El Verano y el cambio de ritmo

sábado, agosto 02, 2008


Llegó.

Sí, llegó el verano. Y el ritmo de todo un año cambia completamente, trabajo, viajes, madrugones, actividades de iglesia, visitas, reuniones, etc... yo mismo me ralentizo, ya no ando a mil por hora por la calle, tengo tiempo.

Hay varias cosas que me encanta hacer en verano. Una de ellas es dibujar. Escribo a menudo, casi todos los días (blogs, diario, estudios, artículos) en verano dibujo más. Tengo mi cuaderno de dibujo en el que voy llenando páginas de bocetos y más o menos desafortunados dibujos de lo que tengo cerca, mi esposa leyendo un libro, plantas, personas.

Mi forma de leer la Biblia también cambia, en verano suelo leer una y otra vez un libro de la Biblia, y es algo delicioso, maravilloso. Seguramente reciba mucho más del Señor en esas lecturas repetitivas y reflexionadas de la Palabra que en otros estudios del resto del año. Cuando va terminando el verano escribo esos estudios, muchos de los cuales los podéis leer en mi web principal: www.estudios-biblicos.org.

Otra cosa que me gusta hacer es leerme el periódico, enterito. Curiosamente el periódico de los meses de verano es más entretenido, hay menos política y más noticias, artículos de opinión. Después de desayunar mi esposa y yo nos damos un paseo, nos sentamos y leemos.

Y lo que más me gusta en verano es perderme. Perderme con mi "novia". A veces familia o amigos pueden reclamarnos en esos diez días que pasamos juntos "perdidos", pero respetamos ese tiempo. Diez días en los que no vemos a nadie, estamos juntos día y noche, a veces hablando, a veces en silencio (leemos mucho, y ella aún más). Buscamos con ello compensar un año en el que no nos hemos visto todo lo que quisiéramos.

Es por eso que estos días los estamos deseando. Y en medio de todo este tiempo siempre buscando la quietud, abrir bien los oídos para discernir lo que el Señor quiere, y para deleitarnos en Su presencia.

¿Por qué será que C. S. Lewis llama a Aslan "el rey del verano"?, ¿será porque anhelamos Su venida con la misma ansia que el escolar inglés anhela la llegada del verano?. Tal vez, tal vez.

3 comentarios:

Jaaziel dijo...

Suena muy bien el plan, mi querido hermano. Espero que disfrutes mucho con tu "novia" ;-)
Es tiempo de cargar las pilas, estoy seguro que nos espera un nuevo "curso escolar" cargado de emociones, y no me cabe duda que el Señor va a superar nuestras expectativas.

Yo me voy, el lunes 11, con mi chiquitin a la playa, a Gandia, a pasar dos semanas.
Que el Señor os bendiga, y os de tiempos de descanso y refrigerio en su presencia.

Julio dijo...

Igualmente Jaaziel, que el Señor os dé unos días de descanso y bendición. Aunque seguro que seguiremos conectados, hay que ir pensando en la próxima Kedada..

¡un abrazo!

Keila dijo...

Mi "verano" más bien está concluyendo, pero ha sido hermoso. Ahora necesito vacaciones de las vacaciones, je, je.
Saludos.