Un estilo de vida cristiano: ¿qué alternativas damos a los jóvenes?

miércoles, abril 13, 2011

El artículo publicado en "Espiritualidad y posmodernidad" requiere varias lecturas, y os lo recomiendo.

Cuando nos preguntamos qué es lo que falla en el ministerio con jóvenes es precisamente lo que el autor del post propone, un estilo de vida cristiano basado en ser un agente activo del Reino de Dios en este mundo. Y esto es una misión completa, no se trata de afirmar y predicar el evangelio, sino de vivirlo, haciendo justicia y misericordia y entrando en la sociedad con nuestra fe y valores, siendo parte activa de la misma.

Entiendo la preocupación que algunos pueden tener: la preocupación de que agüemos el mensaje del evangelio por una especie de evangelio social. Está ese problema y el problema de agüar el evangelio con un mensaje que esencialmente es bíblico, pero que vitalmente niega lo que cree, ya que reduce la vida cristiana a un guetto de cuatro paredes lleno de gente asustada de salir ahí fuera. Sal que no quiere salir del salero.

Este fin de semana pasado tuvimos el primer encuentro de Reacciona Madrid!. Estamos sumamente agradecidos al Señor por lo vivido. Los temas que tuve el privilegio de dar fueron: Relativismo, Pluralismo religioso y noviazgo. Los tenéis en mi blog de estudios bíblicos www.estudios-biblicos.org. Pero especialmente interesante fueron los talleres, dos de ellos hablaron de justicia social y misiones. Nuestro reto en Reacciona Madrid! es pasar de tener reuniones y actividades que en sí son positivas y buenas, para movilizarnos en evangelismo y acción social, no como cosas diferentes, sino como la misma manifesticación de fe en Cristo Jesús, Quien murió por nuestros pecados para tomarnos completamente para Su servicio.

Tenemos que volver a la Biblia, haciendo una revisión, no de la Biblia, cuyo mensaje no debe cambiar, sino de nuestras prácticas y tradiciones. Tenemos que construir un estilo de vida cristiana como alternativa y reto a los jóvenes, basado no sólo en una fe sólida en el evangelio, sino en su proyección al mundo. Sólo así seremos una alternativa vital a lo que el mundo ofrece a los jóvenes.

0 comentarios: