son los que siguen al Cordero por dondequiera que va. Estos fueron redimidos de entre los hombres como primicias para Dios y para el Cordero; y en sus bocas no fue hallada mentira, pues son sin mancha delante del trono de Dios.

Apocalipsis 14:1‭-‬5 RVR1960



LOS QUE SIGUEN AL CORDERO


Apocalipsis nos ha sido dado para entender nuestra realidad a la luz de la profecía, es por tanto un libro que habla del presente a la luz de nuestro futuro. Para aquellos que están sufriendo es un rayo de luz y esperanza que les permite ver la realidad con los ojos de Dios. La gran noticia es que Jesucristo reina, que sus juicios son liberados, y que los que siguen al Cordero será protegidos, sustentados y vengados.

2. Se dice de los creyentes que son los que “siguen al Cordero por dondequiera que va”. La lealtad de estos discípulos de Jesús es total. El Señor Jesús le dijo a Pedro: “A donde yo voy, no me puedes seguir ahora; mas me seguirás después” Juan 13:36, y así fue, Pedro saldría de Galilea siguiendo a Cristo a otros lugares, y dando testimonio de Él hasta su muerte, y ahora está en Sion, cantando un cántico nuevo, en la presencia del que está sentado en el trono y del Cordero. 

3. ¿A dónde te está llevando tu fe en Jesús? ¿eres tú quien sigue a Jesús o eres tú quien obliga a Jesús a ir contigo a dónde no quiere ir? el discípulo de Jesús se niega a sí mismo para seguir a Jesús a Jerusalén, a cumplir la voluntad del Padre. Si la obediencia no caracteriza tu vida, tu adoración no vale nada. 

4. La redención no está separada de la santificación, no podemos hacer que la santificación sea una opción para sólo un grupo de creyentes. Aquellos que han sido comprados por la sangre de Jesús, también han sido apartados para Él. La redención es la fuente de la santificación personal, nada que no sea santo no entrará en su presencia.

5. Quienes siguen a Jesús en vida, lo disfrutarán más allá de la vida, el Cordero no los negará. ¿Te identificas completamente con Jesús? ¿a dónde te lleva tu identificación con Él? El apóstol Pablo anhelaba indentificars econ Jesús en todo sentido, y decía que deseaba: “ser hallado en él, no teniendo mi propia justicia, que es por la ley, sino la que es por la fe de Cristo, la justicia que es de Dios por la fe;  a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos, llegando a ser semejante a él en su muerte, si en alguna manera llegase a la resurrección de entre los muertos.” Filipenses 3:9-11

6. Seguir al Cordero por dondequiera que va implica estar alerta espiritualmente, velar y buscar diariamente al Señor, siendo conscientes de su presencia, y renovando nuestras mentes con la Palabra de Dios. Ser como las vírgenes prudentes que tuvieron sus lámparas encendidas, o como Ananías, que velaba en oración y cuando el Señor le habló le respondió “Heme aquí” Hechos 9:10. Seguir al Cordero es vivir en su presencia, caminar con Él es seguirle. En un mundo de distracciones apartemos nuestra mente del ruido y vayamos al desierto a encontrarnos con Él.


viernes, junio 23, 2023

Salvación a todos los términos de la tierra

 él dice: «Poco es para mí que solo seas mi siervo para levantar a las tribus de Jacob y restaurar al resto de Israel; también te he dado por luz de las naciones, para que seas mi salvación hasta lo último de la tierra».

ISAÍAS 49:6 RV2020


SALVACIÓN A TODOS LOS TÉRMINOS DE LA TIERRA


El plan de Dios ha sido revelado a través de una sola historia, porque la Biblia no son muchas historias, la Biblia es una sola historia: la historia del plan de salvación cuya culminación es el Señor Jesús. El anuncio de una salvación que no sólo alcanzaría a Israel, sino a toda la tierra se ve desde Génesis a Apocalipsis, mostrando una asombrosa unidad en la historia, un mismo hilo conductor que atraviesa miles de años, distintos escritores, distintas culturas, y el mensaje es el mismo: el Mesías prometido, la promesa de Abraham cumplida, la redención por medio del resucitado.

