"Te vamos a destruir a tí y a tu iglesia"

sábado, noviembre 10, 2007


Estas fueron las amenazas que César Vidal ha recibido en el contestador telefónico de la iglesia en la que se congrega. Estas amenazas no sólo van contra su persona, sino personalmente contra el pastor (mencionándolo por su nombre) y en general contra los miembros de la iglesia local.
Como cuenta el mismo César, si ya de por sí estas amenazas son graves, las empeora el hecho de que vayan contra una comunidad religiosa.
¿Y por qué han amenazado a César Vidal?, principalmente por las declaraciones que hizo acerca de un festival de cine homosexual que usa en su cartel publicitario la imágen de un niño. Se ve que los comentarios de César han puesto el dedo en la llaga, ¿qué pinta un niño en un festival de cine homosexual (con un contenido erótico-sexual claro)?.
Hablar tan claro, y desde una tribuna tan pública tiene consecuencias.
He de decir que admiro la determinación y el valor de César, no sólo no calla, sino que ha ampliado su opinión, mostrando más evidencias. Por otro lado debo decir que, al igual que denuncia con tal claridad este y otros hechos, creo que debiera moderarse a la hora de hablar, me refiero a los descalificativos que contadas ocasiones lanza contra ciertas personas. Ese tipo de comentarios creo que no le ayudan. Lo digo como alguien que en nada es comparable a este hermano.
Por otro lado sigo orando por César Vidal, por su protección, la de su familia e iglesia, y para que el Señor lo use poderosamente y lo siga guardando de todas las artimañas de nuestro común adversario.

Lee el artículo en el blog de Pedro Tarquis
.

4 comentarios:

solopoesie dijo...

CIAO!!!
MOLTO BELLO IL PROFILO DEL TUO BLOG Complimenti
TI AUGURO UN BUON FINE SETTIMANA E UNA FELICE DOMENICA

LINA

Marcos dijo...

Hola Julio.
Estoy muy de acuerdo con tu comentario!

Anónimo dijo...

Mi solidaridad, admiracion y respeto por Cesar Vidal como persona, cristiano y Periodista y tantas cosas mas.

Gracias por tu ejemplo y valentia Cesar Vidal, sigue adelante.

Anónimo dijo...

Bueno, yo con respecto a la admiración como cristiano, discrepo. A veces, me hace dudar.