Discipulado de jóvenes y adolescentes

miércoles, marzo 05, 2008

Estoy manteniendo una conversación electrónica muy interesante con mi amigo Abraham (del blog que hace poco recomendé de la iglesia Betania) acerca del tema de discipulado de jóvenes.

Tal vez sea por el hecho de hablar en campamentos de jóvenes y por la carga que tengo por ellos que este tipo de conversaciones surgen de forma espontanea, y me gusta el tema, oir experiencias de otros hermanos, meditar sobre el tema.

Siguiendo las pautas bíblicas creo que en el discipulado, es mas importante la persona que el método. En el discipulado la clave es la vida, compartir una experiencia de transformación espiritual de la Gracia de Dios, y para ello el maestro es la clave.

Pero... a mí nadie me discipuló. La nueva generación de discipuladores me dice lo mismo, gente como mi amigo Abrham, que tienen carga por los jóvenes y el discipulado, pero que ellos no fueron discipulados. En el discipulado, como en la educación de los hijos, uno nunca sabe si está haciendo bien las cosas, lo importante es el tipo de persona que tú eres, lo que has recibido del Señor a través de tu comunión con Él y el estudio de Su Palabra, así como a través de muchos hermanos.

En el libro ''El plan maestro de evangelización'' se habla bastante de lo que he comentado, el plan de Dios para evangelizar el mundo, y este se basa en el discipulado, pero no se trata de un método, sino de compartir vida por medio de relaciones. Exactamente igual que Jesús hizo con sus discípulos durante tres años y medio.

Pasar tiempo es fundamental. Esto, en una cultura que vive tan rápido puede parecer una locura, pero es el precio que hay que pagar por llevar a cabo el plan de Dios en este mundo, tu vida, tu tiempo. Y lo más importante, tenemos que encarnar el evangelio, no sólo creerlo o predicarlo, tenemos que vivirlo, expresarlo en nuestra vida, comportamiento. No vamos a engañar a nuestro discípulo con argumentos irrefutables o con estudios bíblicos.
Pero, ¿y en cuanto al método?, podría preguntarse alguno. El método, si es que podemos llamarlo así es la enseñanza de la Palabra de Dios, este es el contenido del discipulado, conocer la Palabra, obedecer la Palabra y vivir la Palabra. Recordad que no estamos preparando estudiantes de la Palabra o teólogos (aunque no es malo que un discípulo nos salga teólogo), estamos haciendo discípulos, y nuestra enseñanza debe estar orientada a la obediencia, exactamente igual que hacía el Señor Jesús cuando encargaba ''misiones'' a los discípulos (que fueran a una aldea buscar un burrito, o a predicar por una serie de ciudades, etc...).

Personalmente suelo utilizar material que ya hay publicado y que me gusta bastante, creo que vienen enseñanzas imprescindibles que todo cristiano debe conocer y vivir, aunque no hay por qué estar atado al material escrito, el maestro puede ampliarlo con otros estudios, libros, etc... la casa bautista de publicaciones tiene la serie ''Sígueme'', y LifeWay (estos también son bautistas, se ve que se les da bien) tienen la magnífica serie ''Vida discipular'' esta, algo más profunda y requiere más tiempo completar los tres volúmenes.

No obstante, si no tienes dinero para poder permitirte estos recursos, puedes estudiar libros completos de la Biblia, por ejemplo, podríais estudiar todo el Nuevo Testamento. En mis discipulados me gusta ''concluir'' con un estudio completo del libro de Romanos. Creo que este libro tiene cuestiones doctrinales fundamentales por las que se puede comenzar a estudiar (a ver, esto lo digo sin desmerecer la unidad de la Palabra de Dios como una revelación completa, es una recomendación). No hay mejor material que el estudio de la Palabra de Dios en oración. Al fin y al cabo el cristianismo prosperó y se expandió sin las mega estructuras que hoy en día nos parecen imprescindibles.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Eva dice...: ¿Conoces el material Nueva Vida en Cristo? Se puede descargar de la red en la página
http://www.nuevavidaencristo.org/span_bajar.html, en Español hay 4 volúmenes y también está en otros idiomas, por ejemplo en mi iglesia una familia Nigeriana lo está haciendo en inglés ya que para ellos es más fácil.
saludos

Julio dijo...

Muchas gracias Eva, voy a echarle un vistazo ya que el tema me interesa mucho.

P. Alvaro dijo...

ME PARECE QUE EL DISCIPULADO EN LOS JÓVENES Y ADOLESCENTES ES UNA GRAN NECESIDAD DEL CRISTIANISMO MODERNO. HACIENDO ECO DE ESA FRASE, QUE NO SE DE QUIEN ES PERO QUE ES MUY CIERTA, "EL JOVEN ES EL PRINCIPAL APOSTOL DEL JOVEN".