2. Es sorprendente que el profeta Isaías recibiera un mensaje que iba mucho más allá de su comprensión del plan de salvación, pero que otros, centenares de años después, comprenderían. 1 Pedro 1:10 dice: “Los profetas que profetizaron de la gracia destinada a vosotros, inquirieron y diligentemente indagaron acerca de esta salvación, escudriñando qué persona y qué tiempo indicaba el Espíritu de Cristo que estaba en ellos, el cual anunciaba de antemano los sufrimientos de Cristo, y las glorias que vendrían tras ellos”. ¿Somos nosotros conscientes del privilegio que es tener conocimiento del único nombre en el que hay salvación (Hechos 4:12). En estos postreros días Dios ha hablado en el Hijo y nosotros podemos conocerle, podemos invocarle y podemos entender que nuestra paz con Dios viene por medio de Él, ¿no es este un bendito conocimiento, un privilegio inmenso?

3. El plan de salvación sigue en marcha, aun no hemos visto el cumplimiento de todas las promesas que derivan de la victoria de Cristo en la cruz, no hemos visto la resurrección de los cuerpos, a Jesús ocupando el trono de David, a Dios reinando en toda la tierra, no hemos visto cómo la paz alcanzará cada rincón de nuestro mundo, y la justicia gobernando, tampoco hemos visto a la misma creación disfrutando de la redención, no hemos visto a la nueva Jerusalén descendiendo del Cielo a nosotros, ¡todo esto apenas lo entendemos, apenas lo imaginamos, pero se cumplirá conforme a la Palabra de Dios! ¿estás preparado para estos benditos eventos? “Así que manténganse en guardia, no dormidos como los demás. Estén alerta y lúcidos” 1 Tesalonicenses 5:6, “Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia” Romanos 13:13

4. Este sistema maligno al que la Biblia llama “el mundo” está a punto de desvanecerse, procuremos renovar nuestra mente, buscando a Dios cada día, procuremos tener pocas esperanzas en este mundo, y muchas en el Reino que ha de venir. Que el sueño espiritual y los deseos que arruinan nuestra alma no ganen terreno, porque nuestra esperanza está de camino, nuestro Amado viene, no hay esperanza más luminosa, ni futuro más gozoso que este.


jueves, junio 22, 2023

Conocimiento de Dios

 CONOCIMIENTO DE DIOS


El sacerdote Elí aunque llamó la atención de sus hijos, no fue capaz de poner freno a la corrupción de Ofni y Finees, aquellos dos hombres usaron el sacerdocio para su provecho personal, y usaron las ofrendas a Dios para ellos mismos. No temían a Dios, no respetaban el sacerdocio, y por último tampoco oyeron a su padre, por lo tanto Dios mismo tuvo que intervenir.

2. El texto dice que ellos eran impíos, no tenían devoción ni respeto a Dios, no sentían afecto alguno por Dios y su reputación, eran por lo tanto, la personas menos indicadas para el sacerdocio. Lo segundo que se nos dice de ellos es que no conocían quien es Dios. Por lo tanto tenían el oficio de servir a Alguien a quien no conocían, eran ateos al servicio de las cosas santas.

3. Cuando la Biblia dice que alguien no tiene conocimiento de Dios está diciendo que esa persona está completamente desorientada en la vida, que vive en la oscuridad de la ignorancia, y que esa falta de conocimiento le ha llevado a cometer actos que traerán el juicio de Dios sobre él. Para combatir esa ignorancia Dios se ha revelado a sí mismo por medio de un conjunto de libros al que nosotros llamamos “Biblioteca” o “Biblia” en su forma abreviada. Toda la revelación de Dios, los hechos de salvación, los poemas, oráculos, profecías, los hechos de Jesús, sus palabras, las de sus apóstoles, todo ha sido recopilado para que podamos tener conocimiento de Dios. Dice la Escritura que los impíos apartan su oído para no oir la Ley de Dios, no seamos nosotros así. 

