La señal del cristianismo es...

jueves, marzo 01, 2012

Creo que algunos creyentes no se sienten cómodos, de alguna manera están buscando su identidad, o por decirlo en términos más comunes, su estilo y forma de ser como cristianos. Algunos, en su sincero deseo de vivir con mayor santidad y compromiso con las verdades en las que han creído piensan que lo correcto es mostrar un carácter estricto, serio, adusto, en ocasiones demasiado directo, sin hacer concesiones al pecado, particularmente al carácter de otros.

La semana pasada cumplí cuarenta años. Cuando una pasa ciertas fronteras es inevitable echar la vista atrás y reflexionar, por ejemplo en el tipo de persona en la que me estoy convirtiendo, y en mi fe en Cristo Jesús.

Hubo un tiempo que yo pensaba así, creía que ser un buen cristiano era ser así de estricto, criticaba a los que tenía TV en casa, discutía sobre la doctrina del rapto, y en general me sentía satisfecho por mi compromiso con la iglesia. No duré mucho tiempo en caerme del burro. Ese tipo de vida autocomplaciente y satisfecha de su justicia no produce ningún tipo de gozo, por lo que "antes del quebrantamiento es la soberbia".

Lo que he descubierto en mi Biblia sobre el carácter de Dios es precisamente lo contrario. El carácter y estilo de vida cristiano es valiente, pero sin dejar de ser humilde, es apacible, bondadoso, no es gritón, ni tiene amargura, ni peleón (Ef 4.31). Creo que es la manifestación del gozo de alguien que se sabe perdonado y aceptado por Dios, que vive en paz con Dios, y por lo tanto en paz consigo mismo.

Un carácter así es un carácter atractivo y apacible. Así era Jesús, por lo tanto los niños estaban encantados con acercarse a Él, y las personas humildes y rechazadas se sentían muy cómodas en Su presencia. Pasaba mucho tiempo en casas de amigos, en comidas y cenas, era un invitado agradable y un conversador fascinante. En Él no había nada religioso.

Otra manifestación del erróneo concepto de un estilo de vida cristiano religioso es la superficialidad. El superficial no va al fondo de las cosas. Se preocupa del vestido, los tatuajes, y los libros de Harry Potter. Pero su espiritualidad es superficial. No le gusta llegar al fondo de las cosas, prefiere pasar horas hablando de lo maligno que es Pokemon.

En cambio Jesús demuestra una espiritualidad rica y profunda. Cuando alguien le intentaba liar con una pregunta religiosa sobre lugares mas molones de adoración Él va al fondo de la cuestión: la verdadera adoración que Dios busca. El estilo de vida cristiano real disfruta profundizando en la Palabra de Dios (sin llegar al misticismo que lo tergiversa todo), ahonda en las causas, razones y motivos, busca no sólo profundizar en la Palabra, sino que la Palabra eche raíces en su corazón.

Ya con cuarenta añazos, y en la mitad de mi vida si seguimos lo que dice el Salmo, busco reflejar el auténtico estilo de vida cristiano.

2 comentarios:

j.c dijo...

La belleza es sólo superficial, y el mundo está lleno de personas de piel fina.

Noemi dijo...

Les visito desde El Salvador, reciban muchas bendiciones, les invito a que visiten mi blog www.creeenjesusyserassalvo.blogspot.com
DOY TESTIMONIO DE MI SANIDAD PARA LA GLORIA DE DIOS.