Benedicto y sus declaraciones sobre el infierno

miércoles, marzo 28, 2007





"El infierno existe y es eterno", con estas palabras el Sumo Pontífice del catolicismo romano se hacía notar en los distintos periódicos, sobre todo en los más escépticos.
El diario El País (http://www.elpais.com/articulo/sociedad/Benedicto/XVI/infierno/existe/eterno/elpepusoc/20070327elpepusoc_4/Tes) se hacía sentido eco de estas declaraciones.
Es normal que el mundo se agite cuando se le recuerda que uno de sus temores más elaboradamente ocultos ha vuelto a salir a la luz. El infierno, un lugar de alejamiento eterno de la presencia de Dios, descrito en vívidas imágenes por el Señor Jesús y los apóstoles como: "el crujir de dientes", "el fuego que nunca se apaga", un lugar difícil de describir porque seguramente no tenemos nada de nuestra realidad con qué compararlo, por ejemplo, la Biblia habla de "oscuridad" pero también habla de una "llama" que nunca se apaga, ¿no es incompatible una llama con la oscuridad?, lo es, pero no debemos ceñirnos a lo que estas imágenes significan en este mundo, en el texto la "llama" se refiere al dolor de la quemadura, y la "oscuridad" al terror. Sin duda el infierno es la realidad más espantosa que el hombre puede encarar. Aunque también es descrita no sólo en términos de retributivos (el castigo merecido) sino de las bendiciones de las que nos privamos "excluidos de la presencia de Dios y de la Gloria de Su poder".
Creo, sinceramente, que deberíamos hablar más del infierno, pero con lágrimas en los ojos, como decía Spurgeon.
En cuanto a este Pontífice, debo deciros, que, sin ser católico romano, me gusta más este que el anterior, por una sencilla razón, me gusta la gente que habla claro, y me gusta la gente que es consecuente con sus principios y no los camufla. Ratzinger dice lo que piensa y cree, y no quiere disfrazarlo para que la opinión pública lo aplauda. En ese sentido, es un ejemplo a seguir (qué curioso, un evangélico hablando bien de un "papa" romano), entendedme bien en el sentido que lo hago. A veces los mismos cristianos callamos cuando debemos hablar... y esto no debe ser así.
Ratzinger no apunta a un pontificado de popularidad, pero sí hará lo posible por limpiar su iglesia de elementos liberales y modernistas, por otro lado hará de la iglesia católico romana más romana aún, centrada en sus sacramentos, en su exclusividad (ella es "madre y maestra" y en ella - según ellos- se encuentra la salvación). PERO, en un mundo que se está alejando de sus raices cristianas (y hablo de Europa, que ha dejado completamente cualquier atisbo siquiera cultural de cristianismo y se ha vuelto al escepticismo y laicismo anticristiano militante) los romanistas y los evangélicos tendremos cada vez más cosas en común, ¿cuales?:

una ética cristiana, dada por revelación en el sentido que Dios es fuente de la verdad
un sentido de libertad religiosa auténtico, en lugar de una libertad religiosa sometida a los dictados de la mayoría
un concepto más claro de la verdad, en su sentido único y no múltiple, frente al relativismo moral y espiritual

La lista da para seguir y seguir escribiendo. Y aunque (hablo en general) el romanismo no tiene claros los conceptos de redención y tiende al universalismo, al menos tienen ciertas nociones de que el ser humano necesita ser salvado y se encuentra enemistado con Dios. En fin, como ya sabéis cada día soy más pesimista con el cariz que están tomando las cosas, esta política tan anticristiana es en realidad un cáncer para el ser humano, pues está minando la familia, la moral, la integridad de las personas, hombres y mujeres, está adoctrinando a los niños (siguiendo el modelo marxista o nazi, en la que el estado se ocupa de la educación moral y filosófica del individuo). Lo digo sinceramente y sin alarmismos, que Dios nos asista.

5 comentarios:

Jaaziel dijo...