4. ¿Te aplicas al conocimiento de Dios? ¿eres consciente de lo peligrosa que es la ignorancia de Aquel que un día será tu juez, pero que hoy puede salvarte? De todas las ramas del saber la más eminente es el conocimiento de Dios, esta es el principio de la sabiduría. Píde a Dios que te dé deseos de conocerle y obedecerle, dedica lo mejor de tu día al estudio del libro de Dios para que seas transformado. 

5. Si Ofni y Finees hubieran conocido a Dios le hubieran servido, y Dios les habría recompensado, sus hijos le hubieran servido después de ellos, pero ellos fueron cortados delante de Dios. Con todo ellos recibieron las advertencias de su padre, pero persistieron en su ignorancia y desobediencia. 

6. Dios nos envío en estos últimos tiempos a Su Hijo para darse a conocer. Él es “el resplandor de su gloria y la imagen misma de su sustancia” Heb 1:3. Es Quien nos revela al Padre, y es la puerta por medio del cual entramos a la vida. Jesús nos une al Padre y no tenemos otro maestro que Él. Escuchémosle , creámosle, démosle el reconocimiento que Él se merece.


miércoles, junio 21, 2023

Esto no va de identid4d s3x4sl, sino de amor romántico

 

Un trono establecido en el Cielo

 Y al instante yo estaba en el Espíritu; y he aquí, un trono establecido en el cielo, y en el trono, uno sentado.

Apocalipsis 4:2 RVR1960



UN TRONO EN EL CIELO


Apocalipsis es más que un libro que habla de profecía, es un libro que habla de Dios, del Cielo de Dios y de la autoridad de Dios. Dios es un ser profundamente misterioso, el Cielo es un lugar asombrosamente misterioso, y en Apocalipsis se nos muestra algo de este Dios tan distante que se ha hecho tan cercano en Jesús.

2. El contraste de Apocalipsis no podía ser mayor, mientras en la tierra las naciones están agitadas como un mar embravecido, en el Cielo hay un mar como de cristal, en perfecta calma. Mientras en la tierra está el trono de la bestia sobre el cual un juicio ha traído oscuridad y dolor a los hombres, en el Cielo y por encima de todo, un trono, y en el trono, a Dios mismo sentado. Dios reina, por encima de todos los tronos y posiciones de autoridad, por encima del desastroso gobierno de los seres humanos: ¡Dios reina! por encima del dolor y del fracaso del reino de los hombres, Dios está llevando a cabo un plan de salvación en el que va a extender su reino como en el Cielo, así también en la tierra.

3. La Biblia describe los niveles de autoridad real por la posición de cada autoridad. Nosotros tenemos alcaldes, y por encima del alcalde a un gobernador, y por encime de este a un presidente o rey, y por encima de todos los reyes de la tierra hay un rey en el Cielo, este trono que está “establecido en el Cielo” es un trono que está por encima de todos los demás tronos, gobierna sobre todos ellos. Quizás sea invisible a nuestros ojos, pero es el único trono que está por encima de los otros tronos. Necesitamos levantar nuestra vista de las circunstancias en las que estamos y entender que Dios reina por encima de todo. Necesitamos tener bien clara esta visión del trono establecido en el Cielo y que nuestra fe y confianza estén firmemente ancladas allí. Jesús entró a este trono, como un cordero inmolado, para que nosotros tengamos acceso por medio de Él, este esperanza “que tenemos como segura y firme ancla del alma, y que penetra hasta dentro del velo, 20 donde Jesús entró por nosotros como precursor, hecho sumo sacerdote para siempre según el orden de Melquisedec” Hebreos 6:19.

