Las dificultades del peregrino

jueves, septiembre 27, 2012

"Un turista es un peregrino echado a perder"....

 Estudio de 1ª de Pedro donde analizamos las dificultades del creyente en su peregrinar por este mundo, y dónde encuentra la fuerza para ser un vencedor.
 1. Los enemigos del peregrino (los deseos carnales, las pruebas y el adversario).
2. La fe del peregrino.
 3. El destino del peregrino.
 

Jesús está siempre conmigo

miércoles, septiembre 26, 2012

Una de mis vocaciones frustradas es ser profesor de Escuela Dominical. Debe ser porque de niño no asistí a una escuela dominical, y ahora cuando veo a mi mujer y sus compañeros preparar sus clases con tanto cariño, a los niños disfrutar tanto, pues... siento una envidia la mar de saludable.

Cuando llega el verano en mi iglesia damos un descanso a los profesores para que puedan recomponerse tras el duro año que pasan. Siempre me ofrezco voluntario y doy alguna clase. Lo que os voy a ocurrir es real.

El título de mi clase era: "Jesús está siempre conmigo", y el versículo Mt 28.19-20 "y he aquí estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo".

La clase transcurría razonablemente bien, hasta que llegamos a la aplicación. "Jesús no sólo está contigo, si tienes amigos que lo están pasando mal puedes decirles que Jesús está con ellos. Si ves a tu papá o tu mamá triste o preocupado dile, papá, Jesús está contigo, Él lo ha prometido en la Biblia".

Entonces una de las niñas comenzó a llorar silenciosamente.

Los obstáculos del peregrino, por Eric Bermejo

sábado, septiembre 22, 2012

Hace quizás un par de años descubrí este mensaje del predicador Eric Bermejo. El hermano Eric ha sido una influencia enorme en mi generación de creyentes y dentro de las Asambleas de hermanos. Sus mensajes, profundamente bíblicos me impactaron desde que di mis primeros pasos en la vida cristina. Recuerdo pasar veranos escuchando una y otra vez sus estudios de 1ª y 2ª de Pedro, interiorizándolos y siendo motivado a la vez que retado por la Palabra de Dios.

Este mensaje es uno de los que más me ha impactado, se titula "Los obstáculos del peregrino", os invito a escucharlo usando el reproductor, o si queréis descargarlo en mp3 usad este mismo enlace.



 

Este verano y este mes de Septiembre estoy estudiando todo lo que puedo 1ª de Pedro, leyéndola varias veces al día, tomando notas y reflexionando sobre su significado e implicaciones. El Domingo pasado prediqué un mensaje tomando como base esa epístola, y D.m. mañana predicaré teniendo en mente el mismo texto, pero también la exposición de D. Eric.

Estamos muy necesitados de la Palabra de Dios, pero sobre todo de conectar la Palabra con nuestra vida, de que nuestra vida quede afectada e influenciada por la Palabra de manera que se rompa esa esquizofrenia espiritual en la que muchos vivimos, creyendo ciertas cosas, pero viviendo como los que no conocen a Dios. El Dr. Piper en un mensaje a los jóvenes hablando sobre los recientes movimientos juveniles con énfasis en la centralidad de Dios en la adoración y en Su soberanía, comentaba cómo, siendo correctos en el fondo (sanos doctrinalmente) en las formas se veían desconectados, ya que muchos jóvenes que decían creer esas verdades vivían al margen de ellas en cuestiones como el ocio y el vestido.

Creo sinceramente que la apostasía que leemos en 1ª y 2ª  a Timoteo tiene que ver no sólo con doctrinas erradas, sino con lo que 2ª Pedro y Judas explican: con sensualidad y mundanalidad en la iglesia. Cristianos y líderes que afirman haber sido rescatados de una vana manera de vivir, pero andar en los viejos caminos, como cuando no conocían a Dios. Cuando el hijo del hombre vuelva, ¿hallará fe en la tierra?, ¿encontrará iglesias que viven en santidad, o iglesias que creyendo las doctrinas correctas, viven como los que no le conocen?.

El reto que tenemos los creyentes es a estudiar de tal manera nuestras Biblias que nuestras vidas dejen de girar entorno a nosotros y giren en torno al Dios que nos rescató. No, no pretendo haberlo alcanzado ya, pero le pido a Él misericordia, y humildad.

Otros pueden, tú no

G.D. Watson
Si Dios te ha llamado a ser realmente como Jesús, El te traerá a una vida de crucifixión y humildad y pondrá sobre ti demandas de obediencia. No podrás compararte con los otros cristianos y en muchas maneras El, aparentemente permitirá a la otra gente buena hacer cosas que nunca te permite a ti hacer.

Otros cristianos y ministros que parecen ser muy religiosos y útiles, ellos saben promocionar y desarrollar proyectos, llevar a cabo metas cristianas… pero estas cosas tu simplemente no las podrás hacer. Otros se jactan de sus escritos y sus éxitos pero el Espíritu Santo no te permite hacerlo en ninguna manera y si lo intentas una vez, El te llevará a una mortificación que te hará despreciarte a ti mismo y todas tus buenas obras.

A otros se les permite tener éxito al ganar mucho dinero pero es muy probable que Dios te mantenga en la pobreza porque él quiere que tengas algo que vale mucho más que el oro: depender desamparadamente de él y experimentar el gozo de esperar en él completamente, por tus necesidades día tras día de su tesoro invisible.

El Señor tal vez dejará que otros reciban honra mientras que a tí te mantiene escondido y despreciado, porque él quiere producir un fruto fragante y especial para Su gloria venidera, que solo puede ser producido en la sombra.

Quizás permitirá a otros trabajar por él y recibir el crédito por su trabajo mientras te manda a trabajar y trabajar y trabajar sin que se sepa cuanto estas haciendo y así,  tu obra es más preciosa todavía. Tal vez permitirá a otros llevarse el reconocimiento por lo que has hecho y así serás premiado diez veces más cuando venga Jesús. El Espíritu Santo te va a reprochar por palabras o cosas que haces o hasta sentimientos o por perder el tiempo. Son cosas que no son preocupantes para otros cristianos pero tienes que convencerte que Dios es un Dios infinito y Soberano y que tiene todo el derecho de hacer lo que quiere con lo suyo. Tal vez no te explicará un mil cosas que son rompecabezas para ti, en cuanto a porque Dios te trata como te trata pero si estás dispuesto a someterte a él en todo, él te envolverá en un amor celoso y derramará sobre ti las bendiciones que solo llegan a los que están cerca de Su corazón.

Decídete entonces, que él tendrá el privilegio de probar tu lengua, encadenar tu mano y cerrar tus ojos en maneras que Él decide aún, cuando parece que no lo hace con los demás. Ahora, cuando estás poseído del Dios viviente y tu corazón secreto será deleitado y satisfecho con esta custodia y gestión peculiar, personal, privada, y celosa del Espíritu Santo sobre tu vida, verás que ya has entrado al vestíbulo del cielo.
G.D. Watson

El ayuno en los tiempos del fin

jueves, septiembre 20, 2012

Vivimos con una presión enorme. Seamos conscientes.

Se supone que la tecnología tenía que liberarnos y proporcionarnos menos trabajo y más descanso, pero es un regalo envenenado cuando lo consideramos un fin en sí mismo. Llevo pensando en estas cosas desde hace unas tres semanas, de hecho el Domingo pasado compartí buena parte de las mismas en base a un estudio de 1ª de Pedro que estoy haciendo.

M. Driscoll dice: pensemos en la electricidad. Para nosotros es algo natural. Antiguamente no era así, antes dependíamos del sol, las horas de luz de trabajábamos (Jn 9.4) y cuando el sol se escondía nos íbamos a casa a descansar, sin más elección. Vivíamos en sintonía con los ciclos de luz y noche, trabajo y descanso. Ahora tenemos luz las 24 horas del día, podemos estar trabajando como pollos en una granja industrial, cacareando y picoteando sin descanso (os recomiendo la predi de Driscoll "Work and Worship" en inglés). Algunos trabajan día y noche, no diferenciamos los ciclos de descanso y trabajo, tenemos tiendas que abren las 24 horas, Internet.

