La crisis económica y el juicio de Dios... ¿estaba profetizado?

jueves, octubre 16, 2008

En estos tiempos previos a la crisis que se nos viene encima (no, aún no hemos visto lo peor), uno empieza a oir todo tipo de cosas, y no estoy de acuerdo necesariamente con todas.

Consecuencias y causas de la crisis: no todo son causas espirituales.

En primer lugar creo que está crisis es por una parte consecuencia de la avaricia y la mentira de algunos, que en su afán de ganar dinero se dedicaron a dar hipotecas a personas con poca solvencia, los llamados NINJAS (No Income No Job no ASsets, sin ingresos, sin trabajo, sin propiedades), y luego, una vez que esas hipotecas empezaron a dar problemas los mezclaron con otros "productos" de inversión y los pusieron a la venta en el mercado, cambiando el nombre de ese producto financiero, y vendiéndolo como un producto de inversión que prometía altas rentabilidades (tenéis toda esa información en internet). También la especulación, que ha llevado a vender viviendas a un precio mayor que el real, que ha llevado a especular, y construir frenéticamente, hasta que los precios no aguantaron más, dejando a muchas personas incapaces de comprar su primera vivienda, montones de viviendas sin terminar, y muchos trabajos perdidos.

También hay causas ESPIRITUALES, y aunque no podemos estar totalmente seguros, sí podemos ver ciertas evidencias que apuntan a un juicio de Dios. El aborto está segando millones de vidas, más que muchas guerras, algo que no sólo está permitido sino protegido. La sangre de esos inocentes pide justicia. La homosexualidad, siempre ha existido, pero lo que que estamos viendo es diferente, se trata de un estilo de vida que se exhibe, que se burla de todo lo sagrado y pretende someter todo pensamiento y opinión. Están hambrientos de poder, y no sólo quieren cuotas de poder en la política, también quieren ocupar la escuela, y de ser posible, las iglesias. La pobreza y la inmigración, y esto lo pongo al mismo nivel que los anteriores, este primer mundo ha dado la espalda a los pobres, ha usado a los extranjeros y se ha olvidado de ellos (no han regulado la entrada de inmigrantes, ni sus salarios precarios). Dios habla claramente en las Escrituras acerca del abuso de los pobres, los extranjeros y las viudas (aquellas más desprotegidas de la sociedad). ¿Quien defiende al pobre y al extranjero?. Nadie, sólo Dios.

Por otro lado (y sin ánimo de ser exhaustivo) este mundo le ha dado la espalda a Dios. El mundo occidental ha pasado de ser nominalmente cristiano a ser confesamente consumista. El cristianismo no sólo NO es visto como algo respetable, sino como una excentricidad o peor, un problema. Un Dios moral es algo ampliamente rechazado, y ese, es el Dios de la Biblia.

Alguien se puede preguntas, ¿nos va mal porque Dios nos está castigando o nos va mal porque las consecuencias de desobedecer a Dios son maldición?, y yo me planteo ¿qué diferencia hay?.

12 comentarios:

Iñaki dijo...

Le voy a enviar este post a un compañero que tiene un blog. La primera mitad del segundo párrafo de tus "consecuencias y causas de la crisis" le va a encantar para su sección "chorriflauteces acerca de la crisis".

Por cierto, ¿el Dios de la Biblia es un "Dios moral"? Moral es, desde luego, pero hay que ver qué moral... Para el siglo I valdría, pero no para hoy en día.

Anónimo dijo...

Iñaki, tus argumentos e ironías me han convencido. Con ateos como tú los cristianos pueden dormir tranquilos.

Eres el equivalente ateo de "la fe del carbonero" creyente. Simple y encantador.

Iñaki dijo...

Eso es muy poco elegante, pero bueno... tú verás.

El caso es que no había ninguna ironía ni ningún argumento en mi comentario. Claro, será que "se cree el ladrón que todos son de su condición".

Lo que quiere decir mi comentario es simple y llanamente lo que pone: me ha hecho mucha gracia eso de incluir el aborto y la homosexualidad en "causas de la crisis", así que se lo he remitido a un compañero que publica posts bajo el título "chorriflauteces sobre la crisis". Seguro que también le ha hecho mucha gracia. No pretendía ser irónico, sino verídico.

Iñaki dijo...

¿Ves? Lo que yo decía.

Anónimo dijo...

Típico de los ateos: escaso sentido del humor.

Tampoco pareces muy convincente, digo, además de de argumentar de forma poco consistente. Pero no sufras, los cristianos de por aquí no te van a juzgar ni te van a mandar al "rincón de los ateos pitiflaúticos".

Iñaki dijo...

Qué artista, menos mal que no me ibas a juzgar...

Anónimo dijo...

Señores, con ustedes ¡Iñaki!, el ateo troll recalcitrante.

Dime Iñaki, ¿te aburres en tu web y te metes en otros sitios a trollear un poco?.

Julio dijo...

Amigos, sin ánimo de ofender, creo que podemos usar el espacio para comentarios de forma constructiva.

Iñaki dijo...

Tienes toda la razón, no ofendes para nada, Julio. Aquí el único con ánimo de ofender es tu valiente Anónimo.

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Julio dijo...

No es por fastidiar la libertad de expresión, sino por moderar los abusos de esta por lo que me veo obligado a borrar comentarios.

Angel0 dijo...

excelente tu comentario sigue asi amigo Dios te rebendiga...!!!