4. Es necesario tener una visión celestial de las cosas celestiales. Juan “estaba en el Espíritu”, las cosas que él vio las vió porque el Espíritu de Dios le llevó a verlas. No es posible entender, discernir, ni ver la realidad del mundo espiritual si no es porque el Espíritu de Dios nos abra los ojos y nos lleve a verlas. Cada día necesitamos volvernos a Dios, invocar su nombre, buscar su presencia y renovar nuestra fe. Necesitamos renovar nuestros pensamientos y buscar en la Palabra de Dios los pensamientos que el Espíritu inspiró para conocer al que nos ha sido revelado. No necesitas tener una visión celestial, pero sí necesitas leer lo que el Espíritu reveló a Juan, para que junto a Juan, tú también puedas ser llevado a la presencia de Dios, oir la voz del que habla desde el trono y anticiparte a la gran victoria que el Cordero ejecutará.

5. Apocalipsis nos ha sido dado para afirmar nuestra fe en Dios, y para tener una comprensión de que por más terribles que sean los sufrimientos, nuestra esperanza, que es el Hijo de Dios, vendrá para hacer justicia, poner fin al mal, y reinar con justicia. Dice la Escritura que por más que aparentemente prosperen los malos, su maldad tiene una fecha límite “Maquina el impío contra el justo, Y cruje contra él sus dientes; El Señor se reirá de él; porque ve que viene su día” Salmo 37:12-13, ¡viene el día en el que miraremos y no veremos al malvado porque Dios mismo se lo llevará.


domingo, junio 18, 2023

Perseverancia

 Cualquiera que se extravía, y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ese sí tiene al Padre y al Hijo.

2 Juan 1:9 RVR1960


PERSEVERANCIA


Una de las marcas del hijo de Dios es la perseverancia, permanecer fiel a la fe a la que fue llamada, no sólo mantener el testimonio de su confianza en el Salvador y Señor Jesucristo, sino vivir una vida apegada a Él. Un creyente que persevera es que es parte de la iglesia local, la familia de la fe, se reúne el día del Señor, y ama a sus hermanos. Se identifica con el pueblo de Dios porque es parte del pueblo de Dios, y el pueblo de Dios lo reconoce como uno de los suyos.

2. La perseverancia es la marca de Dios en el creyente porque el Señor “conoce a los que son suyos” (2 Tim 2:19) el Dios que lo salvó lo ha apartado del mundo y lo ha tomado para sí, como apartó a Israel de Egipto “yo te saqué de la tierra de Egipto” Dt 5:6 Dios nos sacó de la servidumbre del pecado, nos circuncidó en Cristo (Col 2:11) y nos marcó con Su Espíritu. La salvación le ha sido dada como un regalo, como un don, e “irrevocables son los dones y el llamamiento de Dios” Rom 12:9 ahora pertenece a un nuevo dueño, y nadie lo arrebatará de ese dueño (Juan 10:28). 

3. La perseverancia es la evidencia de que Dios está trabajando en el creyente. Si el Espíritu Santo está en el creyente, ya no puede vivir de otra manera que unido al pueblo de Dios, apegado a Su Palabra, andando como un hijo de Dios en medio de una generación maligna y perversa. No existe un sólo creyente que no persevere en el camino de Dios. En cambio todos los que afirman ser creyentes, pero no perseveran están perdidos en sus pecados, no han sido marcados como hijos de Dios. 

4. El propósito de esta enseñanza es claro: debemos vivir en un santo temor, conscientes de nuestra humana debilidad, sabiendo que separados de Dios nada podemos hacer. El creyente teme, el incrédulo está poseído de una confianza necia, de una seguridad suicida. El creyente se apoya en Dios y le invoca, pidiendo al Padre que le libre del mal, el no creyente se olvida de Dios y se justifica a sí mismo. “Velad, pues, porque no sabéis cuándo vendrá el señor de la casa; si al anochecer, o a la medianoche, o al canto del gallo, o a la mañana; Y lo que a vosotros digo, a todos lo digo: Velad.”

S. Marcos 13:35‭-37 Velad es no permitir que el enemigo gane terreno, vigilar para que los ladrones de la vida espiritual no hurten ni roben, para que no nos deslicemos, y para que cuando Cristo vuelva no durmamos espiritualmente, siendo negligentes, descuidados. “Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento” 2 Pedro 1:5 RVR1960 En medio de un cristianismo formal y sin vida, el cristiano NORMAL debe hacer de su vida una búsqueda continua de Dios, practicando siempre que pueda la oración secreta, el estudio de la Palabra de Dios, y procurando el arrepentimiento.

5. La perseverancia es la Gracia de Dios impulsando al creyente a permanecer en Cristo, a pesar de los deseos de su carne, y de las tentaciones exteriores. ¿Esto contradice a los puntos anteriores? no, sino que lo completa. Dios impulsa al creyente a buscarle y obra en él la perseverancia. Trabajemos en nuestra salvación como si todo dependiera de nosotros, sabiendo que todo depende de Él y de Su Gracia. Temamos, para que a la menor señal de debilidad espiritual nos pongamos sobre nuestras rodillas invocando a Jesús como hizo Pedro: ¡Señor, sálvame!


Puedes escuchar este mensaje en su formato en audio:

https://go.ivoox.com/rf/110663601


¡Persevera! sigue la vida cristiana : Julio Martínez : Free Download, Borrow, and Streaming : Internet Archive

jueves, junio 15, 2023

Todo perece

 Una voz dijo: «¡Grita!». Y yo pregunté: «¿Qué debo gritar?». «Grita que los seres humanos son como la hierba. Su belleza se desvanece tan rápido como las flores en un campo. La hierba se seca y las flores se marchitan bajo el aliento del Señor. Y así sucede también con los seres humanos. La hierba se seca y las flores se marchitan, pero la palabra de nuestro Dios permanece para siempre».

Isaías 40:6‭-‬8 NTV


TODO PERECE


En estos días la llamada predicación, en el mejor de los casos, presenta a Cristo como Salvador, pero no presenta la tragedia que es el pecado. El juicio de Dios sobre el pecado es un juicio justo, porque Dios es perfectamente justo. El tamaño de la ofensa que es el pecado es proporcional a la dignidad del ofendido, no es lo mismo una falta de respeto a un soldado británico que a la reina de Inglaterra, de la misma manera una ofensa al glorioso Dios es inmensa, porque la dignidad de Dios es inmensa.

2. El juicio al ser humano. Los días del ser humano son muy pocos, a los ojos de Dios son como cierta hierba que crece en el desierto por la mañana y al final del día el calor la termina extinguiendo. Nosotros somos así, seres pasajeros, nuestra vida es corta, antes que nosotros hubo muchos otros mucho más poderosos y ricos que nosotros, pero perecieron y nadie apenas los recuerda. Este es un juicio de Dios pronunciado en Edén, donde se nos dijo que el día que desobedezcamos a Dios “ciertamente moriréis”. Y estamos muriendo, lentamente, desde que nacemos. Dios ha puesto límites a la maldad del ser humano poniendo límites a su vida.

3. Frente a la temporalidad del ser humano se nos presenta la eternidad de la Palabra de Dios. Generación tras generación la Palabra de Dios ha permanecido, inmutable, los hombres han pasado, pero la Palabra de Dios permanece. Dios ha querido enviarnos Su Palabra para que podamos volvernos a Él, para que podamos conocerle a Él y conociéndole tener vida. En estos últimos tiempos Dios nos ha enviado a Su Hijo, Jesús, Quien es la Palabra hecha hombre, Dios mismo, mensaje y mensajero en la misma persona, tan cerca de nosotros ¡que vivió entre nosotros!

