La bondad que hay en cada ser humano

lunes, junio 09, 2008

"Busca la respuesta, porque la respuesta está en tu interior".

"El corazón tiene sus razones".

"Creo en la bondad natural de cada ser humano".

Cuando oigo estás cosas me pongo enfermo. El filósofo Jean-Jaques Rousseau, ese pensador que afirmaba la bondad natural del ser humano vivió una vida digna de semejante candidez. Tuvo cinco hijos con Théresè Levasseur, a los que condenó a la miseria de los orfanatos de aquella época, sí, el mismo que desarrolló el mito del "buen salvaje".
No obstante lo popular, lo "bonito" es afirmar la bondad del ser humano, ¡como si afirmar lo contrario fuera apoyar el genocidio o el terrorismo!. Nuestros políticos, sobre todos aquellos más situados a la izquierda (aunque en estos días ya da igual, izquierdas o derechas, todos pertenecen a empresas dedicadas a la producción de votos) se sienten más inclinados a estas ideas, a ellos nos les preocupa un sistema penal que haga justicia sino que "reinserte a los ciudadanos", no, NO estoy diciendo que no haya que hacer esfuerzos por recuperar al criminal, lo que digo es que el sistema penal está para hacer justicia, por respeto a las víctimas, y sobre todo a la verdad y a todo lo que es decente. Tal vez por eso tantos criminales salen tan pronto de las cárceles, y muchos de ellos ni siquiera las pisan.
Hoy he leído una historia que me ha conmovido y entristecido a la vez, se trata de la artista italiana Peppa Bacca, quien se decidió a recorrer el mundo viajando en autoestop y vestida con un traje de novia. Su idea es que la gente se siente impulsada a ser considerada con los desconocidos, a ayudarles.
Cuando estaba cerca de Estambul, un hombre de 38 años la llevó en su furgoneta, según un empleado de la gasolinera ella subió, "sonriendo", el desconocido la llevó a un bosque, allí la estranguló y la mató. Como dice Perez Reverte, en sus siempre ácidas columnas, no la mato la maldad, sino la estupidez.

Los ignorantes que afirman tales cosas deberían estudiar algo de historia, deberían leer que hemos pasado por dos espantosas guerras mundiales, que Stalin mató más gente incluso que Hitler, debería leer del infame sufrimiento del continente africano, de las innombrables maldades que se cometieron en los Balcanes no hace mucho tiempo... y sólo estoy hablando de unos pocos hechos. La realidad está llena de anónimos crímenes y abusos, cometidos por gente normal.

Hablando con una antigua compañera de trabajo me decía que la gente que hace tales cosas no son malvados, "son gente loca, enferma". Eso es lo que nos adoctrina la TV y los medios. No, no ESTAMOS locos, somos malvados. Es algo que está mal y está EN nosotros, se trata de nuestra naturaleza malvada, caída, inclinada al egoismo, al yo primero, a la satisfacción inmediata, a la indulgencia con nosotros mismos y la severidad con los demás. Somos nosotros. Los mismos que gritamos al gobierno a que destine un 0,7 en ayudas, somos los mismos que gastamos el dinero en cosas que no necesitamos. "Perece el justo, y no hay quien piense en ello; y los piadosos mueren, y no hay quien entienda que de delante de la aflicción es quitado el justo" dice Isaías 57.1.

Cuanto más leo, cuanto más pienso en todo esto, más me asombra la GRACIA salvadora de Dios en Cristo, Quien pudo perfectamente deshechar la obra de sus manos por haberse corrompido y sin embargo pagó un precio altísimo para redimir para Sí un pueblo propio. Me pregunto, ¿qué viste en nosotros Señor para amarnos?, y conozco la respuesta de antemano, no somos nosotros, ni nuestra miseria tan grande, es ÉL, Su amor y bondad, su terrible justicia, y ambas, unidas, en la vergonzosa cruz de Jesucristo, donde el mundo y mi pecado son juzgados y hallados culpables.

3 comentarios:

elim-el oasis de Eva dijo...

Julio, ayer me quedé "sorprendia" al oir en las noticias a un Psicólogo explicando que un violador (que después de salir de la cárcel ha vuelto a reincidir)lo hace por que interiormente tiene grabado lo que los hombres hacían con las mujeres en la edad de las cavernas... sin palabras.

Alberto Marcel Rabinovici dijo...

shalom nuevamente desde israel julio, me ha encantado este articulo tuyo, la gente en el mundo sin duda ignora la existencia de la maldad, creen que todo son errores de la gente,y creen que los homicidas y asesinos y los genocidas son solo unos pobres locos, pero son gente perversa y el mundo lo ginora, te pido permiso para publicar tu articulo en otra paguina, claro aclarando que es tuyo y que se enceutnra en tu paguina, espero tu respuesta.

Anónimo dijo...

A mi siempre me ha sorprendido la pregunta, que de tanto en tanto aparece en television como una curiosidad:
"Crees en la maldad ?"...... (!)....

Realmente, es una de esas preguntas tipo: "¿ De que color era el caballo BLANCO de Simón Bolivar ?"......
Nada que decir.

Del texto,

"... no la mato la maldad, sino la estupidez."

Nada mas se le puede agregar a lo citado de Perez Reverte.
Somos propensos a morir por nuestras estupideces.
Ciertamente, de tal manera Dios nos amó....

Hasta luego,
Raúl Campomás.