No estoy en contra del progreso, pero sí en contra de una aplicación que dañe al hombre.

Este progreso nos distrae de la tarea más importante que tenemos: tener comunión con el Dios vivo, nuestro Creador y Salvador. Curiosamente no encontramos tiempo para estar una hora leyendo la Biblia y orando. Necesitamos soledad, quietud y buscar al Señor. El cristianismo, el testimonio y el proceso de transformación en Su imagen, que la Biblia llama santificación DEPENDE de esta preciosa comunión, de la confianza y obediencia.

Es curioso que cuando comienza Septiembre tengo estos periodos de buenos propósitos, pero últimamente he estado meditando mucho en este asunto. La presencia de Dios en mí es algo que es fácil de espantar. El trabajo, las conversaciones, e incluso la misma iglesia me puede distraer de esta presencia. Debo ser cuidadoso.

He pensado bastante en el tema de los apoyos, falsos apoyos y verdaderos apoyos (en breve confío en poner mi mensaje del Domingo pasado). He descubierto la historia de Horatio Spafford, este creyente era un abogado de éxito que experimentó una pérdida detrás de otra hasta quedar con la esencia de su apoyo, su fuerza, y su identidad. Primero murió su hijo único, luego la pérdida de una gran cantidad de dinero que invirtió, meses más tarde unos incendios en Chicago consumieron casi todos sus bienes. Decidió viajar a Inglaterra y mandó primero a su esposa con cuatro hijas para luego marchar él. En el viaje un buque chocó contra el barco en que ellas viajaban, sólo se salvó su esposa, quien le mandó un telegrama: "Saved alone" en castellano: "única superviviente", pero en inglés el sentido se presta a un significado cristiano.

Os dejo un vídeo con una explicación de esta historia así como el himno en su versión en castellano


Es importante que descubramos cual el centro de nuestro vivir, el apóstol Pedro dice que para los que creemos en Él: "él es precioso" 1 Pe 2.7. Y si esto es así ¿por qué no lo hacemos el centro de nuestra vida, buscando el contacto con él, no sólo en un devocional de media hora en la mañana, sino en cada momento?.

En estos tiempos que vivimos, tan cercanos al fin, en los que todo está agitado, y el temor llena los corazones de los hombres, aquellos que pertenecemos al Dios vivo debemos vivir en Su presencia, ser luz para otros, pero sobre todo vivir en esa Luz.

Cita

jueves, septiembre 13, 2012

Dios es más glorificado en ti, cuando estás más satisfecho en Él

Muchos Mesías, un sólo camino

miércoles, septiembre 12, 2012


Este artículo ha sido publicado originalmente en mi blog "Jesucristo hombre, ¿quien es?" orientado a ayudar a las personas afectadas por la secta Creciendo en Gracia y su falso Mesías José L. de Jesús Miranda. 

¡Cuantos Cristos! ¿cómo podemos saber cual es el verdadero?

Sun Myung Moon- fundador de la iglesia de la unificación ha fallecido recientemente, enseñó que Jesús había fracasado y que él era el Mesías en su segunda venida, el verdadero padre de la nueva humanidad. Ha sido denunciado por sus negocios poco éticos (como fabricación de armas) y por fraude fiscal.

Iwan Lysenko- en la antigua tartaria, afirma que es Cristo

Sergei Torop, en Siberia, ex policía de tráfico, con miles de seguidores
http://www.taringa.net/posts/info/14234428/Ex-policia-ruso-dice-ser-el-nuevo-cristo.html

Alan John Miller, en australia, dice que es Jesús y da charlas sobre abuso emocional
http://en.wikipedia.org/wiki/Divine_Truth

Y tenemos a Miranda, ¡uno más en la lista de los pretendidos Cristo!, eso sí, de todos los falsos Cristos el único que se esconde de sus fieles.

1. Dos argumentos: Miranda es dios porque me hace feliz y Ha enseñado cosas que nadie antes había hecho.

a. Cuando preguntan que por qué saben que es Jesús la respuesta es: Porque me hace feliz. ¿Os suena?.
Con esta frase se controla la vida de la persona y es un falso pilar de autoridad, ¿es Jesús porque me ha hecho feliz?, ¿algo es verdad porque te hace feliz?.
             -para mucha gente las drogas les hacen felices
             -para una monja que vive en un monasterio el catolicismo le hace feliz
             -Satanás hace "feliz" a mucha gente, con una falsa felicidad. ¿Es por ello verdadero el camino de Satanás?.
La verdad es la verdad no porque te haga feliz, sino por que es auténtica, veraz, fiel, bíblica y NO CAMBIA.
Jesús dijo que era el Mesías porque cumplía con lo que los profetas dijeron de Él.

b. El argumento "me ha hecho feliz NO es bíblico", no lo encontrarás en las Escrituras, no verás a los apóstoles diciendo creemos que Jesús es Dios porque me ha hecho feliz. 
     Según la Biblia Jesús es el Hijo de Dios, Dios hecho hombre porque:
     1. resucitó, esto es lo que enseñan los apóstoles cuando dan testimonio, ellos dicen que son testigos de verlo resucitar de los muertos.
     2. cumplió las profecías del Antiguo Testamento: si lees el libro de Mateo verás que se apoya continuamente en las profecías del Antiguo Testamento para demostrar que lejos de ser un impostor, Jesús es el Cristo.

c. el argumento sobre enseñar "cosas nuevas" es un argumento que aparece en la Biblia: lo usan los falsos maestros. El apóstol Pablo nos llama a huir de lo nuevo, de nuevas revelaciones, de nuevos evangelios, de nuevos Cristos, dice: "Mas si aun nosotros, o un ángel del cielo, os anunciare otro evangelio diferente del que os hemos anunciado, sea anatema. Como antes hemos dicho, también ahora lo repito: Si alguno os predica diferente evangelio del que habéis recibido, sea anatema." Gal 1. 8-9.

El único que enseñó algo nuevo fue Cristo, y a este se considera el FUNDAMENTO, el CIMIENTO sobre el que se contruye la doctrina cristiana, no se puede añadir a lo que Cristo dijo, o traer nuevas cosas a sus enseñanzas: 

1 Corintios 3:11
Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.

Ef 2.20
edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo


2. ¿Puede el Mesías mentir?, ¿puede usar la mentira como herramienta?.
La mentira como herramienta educativa.


Juan 7:18
El que habla por su propia cuenta, su propia gloria busca; pero el que busca la gloria del que le envió, éste es verdadero, y no hay en él injusticia.

Romanos 3:4
De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado.

Llevo escuchando calqueos de Miranda prácticamente desde el principio, cuando en una primera impresión pensé que era un pastor que enfatizaba las doctrinas de la Gracia. Desde entonces he oído a Miranda contar muchas profecías, la que me pareció más disparatada es que estaban a punto de conseguir la patente de un invento que haría al Ministerio inmensamente rico.

No hace falta que recordemos cuales han sido las profecías fallidas de Miranda: Vaticano quemado y destruido, cuerpos transformados, el Gobierno mundial bajo la autoridad de Miranda. Estas promesas han inflado el celo de los seguidores... hasta ahora. ¿Cómo salir de estas profecías mentirosas?:

Por medio de dos técnicas: a) los puse a prueba para saber quienes son verdaderos creyentes, b) los estoy preparando y entrenando para esperar.

Ambos argumentos reconocen la mentira y enseñan: ok, les mentí, pero ¡les mentí por una buena razón!. ¿Acaso puede Dios mentir o usar la mentira?.