4. Cada uno de nosotros debe pensar seriamente en dos cosas: la certeza de su muerte, y el Dios que le invita a volverse a Él. No pensamos demasiado en nuestra muerte, tampoco pensamos seriamente en nuestra muerte, hacerlo es un ejercicio saludable que hace que se desvanezcan las cosas sin importancia que nos preocupan y podamos entender cuales son las importantes. A menudo vivimos preocupados por asuntos sin importancia y descuidamos lo esencial. Pensar en lo pronto que pasa nuestra vida nos ayudará a ser conscientes de lo frágiles que somos. Pensar en la oferta de paz que viene de lo Alto nos ayudará a entender nuestra necesidad del perdón que se nos ofrece por medio de Jesús. Amigos, huyamos de esa locura que es pensar que nada va a cambiar: TODO va a cambiar para nosotros antes de lo que pensamos, pero Dios nos ha invitado a tener amistad con Él, nos ha abierto su casa para que seamos parte de su familia. Doblemos nuestras rodillas ante Aquel que es la Palabra hecha hombre, que por su muerte nos liberó del pecado y la muerte, y por su resurrección tiene poder para hacernos interiormente libres de la esclavitud del pecado.


martes, junio 13, 2023

El evangelio

 Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad.

2 Pedro 1:16 RVR1960



El testimonio de Jesús, el Hijo de Dios, quien se presentó en cumplimiento de las profecías y que cumplió la justicia de Dios, siendo Él nuestro sacrificio por nuestros pecados, Quien resucitó y reina, esperando a tomar el control de las naciones para sentarse en el trono de David, es el testimonio de personas que pagaron las consecuencias de permanecer fieles a lo que habían visto y oído. Los testigos oculares de la vida, muerte y resurrección de Jesús fueron fieles y esto es lo que nos han transmitido. 

2. Este mensaje tiene poder en sí mismo, es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree (Rm 1:16). Este mensaje es la salvación del mundo, y la condenación del aquellos que no creen. Es salvación porque nos señala al Salvador, a Cristo Jesús, nos lleva al perdón y la reconciliación con Dios, a ser declarados justos, hijos de Dios. Es condenación para los que lo rechazan, para los que lo ignoran y no creen sus advertencias y promesas. Este mensaje es la gran pregunta que todo ser humano tiene ante sí. No podemos ignorarlo, porque es darle la espalda al mismo Dios.

3. Este mensaje es nuestra esperanza. No es una esperanza basada en fábulas, historias, sino en base a los testigos presenciales de los hechos que se nos cuentan. Es un consuelo en esta vida, un ancla de fe en las horas de la muerte, y una esperanza de vida en Dios. Aquellos que hemos creído somos sustentados por esta esperanza que Cristo Jesús nos trajo.

4. La majestad de Dios se revela en este evangelio. Dios se glorifica en aquellos que salva, mostrando su perdón y Gracia. Pero Dios también se gloria en aquellos que son justamente juzgados, enfrentándose a un Dios que no tiene por inocente al culpable, y que no dejará sin castigo ninguna maldad, porque Él es justo y santo. Alabamos y nos asombramos de Dios por su eterno evangelio, en Él Dios se revela a sí mismo, en él contemplamos el rostro de Dios, su naturaleza y vemos que Él es admirable.

5. Nuestro reto para hoy es que este mismo evangelio, confirmado por los apóstoles, sea el motor de nuestra vida, la meta de nuestra existencia, la base de nuestra espiritualidad. Que el evangelio ilumine nuestro ser, nos revele a Dios, nos lleve de la mano a un encuentro con el Dios vivo y verdadero. Él es amor y ese amor nos ha dado a Su Hijo, para que por medio de Él tengamos vida.


viernes, junio 09, 2023

El sufrimiento

 He aquí, tenemos por bienaventurados a los que sufren. Habéis oído de la paciencia de Job, y habéis visto el fin del Señor, que el Señor es muy misericordioso y compasivo.

Santiago 5:11 RVR1960



EL SUFRIMIENTO


El sufrimiento en todas sus formas es en sí una prueba de fe, ataca nuestra confianza en Dios, nos susurra mentiras, cuestiona el amor de Dios hacia nosotros, y en última instancia busca que nos alejemos de Dios. ¿Sobrevivirá nuestra fe a las pruebas? ¿dejaremos de perseverar en los caminos del Señor?

