El mandamiento más importante

viernes, julio 08, 2011



Cuando leemos acerca del mandamiento de amar a Dios quizás nos sentimos culpables. Culpables porque sabemos que pudiendo amarle más, le amamos más bien poco. Este no es el propósito del mandamiento.

No podemos separar la idea de amar a Dios del disfrute de amarle. Amor y disfrute son una misma experiencia, aquellos que amamos es lo que disfrutamos, y viceversa. Es por eso que este mandamiento es un llamado a tener una relación con él y construir nuestra vida sobre está experiencia de comunión.

0 comentarios: