Los obstáculos del peregrino, por Eric Bermejo

sábado, septiembre 22, 2012

Hace quizás un par de años descubrí este mensaje del predicador Eric Bermejo. El hermano Eric ha sido una influencia enorme en mi generación de creyentes y dentro de las Asambleas de hermanos. Sus mensajes, profundamente bíblicos me impactaron desde que di mis primeros pasos en la vida cristina. Recuerdo pasar veranos escuchando una y otra vez sus estudios de 1ª y 2ª de Pedro, interiorizándolos y siendo motivado a la vez que retado por la Palabra de Dios.

Este mensaje es uno de los que más me ha impactado, se titula "Los obstáculos del peregrino", os invito a escucharlo usando el reproductor, o si queréis descargarlo en mp3 usad este mismo enlace.



 

Este verano y este mes de Septiembre estoy estudiando todo lo que puedo 1ª de Pedro, leyéndola varias veces al día, tomando notas y reflexionando sobre su significado e implicaciones. El Domingo pasado prediqué un mensaje tomando como base esa epístola, y D.m. mañana predicaré teniendo en mente el mismo texto, pero también la exposición de D. Eric.

Estamos muy necesitados de la Palabra de Dios, pero sobre todo de conectar la Palabra con nuestra vida, de que nuestra vida quede afectada e influenciada por la Palabra de manera que se rompa esa esquizofrenia espiritual en la que muchos vivimos, creyendo ciertas cosas, pero viviendo como los que no conocen a Dios. El Dr. Piper en un mensaje a los jóvenes hablando sobre los recientes movimientos juveniles con énfasis en la centralidad de Dios en la adoración y en Su soberanía, comentaba cómo, siendo correctos en el fondo (sanos doctrinalmente) en las formas se veían desconectados, ya que muchos jóvenes que decían creer esas verdades vivían al margen de ellas en cuestiones como el ocio y el vestido.

Creo sinceramente que la apostasía que leemos en 1ª y 2ª  a Timoteo tiene que ver no sólo con doctrinas erradas, sino con lo que 2ª Pedro y Judas explican: con sensualidad y mundanalidad en la iglesia. Cristianos y líderes que afirman haber sido rescatados de una vana manera de vivir, pero andar en los viejos caminos, como cuando no conocían a Dios. Cuando el hijo del hombre vuelva, ¿hallará fe en la tierra?, ¿encontrará iglesias que viven en santidad, o iglesias que creyendo las doctrinas correctas, viven como los que no le conocen?.

El reto que tenemos los creyentes es a estudiar de tal manera nuestras Biblias que nuestras vidas dejen de girar entorno a nosotros y giren en torno al Dios que nos rescató. No, no pretendo haberlo alcanzado ya, pero le pido a Él misericordia, y humildad.

0 comentarios: