Beaterío evangélico

lunes, enero 09, 2006


No me he dado cuenta de este peligroso asunto hasta que no fuí reconocido como pastor/anciano (en mi denominación no hay diferencia).

¿A qué me refiero?, dentro de los evangélicos estoy viendo el mismo fenómeno que hemos criticado a los católico romanos: los beatos/as. Esa gente que sentía admiración por el "cura", lo invitaban a comer, y veían en él a alguien más santo, alguien "especial".

Pues lo mismo está ocurriendo pero con la persona del "pastor". Algunos están dando culto al pastor, y muchos, pero que muchos pastores son culpables de promover ese culto antibíblico al pastor. El ungido, el siervo de Dios, etc..... así le llaman, usando títulos más o menos cristianos (menos eso de "el ungido") y lo ponen en un pedestal.

En latinoamérica esto se ve especialmente, lo sé porque veo la TV "cristiana" por internet, y porque en mi iglesia hay muchos latinos que me lo cuentan. Pastores que viven como pequeños dictadores, dando órdenes, recibiendo admiración, piropos, y dinero.....

A nivel nacional veo el "culto al pastor" de otra manera. Y os cuento experiencias personales (no cosas que me han contado otros). Unos hermanos muy queridos por mí, después de la reunión no se iban sin saludarme, cuando me daban la mano se quedaban callados esperando que les dijera "Que Dios te bendiga", cuando se lo decían se reían aliviados. Al principio no le dí importancia, pero después empezó a parecerme extraño.

Otra hermana. Apenas se detiene a saludar a nadie, va corriendo a saludarme. Una verdadera beata, parece que los demás hermanos no tienen tanta importancia, de hecho no pide oración a cualquiera, sino al pastor.

Ni qué decir tiene que estas hermanas vienen de iglesias pentecostales/carismáticas con una enseñanza muy deficiente (que conste que las hay con buena enseñanza). Esa enseñanza con tanto énfasis en el pastor, ignora el sacerdocio de los creyentes, la autoridad de la Biblia por encima del pastor y de todo ser humano.

El colmo fué este Domingo, se lo he contado a mis colegas de ministerio y se han partido de risa, por no llorar. Predico en una iglesia que no es la mía (de donde provengo). Un hombre quiere hablar conmigo. En la conversación me doy cuenta de que salta de un tema a otro, su modo de hablar es errático, poco coherente. Viene de un trasfondo muy pentecostal, su vida espiritual está basada en experiencias, sin apenas conocimiento de Quien es Dios. Veo que el hombre necesita oración y le pregunto si quiere que ore por él, le pongo la mano en el hombro y empiezo a orar por él, en seguida el hombre se derrumba entre llanto desconsolado, lágrimas, saliva que se la cae de la boca (por cierto, todos sus fluidos se le caen sobre mi mano). Sigo orando por el hasta que se calma. Mientras tanto el hombre decía frases inconexas.

Alguno dirá, ¡es una manifestación del Espíritu Santo!, ¡usted es un siervo de Dios!. Y eso es un error. Desde el principio me di cuenta de que ese hombre necesitaba llorar y descargarse, la tensión emocional lo tenían incapaz de mantener una conversación. Por otra parte él estaba acostumbrado a ver manifestaciones de ese tipo e imitarlas. Por otra parte, un siervo de Dios no es alguien sobre el que la gente llora, es una persona que conoce a Dios, lo ama y le obedece INCONDICIONALMENTE.

Animé a ese hombre a tomar los cursos bíblicos que la iglesia estaba ofreciendo.

Pero, ¿veis a dónde quiero llegar?, por haber dejado la enseñanza de la Palabra de Dios muchos han caido en la ADORACION DE PASTORES, en conceptos equivocados acerca del Espíritu Santo, lo que es un siervo de Dios, etc...

¡Volved a la Palabra!, por lo que más queráis, ¡no dejéis de predicar expositivamente todo el consejo de Dios!.

(*) La foto la he tomado de internet y no sé quien es ese hombre, seguro que es un fiel hombre de Dios, no lo conozco.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Julio, tu reflexión me parece además de acertadísima, NECESARIA!

¡Feliz Año!

Marcos Barraca

Carlos Sanchez dijo...

Hola, Julio, creo que eres pastor.
Te saludo desde Chile.
Soy un joven Cristiano que esta tratando de servir a Dios como El nos manda.
A ver si visitas mi blog.
Por aca por Chile son menos ya las iglesias donde sucede eso pero tal como dices es por falta de entendimiento de la Palabra de Dios.
Un abrazo en Cristo.

Anónimo dijo...

Que bueno es leer estos comentarios ya que lamentablemente eso he podido ver en varias iglesias que he podido visitar en diferentes ciudades y ese es uno de los problemas mas grandes que hoy en día hay en el cristianismo y como dice usted es por la falta de la palabra de Dios. Yo me encontraba en otro país hace como un mes aproximadamente y asiste a un retiro de Jóvenes y el líder que supuestamente tenia que predicar a los jóvenes lamentablemente predico un mensaje para el mismo ya que hablaba de que las ovejas tienen que hacer todo lo que el Pastor les dice sobre todo si les pide prestado dinero que las ovejas tienen que dárselo. Y otras incoherencia que la verdad mi familia y yo tuvimos que salir de ese lugar inmediatamente porque hasta llego a decir que si uno le tiene que besar los pies al líder hay que hacerlo. Gracias damos a Dios porque siempre se levantan los profetas de Dios a reprender lo torcido.
Bendiciones
Lorena