lunes, septiembre 18, 2023

Motivos de alegría

 Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.

S. Lucas 10:20 RVR1960


MOTIVOS DE ALEGRÍA


¿Qué cosas nos producen alegría? quizás sea una buena experiencia como un viaje en familia, o quizás sea la compra de algo nuevo, o quizás sea ver crecer y prosperar a nuestros hijos, son muchas cosas las que nos pueden alegrarnos. En nuestro texto vemos que los discípulos se alegraban al ver que Jesús les había dado autoridad sobre los espíritus inmundos, y que estos se sujetaban, esa clase de “poder” les alegraba, pero Jesús les devuelve a la realidad, y les indica cual debe ser la principal causa de su alegría: su salvación personal.

2. Que tu nombre esté escrito en los cielos significa que eres conocido en la casa de Dios, no eres un extraño, sino alguien cercano, o por decirlo de otra manera, que eres habitante y no extranjero, si se acercaran preguntando por tí, todos sabrían quién eres, y en particular el dueño de la casa. En cambio si fueras un completo desconocido significaría que está alejado de Dios, y más aun, que tu hogar no está junto a Dios sino junto a los enemigos de Dios, lejos del gozo de la presencia de Dios, y por lo tanto, lejos de cualquier clase de gozo.

3. La persona más feliz de toda la tierra, la persona con más propiedades, poder, o simplemente, la persona con más familia, más personas que la amen, nunca será ni de lejos tan feliz como aquel cuyo nombre está escrito en los cielos, y es amado por Dios. Este lado de la eternidad no representa más que unos pocos años de vida, y esta vida no es más que una ilusión temporal de un eternidad que es la que importa verdaderamente.

4. Para ser recibido en los cielos tienes que recibir el testimonio del hijo del Cielo, Jesús, Quien fue enviado para dar testimonio y reconciliar a Dios con los hombres. Jesús es el embajador de paz antes de que los juicios justos de Dios sean derramados sobre esta humanidad, y antes de que Dios ponga fin a la historia de los hombres. A cada uno de nosotros se nos abre una puerta de salvación, y una invitación a huir del estado de enemistad con Dios y entrar en un pacto con Dios, un pacto de perdón y paz con el Creador, reconociendo nuestro pecado y la justicia del Hijo de Dios. Esta invitación Dios te la hace a tí hoy, es tuya, así como la posibilidad de ser recibido en la casa de Dios, como hijo, y ser bienvenido para siempre.


No hay comentarios:

El miedo a las conspiraciones

  EL TEMOR POR LA CONSPIRACIÓN “No llames conspiración a todo, como hacen ellos,     ni vivas aterrorizado de lo que a ellos les da miedo. T...