Visita a un centro social del movimiento "Okupa"

domingo, marzo 09, 2008


Tal como os dije terminé visitando el centro social "El patio de las maravillas" con mi amigo "Davintxi" (es su nick, no su nombre real, evidentemente). Fué toda una experiencia. El inmueble en cuestión es un antiguo colegio religioso que se encuentra en buen estado, varias plantas, muchas aulas, cocina industrial, etc... este colectivo le ha dado una actividad tremenda al sitio, con clases de inglés y español (para extranjeros), danza, coro, escritura creativa, percusión, informática, conciertos, exhibiciones de cine independiente, etc...

Aunque no comparto los planteamientos políticos de estas personas, admiro sinceramente sus ganas de ayudar a los demás, de apoyar a las clases más desfavorecidas, de tener una presencia en el barrio. Por ejemplo, una de las "aulas" era la "Chikiasamblea", donde los niños tenían actividades, ¡aquello estaba lleno de niños!, los padres los traían y recogían (y algunos niños lloraban porque no querían irse), allí pintaban con los dedos, jugaban, etc...

Como cristiano evangélico que quiere tener mayor presencia en la sociedad y mostrar el amor y compasión de Cristo, ha sido muy instructivo lo que se puede hacer con algo de voluntad. Además de todo eso la experiencia me ha servido para conocer a otras personas muy interesantes, aprender de ellos, y en su momento compartir el testimonio de Jesucristo. Ya os iré contando...

3 comentarios:

Zarko dijo...

Es interesante lo que cuentas. Que el Padre esté contigo para hacer fructificar las inquietudes que Él ha puesto en tu corazón.

Saludos,

Jairo

Zarko dijo...

Lo que cuentas me ha recordado algo que hace tiempo pensé... Una carta para los Okupas, dejo el enlace aquí:
http://cuestiones-del-alma.blogspot.com/2008/03/carta-un-okupa.html

Julio dijo...

Hola, muy intresante el documento que compartes. Para dialogar con estas personas creo que sería interesante compartir con ellos que la mejor manera de transformar la sociedad no es por medio de la acción política, sino por medio de la acción espiritual. Sus ideales, por generosos que sean,no llegan a cambiar el interior de las personas. Gracias por seguir leyendo el blog y por tus aportaciones.