2. Nuestro texto nos habla del ejemplo de Job, a quien la Escritura presenta como un hombre de Dios, no sólo su reputación era ejemplar, sino que su fe era ejemplar. El sufrimiento sigue siendo un misterio para nosotros, ya que no sólo ignoramos muchas cosas de nuestro mundo, ¡cuanto más podemos saber cómo Dios gobierna todas las cosas!, pero sí podemos saber el fin del sufrimiento de Job, de cómo él fue transformado, llegando a conocer a Dios de forma más clara, y viendo la autoridad de Dios, Su poder, y su misericordia. La lección de Job es una lección de fe bajo la tormenta, y el mensaje es: perseveremos, seamos resistentes, fortalezcámonos en nuestra fe en el Dios que es soberano.

3. El siguiente ejemplo de sufrimiento es nuestro bendito Señor, un “varón experimentado en el quebranto”, el Señor Jesús conoció el sufrimiento en todas sus formas, hubo en el padecimiento de Jesús niveles de intensidad que ningún ser humano jamás ha experimentado. Él no sólo sufrió hambre, tristeza o persecución, Él experimento la Ira de Dios contra el pecado, y la experimentó en su justa persona. Dios lo hizo maldición para que nosotros podamos ser amados y recibidos por Dios. Su sufrimiento glorificó al Padre, trajo las bendiciones de Abraham profetizadas a toda la tierra, y cumplió la justicia de Dios por nosotros. 

4. ¿Cómo enfrentamos nosotros el sufrimiento? la respuesta es: miremos a Dios, a Aquel que es “muy misericordioso y compasivo”. Confiemos en Él, y por último: perseveremos bajo el fuego, siguiendo el ejemplo de Job y de Jesús. Las actitudes de estos eran de confianza en Dios, de perseverancia en la fe, aferrándose a Dios con más fuerza cuando las circunstancias eran más difíciles, y gozándose en su futura liberación. 

5. Desde este lado de la cruz sabemos que tenemos un sumo sacerdote, Jesús, que puede compadecerse de nosotros, interceder por nosotros, y fortalecernos con Su Gracia. Encomendémonos a Él y busquemos en Él descanso de nuestras propias, fortaleza en nuestra debilidad, y consuelo de nuestras heridas. Él atravesó la Ira de Dios y la enemistad de los hombres para lograr una victoria, Él nos sostuvo en la cruz y nos llevó en su seno ante el Padre.


jueves, junio 08, 2023

¿Es Dios tu tesoro?

 En aquel día, él será tu cimiento seguro, y te proveerá de una abundante reserva de salvación, sabiduría y conocimiento; el temor del Señor será tu tesoro.

Isaías 33:6 NTV



¿CUAL ES TU TESORO?


El pueblo que había dejado a Dios había sido duramente castigado, conforme a sus pecados, pero Dios no lo había destruído. Los Asirios fueron el azote en la mano de Dios, pero tras el castigo de Dios, vienen las promesas de restauración, de bendición y de vuelta a Dios. La bendición del pueblo de Dios no son las cosechas, ni la seguridad de sus ciudades, la bendición del pueblo de Dios es Dios mismo, es un pueblo centrado en Dios que respeta a Dios por encima de todas las cosas, y que valora a Dios por encima de todas las cosas. 

2. Si bien es cierto que Dios promete prosperidad a su pueblo, el verdadero tesoro será el temor de Él mismo. Esta lección la aprendieron a base de sufrir, y al ser desterrados de la tierra de Israel. Lejos de Dios y lejos de las promesas de Dios entienden que su mayor tesoro es Dios. Quizás Dios ha permitido que pases por periodos de sequedad para que experimentes el anhelo de Dios, ¡bendita disciplina que nos acerca a Dios! aun hay esperanza para tí, porque si en lugar de ella hubieras sido castigado con el olvido de Dios, es que ya no hay esperanza. Si nuestros pecados nos llevan a llorar por la presencia de Dios, entonces sabemos que Él nos anhela, es tiempo de arrepentirnos y buscarle. De buscarle con desesperación, con necesidad. 