Sí, pero como siempre, una de cal y una de arena, eso era ayer, mira sin embargo la noticia de hoy:

Papa dice verdadero Evangelio es sólo el que transmiten obispos
El papa Benedicto XVI explicó hoy durante la audiencia pública de los miércoles que el 'verdadero' Evangelio es sólo el que transmiten los obispos, ..

csarscob dijo...

saludos!
Pues, el infierno, la muerte, son temas q generalmente no nos hablan en nuestras iglesias, sea cristiana, catolica, lo q sea.. todo, porq no nos queremos dar cuenta,realmente, de lo mucho q nos hace falta para poder GANARNOS EL CIELO, lo cual no lo digo, con el objeto de insinuar q el cielo tenga algun precio... sino mas bien, es un COMPROMISO, de ser esa LUZ a la humanidad.. lo cual.. repito.. NOS HACE FALTA MUCHO...

saludos! y felicidades por tu blog!
Bendiciones.

Sembrador dijo...

Gracias por tus halagos y por ser tan consciente de la situación por la que estamso pasando.

Por cierto al comentario de arriba sobra la noticia de Terra. Por favor buscad las noticias donde merezca la pena. En esa noticia se habla sobre el gnosticismo. Se condena esa herejía. No es posible un saber sobre Dios elitista y reservado a algunos. La salvación está en Jesucristo. En la Iglesia uno aprende a caminar hacia Dios Padre, siguiendo a Cristo y guiado por el Espíritu Santo. Paero el camino lo hace uno solo.

Sobre el comentaio de que no se nos habla del infierno. En la iglesia católica se ha hablado mucho del infierno hasta hace poco. Ha ido por ciclos, pero no es bueno ser tan negativo. Por lo menos pensando en que nosotros predicamos la Resurrección, la vida.

Cuando se dice los obispos se dice los obispos se refiere a la comunión de la Iglesia. A la Iglesia, que es madre, como bien se dice. Leed el Apocalipsis. Eso es el orgien de las primeras comunidades cristianas.

Se santos hermanos.

Anónimo dijo...

Durante siglos, los líderes religiosos de la cristiandad han afirmado que los pecadores van inevitablemente a un infierno ardiente en el que se les inflige un sufrimiento insoportable. Esta idea todavía es común en muchas otras religiones. “Es posible que el cristianismo haya difundido el término infierno —dice la revista U.S.News & World Report—, pero no tiene el monopolio de la doctrina. La amenaza de un doloroso castigo en la otra vida tiene equivalentes en casi todas las religiones principales del mundo, así como en algunas minoritarias.” Hindúes, budistas, musulmanes, jainistas y taoístas creen en diferentes clases de infierno.

La revista jesuita La Civiltà Cattolica observa: “Es erróneo [...] pensar que por medio de los demonios, Dios inflige a los condenados tormentos horribles como el del fuego”. Y añade: “El infierno existe, pero no es un lugar, sino la condición en que se halla quien sufre el dolor de verse separado de Dios”. El papa Juan Pablo II explicó en 1999: “El infierno, más que un lugar, indica la situación en que llega a encontrarse quien libre y definitivamente se aleja de Dios, manantial de vida y alegría”. Respecto a las imágenes literarias que presentan el infierno como un lugar abrasador, señaló: “Expresan la completa frustración y vaciedad de una vida sin Dios”. Si el Papa hubiera hablado de un lugar “llameante y un diablo vestido de rojo con una horca en la mano, [...] la gente no se lo habría creído”, dice el historiador eclesiástico Martin Marty.

Edyson dijo...

parece que a esta iglesia solo le interesa volver a la inolvidable epoca medieval en la que los sermones sobre el infierno imprimian tal temor en los fieles que cualquier pecado era ya considerado la condenación eterna, y por supuesto, la iglesia disfrutaba de una epoca en la que tenia control y sobre todo "credibilidad", cosa que ya perdio, porque por lo visto, hoy dia solo se preocupa de "las cosas del cielo2, mientras el mundo esta en crisis, tal vez es que solo espera a que llegue "la verdadera vida" porque esta "sombra y apariencia". en lugar de liberar conciencias se siguen atando a doctrinas "alienantes"