En la Biblia sólo encontramos a un ser que use la mentira para cumplir sus propósitos, se llama Satanás, mintió a Eva y Adán para conseguir sus propósito, tentó a Jesucristo mintiéndoles para cumplir sus propósitos. No, el camino de la mentira no es el camino de Dios.

Muchos de ustedes son padres, ¿usan la mentira para conseguir que sus hijos sean disciplinados, trabajadores y con buena conducta?, cualquier padre diría ¡no, jamás usaría la mentira para EDUCAR!. Pues bien, Miranda está usando la mentira para educar a su pueblo.

Dios no nos miente, ¡Él no puede mentir porque iría en contra de su naturaleza!, es por eso que podemos confiar en Dios, confiar en Cristo Jesús, Quien puede perdonar todos nuestros pecados, darnos vida eterna, y paz con Dios.

Fundamentos que se deslizan

miércoles, septiembre 05, 2012

Llevaba mucho tiempo con ganas de conseguir un ejemplar de "La Biblia textual" del que había leído buenas críticas. Lo compré en Amazon a buen precio y nada más me llegó la forré y salí con ella al Metro, dispuesto a seguir con mi lectura. Terminé Tito y comencé con Hebreos, hasta llegar al capítulo  2, versículo uno, que dice:

"Por lo cual debemos dar más solícita atención a las que cosas que fueron oídas, no sea que las dejemos escurrir".

La RV60 dice "nos deslicemos", pero la versión textual dice que son las cosas que en su momento oímos las que se terminan escurriendo si dejamos de prestarles atención.

Cuando escuchamos el evangelio por primera vez, ¡qué gozo y qué celo!, éramos diligentes en buscar al Señor y obedecerle. Cuando vamos el Domingo a la reunión y escuchamos la Palabra,  ¡qué maravilla y qué hambre del Señor tenemos!.

Pero llega el Lunes, el Martes y nos vamos enfriando. Pasan los años de convertidos y nuestro celo disminuye, ¡Heb 2.1 nos alertó!, no debemos de dejar de prestar atención a las cosas que hemos oído, porque estás se nos escapan como agua entre las manos. Somos oyentes olvidadizos, oimos la Palabra, pero la olvidamos, se nos "escurre". Creo que esta es una experiencia muy común entre creyentes.

¿Qué podemos hacer?, ¡prestar atención!, volver a traer a la memoria una y otra vez la Palabra de Dios, volver a meditar en ella cuidadosamente, leyendo con atención y guardando en nuestra memoria los versículos. Cada día, varias veces cada día, continuamente.

***

Mucha gente es enemiga de poner normas a las disciplinas espirituales: debes orar treinta minutos, leer tres capítulos al día, etc... piensan que esto es legalismo. Lo cierto es que la carne que queda en nosotros (¡que es mucha carne!) es indulgente, siempre tiene excusas: hoy estás demasiado cansado para leer la Biblia, miremos un poco de TV, o de Facebook. Ya estuviste el Domingo en la iglesia, tienes que cambiar de actividad, mejor pasa el tiempo haciendo otra cosa. ¡Es legalismo ponerle límites a la carne! (se dice la carne a sí misma), ¿o no?.


Legalismo es pensar que puedes justificarte delante de Dios con otra cosa diferente al sacrificio de Su Hijo. Confiar en tu justicia, en tu religiosidad, en tu bondad. Todo eso es legalismo.

Cuando voy al gimnasio y me dijo: "Julio, hoy toca hacer al menos 70 abdominales y 30 minutos corriendo" no es legalismo, es una forma de establecerme una noble meta, y si no tuviera esa meta no sería capaz de mover mi complaciente cuerpo más allá del sofá.

Antes he hablado de Heb 2.14: de atender con diligencia a la Palabra de Dios puesto que tendemos a olvidarla. ¿Por qué no tener metas?, como mínimo tres capítulos de la Biblia, como mínimo dos tiempo con el Señor, en la mañana y en la noche, en los que podamos meditar en la Escritura y tener comunión con nuestro Creador y Redentor.