3. La gente que busca un tesoro dedican todas sus fuerzas a buscarlo. Una persona que busca un tesoro no conoce el cansancio, su mente no piensa en otra cosa, no va a parar hasta encontrar aquello que busca. Si Dios es nuestro tesoro tenemos que aprender a buscarle con diligencia, con perseverancia, con dedicación, sin conocer el cansancio. Aquel que, por la misericordia de Dios, descubre que Dios es el mayor tesoro lo buscará con determinación. Debemos buscar a Dios así. Quizás no has llegado a ese punto, pero le pido a Dios que Él obre en nosotros esta determinación santa, esta bendita locura de buscarle más que incluso la comida. No hay bendición ni satisfacción fuera de Él.


miércoles, junio 07, 2023

El Rey venidero

 He aquí que para justicia reinará un rey, y príncipes presidirán en juicio. Y será aquel varón como escondedero contra el viento, y como refugio contra el turbión; como arroyos de aguas en tierra de sequedad, como sombra de gran peñasco en tierra calurosa.

Isaías 32:1‭-‬2 RVR1960


Pensamos que la política es decepcionante, y lo es, porque nuestro anhelo es el de alguien honesto y capaz que pueda gobernar con excelencia y traer bendición. En nuestro interior el listón está tan alto, que ignoramos que la raza humana está por igual corrompida por su lejanía de Dios, y que nuestra esperanza va más allá de lo que como humanos podemos producir. 

2. Un rey. La profecía es que Dios levantará un Rey, de todos los atributos que podría mencionar el que se menciona es la justicia. No menciona otro que la justicia. Toda la estirpe de reyes humanos han fracasado al gobernar para sí mismos, para sus intereses, o cometiendo errores que les impedía traer justicia. Un rey humano no sólo tiene limitaciones que afectan a su juicio, y comprensión, sino que su propio sentido de la justicia no es el de Dios, Quien es la fuente de toda justicia. La justicia de Dios ha sido revelada para nosotros en la Ley, por medio de sus prohibiciones, maldiciones y bendiciones. Dios se ha revelado a sí mismo en la perfección de Su Palabra, y fuera de Él no hay justicia, sino criterios humanos imperfectos.

3. Este rey no sólo es justo, sino que cumplirá toda justicia, al ser justo, cargó con nuestros pecados, “el justo, por los injustos, para llevarnos a Dios” (1 Pe 3:18). 

4. Cuando el Señor Jesucristo reina será “como escondedero contra el viento” y “como arroyos de agua en tierra de sequedad”. La bendición de Dios se desatará en Su reino, alcanzando los extremos de toda la tierra. Nuestro mundo descansará de la guerra, y la injusticia sencillamente no existirá. Jamás la humanidad conocerá una paz y prosperidad como la que Jesucristo traerá. El conocimiento de Dios y la conexión de Dios con nosotros, su pueblo, será completa y perfecta, y por fin tendremos satisfacción en Aquel que trae ríos de agua viva. 

5. Este Rey ya está reinando. Su reinado no está lejos de ninguno de nosotros, comienza por nosotros y en nosotros. Aquel criminal en la cruz lo reconoció como Rey pidiéndole que tuviera compasión de él. Nosotros hoy podemos reconocer la plena autoridad de este Rey en nuestras vidas, y confiar en la esperanza que es Él. ¿Es Jesús el centro de tu mundo? ¿es la medida y fin de todas las cosas? ¿es tu Rey? podemos disfrutar un anticipo de ese reino por medio de la fe en Él, y por medio de la vida de aquellos que le aman, su iglesia. Pero sobre todo podemos experimentar el poder y el gozo de este reino en nuestras vidas, al servirle y amarle.


Renovarse Y morir