jueves, febrero 08, 2024

Libres del temor




Y les dijo: ¿Por qué estáis así amedrentados? ¿Cómo no tenéis fe? Entonces temieron con gran temor, y se decían el uno al otro: ¿Quién es este, que aun el viento y el mar le obedecen?

S. Marcos 4:40‭-‬41 RVR1960


El temor y la confianza son cosas diferentes, la fe echa fuera el temor, y el temor echa fuera la fe. Son términos contrarios que no pueden ocupar el mismo lugar. ¿Cómo incrementar nuestra fe? ¿Es posible echar el temor de áreas de nuestra vida controladas por él? Sí, es posible.

2. El temor es irracional, es ignorancia. De hecho la mayoría de nuestros temores son fantasías de cosas que nunca nos ocurrirán. El principal componente del temor es una amenaza indeterminada (no sabemos qué es y eso nos da más miedo). Además, el arma del temor es el control, controla nuestras emociones, controla nuestros pensamientos y daña nuestra fe en Dios, porque le roba poder. Podemos ser libres del temor si quisiéramos.

3. La confianza crece con el conocimiento, el temor crece con la ignorancia. Los discípulos estaban en la barca con el Autor de la vida, el creador de todo, por intimidante que fueran las tormentas del Mar de Galilea, Jesús tiene el control de todo. El mar y el viento le obedecen, ¿por qué temer? es evidente que ellos no conocían al verdadero Jesús. Si tuvieran ese conocimiento hubieran dormido tan tranquilos como Él. La pregunta es ¿realmente conocemos al Jesús revelado o es sólo una pobre comprensión de Quien es Él? Necesitamos con verdadera urgencia adentrarnos en el misterio de Jesús y dejarnos asombrar por Aquel que controla tormentas. 

4. El conocimiento de nuestro Salvador desaloja el temor. Allí donde Cristo reina no hay rebeldes ni opositores. No sólo debemos conocer a Cristo Jesús, debemos someternos a Él, y debemos darle adoración en el altar interior. Un conocimiento cabal de Jesús nos lleva a reconocer su señorío sobre nosotros y a una adoración gozosa. Él es nuestro consuelo, nuestra fortaleza, y sólo si estamos bajo su autoridad estaremos bajo su cuidado. ¿Conoces al Jesús real?


No hay comentarios:

El miedo a las conspiraciones

  EL TEMOR POR LA CONSPIRACIÓN “No llames conspiración a todo, como hacen ellos,     ni vivas aterrorizado de lo que a ellos les da miedo. T...