A la carne no le gusta, pondrá unas cuantas pegas, inventará magníficas excusas. Pero tu salud espiritual te lo agradecerá. Lo necesitas.

Honrando el nombre del Señor

Lo que os voy a contar es real.

Una querida hermana de mi iglesia fue este verano de vacaciones a cierta ciudad del norte de España donde tienen la mala costumbre de usar una expresión que ella describió como "ensuciar a Dios". Creo que todos hemos tenido la poca fortuna de escucharla. Pero esta hermana no iba a permitir que todo siguiera igual. ¿Qué hacía?.

Pues cada vez que alguien decía esa expresión la hermana respondía: "Bendito sea el nombre de Dios".

Lo cual, como os podéis imaginar dejaba perplejos a los profanos.

Estando en la ciudad oyó que un jóven frente a sus amigos decía esa fea expresión, así que ella se dispuso a corregir aquello y dijo:

-Bendito sea el nombre de Dios.

Aquel joven se quedó muy sorprendido y ella le preguntó.

-¿Conoces el Padre nuestro?.

-Sí.

-En esa oración se dice: "Santificado sea tu Nombre", tenemos que honrar y respetar el nombre de Dios, en lugar de ensuciarlo.

Y el chico se quedó perplejo.

Más tarde, volviendo en autobús, un caballero con muy mal humor gritó esa expresión. A lo que ella, con mucha tranquilidad dijo:

-Bendito sea el nombre de Dios.

El sujeto la miró fijamente y le dijo de malos modos.

-¿Qué?, ¿hay algún problema?.

Y nuestra hermana, con toda tranquilidad le respondió.

-Ninguno.

Y lo dejó con un palmo de narices, sabiendo que su majadería no había quedado impune, porque aunque él intentara ofender el Nombre de Dios, allí había una hija suya dispuesta a limpiarlo y honrarlo.

Coaching celestial

Uno de mis hermanos ha aceptado una generosa oferta de trabajo que supone sustanciosas mejoras profesionales, pero implica el traslado de vivienda, colegios, guardería, etc...

-Has tomado la mejor decisión que podías en base a la información que tenías- le digo- ahora tienes que poner en manos de Dios aquello que no depende de tí y confiar en Él.

Esto es lo que todo cristiano ha aprendido en la Biblia, a depender de Dios y a descansar en Él, sabiendo que es soberano y cuida de nosotros.

-En un curso de Coaching empresarial nos enseñaron que sólo podemos controlar el 10% de cosas en nuestra vida. Todo lo demás no depende de nosotros, así que tenemos que esforzarnos por hacer muy bien la parte que corresponde al 10%.

Es una buena filosofía, pero es una filosofía prestada del cristianismo. Le falta la parte más importante, la parte transcendente. Los creyentes somos llamados a hacer bien nuestro trabajo, haciéndolo con el mismo esmero como si lo hiciéramos para el Señor, somos llamados a ser responsables, sabiendo que daremos cuentas de nuestras intenciones, acciones y palabras. Y somos llamados a confiar en un Dios Todopoderoso y Soberano, Quien está a nuestro favor.

Podemos confiar en el Dios que envió a Su Hijo Jesucristo como ofrenda por nuestro pecado. Tal sacrificio de amor nos muestra Su justicia al no pasar por alto el pecado, y Su amor, al darse de manera tan asombrosamente generosa por nosotros. No sólo podemos confiarle el 90% de nuestra vida, sino el 100%.

Tu papel en la iglesia

lunes, septiembre 03, 2012

La Iglesia de Jesucristo  es el plan de Dios para la humanidad, todo aquello que Él quiere hacer lo lleva a cabo por medio de su Cuerpo que es la Iglesia. El siguiente mensaje es un estudio sobre Efesios 4 en el mismo consideramos: -que cada miembro tiene una función dada por Cristo resucitado y ascendido. -que cada miembro es imprescindible en su función dentro del Cuerpo.