Semana productiva y de sorpresas

jueves, septiembre 24, 2009

Esta semana ha sido muy intensa, el trabajo, o mejor dicho LOS trabajos, porque he comenzado el curso con un segundo trabajo, en el tema de internet y redes sociales, e intensa en contactos con otros creyentes, en compartir la visión de obra de Dios en el mundo, y en recibir mucho de aquellos que están en primera línea.

La semana comenzó con un buen amigo de juventud, quien está sirviendo como misionero, y se ha estado preparando para ir a pueblos que no tienen escritura para su idioma para llevar la Biblia a su idioma y que puedan leerla (aunque también hacen otras cosas como dotarles de una gramática, de libros de higiene, salud...). Fué un reencuentro gozoso.

El Lunes llegó una hermana que está sirviendo al Señor en África (no puedo decir el país porque se trata de un país musulmán). Su cometido principal es abrir hogares y centros de rehabilitación, así como talleres para personas con parálisis y todo tipo de discapacidad (ya que en el mundo musulmán los padres esconden a hijos así por considerarlo una maldición), para ellos es un testimonio que alguien cristiano venga de otro país para cuidar, capacitar y dar autonomía a estas personas. eso abre puertas para que conozcan el amor de Dios en Cristo Jesús.

Con esta hermana hemos compartido momentos muy preciosos, compartiendo sobre la obra de Dios, la persona de Dios, las iglesias, la Gran Comisión. Estos hermanos que pasan por casa nos dan mucho más de lo poco que nosotros podemos ofrecerles.

Y hoy he conocido a un chileno que trabaja con jóvenes. Hemos quedado para comer y me ha compartido de la obra allí. Es impresionante lo que Dios está haciendo en Chile, me identifico muchísimo con su llamado a compartir el evangelio con los más jóvenes, prepararlos, discipularlos y comisionarlos. Esa es la clave. Sobre nosotros cae la responsabilidad de preparar a los jóvenes que liderarán la iglesia de dentro de unos años.

Hermanos que leéis este blog, orad por Reacciona Madrid!, cada día tengo más carga por los jóvenes, y estoy viendo que la respuesta de los mismos al pequeño esfuerzo que estamos haciendo Miguel Angel y yo (y con el apoyo de los responsables de jóvenes de cada iglesia local) supera nuestras expectativas. Aún no ha ocurrido lo que tiene que ocurrir, lo mejor está por venir.

En octubre tenemos el primer encuentro, y una reunión con los responsables para planificar y orar. Acudimos a esa reuniones con ilusiones y el deseo de ver más de Dios en nosotros. Estamos anhelantes de ver a Dios llevar a cabo Sus planes. Tengo la sensación de que nuestro sueños más atrevidos serán poca cosa en comparación con lo que Dios hará.

2 comentarios:

Celia dijo...

Julio, me ha "tocado" el comentario sobre la hermana que trabaja en un país de África con personas discapacitadas... yo trabajo con niños especiales pequeñitos, y me consta que si ya en españa está la cosa complicada para ellos y sus familias, en estos paises ya ni te cuento...
No te pido que me pongas en contacto con ella, pq entiendo lo del anonimato en estos casos, pero podría haber alguna manera de que ella se pusiera en contacto conmigo?
Gracias!

Julio dijo...

Hola Celia, mándame un correo con tu dirección electrónica y se lo envío a ella. Ten en cuenta que el gobierno donde ella está espía todo tipo de comunicación.

julio (arroba) estudios-biblicos.org