Cristianismo radical: el podcast

jueves, septiembre 30, 2010

Quiero recomendaros el podcast "Cristianismo radical", vale la pena oírlo.

Gala de cortos cristianos en Reacciona Madrid

miércoles, septiembre 29, 2010

El Sábado pasado programamos parte del calendario de Reacciona Madrid!. Para el que no sepa qué es RM! se trata de una organización juvenil cristiana que reúne a grupos de jóvenes de iglesias de Madrid, Toledo y Guadalajara.

Una de las actividades que estamos llevando a cabo es el "Gran festival de cortos cristianos", se trata de pequeños cortometrajes grabados con móvil o cámara de fotos/vídeocámara de temática cristiana. Creemos que es una ocasión fabulosa para que: 1) podamos comunicar el evangelio por medios audiovisuales y en un lenguaje comprensible para los jóvenes, 2) que los jóvenes de las iglesias trabajen juntos y crezcan juntos por medio de un ministerio muy necesario.

Los premios se entregarán en una gala con presentadores y con toda la "pompa" que el evento merece, (¡estamos buscando un tapete rojo, al estilo de los Oscars!).

Construyendo o derribando

domingo, septiembre 26, 2010

A veces solemos decir que en todas las iglesias hay un "núcleo duro", es decir un porcentaje de miembros que son los que asumen toda la carga del trabajo y responsabilidades, el porcentaje varía de una iglesia a otra, pero ronda el 10/20%. Lo contrario al núcleo duro son los que llamamos "problemáticos", es decir, personas que en lugar de apoyar activamente a la iglesia, más bien hacen lo contrario. Por alguna razón no se identifican, no colaboran, no apoyan, y no asisten mucho, pero... en lugar de ser honestos y permanecer al menos neutros, minan el trabajo de otros.

En algunas iglesias estos son los que más se hacen oír, lo cual es irónico, porque no representan la mayoría, sino una activa y negativa minoría.

Muchas veces el Enemigo utiliza las buenas intenciones para estorbar la obra de Dios. Este porcentaje de personas negativas creen que están haciendo algo por mejorar la iglesia, pero en realidad están haciendo el trabajo de Satanás: destruir la obra.

Estudiemos algunas de sus maniobras:

"La iglesia está fría". Este es un comentario habitual en los negativos. En realidad este tipo de comentarios no son de mucha ayuda. Si por ejemplo unos pocos se dedican a comentar lo fría que está la iglesia lo que en realidad están haciendo es extender el desánimo "la iglesia está fría- es el mensaje subliminal- no vale la pena ir, ni comprometerse, ni servir en un ministerio".
  
Si de verdad nos preocupa el estado de la iglesia, en lugar de decir que está fría lo que debiéramos hacer es: 1. Orar por la iglesia. Orar por el liderazgo, los hermanos desanimados, los que no asisten, los que tienen problemas familiares, o de trabajo, orar por los jóvenes, por los solteros, por los mayores, ¡orar sin parar!. 2. Visitar a los que están desanimados y alentarles. En una palabra cuidar pastoralmente de los hermanos, lo cual es un trabajo de TODOS los miembros de la iglesia. 3. Hablar con los pastores en qué pueden servir para apoyar la iglesia.

Así que hermanos,  en lugar de decir "la iglesia está fría" hay un montón de cosas constructivas que podemos hacer en lugar de llevar a cabo el trabajo del diablo que es desanimar a los creyentes.

Una actitud crítica. Algunos ponen pegas a cualquier iniciativa, son hiper críticos. Por otra parte no son constructivos, su labor es poner obstáculos, no facilitar soluciones. Conozco de cierta iglesia que tuvo un proyecto de evangelizar en el barrio. Un grupo de hermanos (?) estuvieron meses discutiendo las dificultades, fué tanto tiempo el que pasaron discutiendo y comentando los "peros" que al final ¡no salieron a evangelizar!.

"Si no eres parte de la solución, eres parte del problema". Es importante ser realistas, pero es importante también tener en cuenta que el diablo desea poner freno a la obra y para ello utiliza a estas personas.

La tiranía de las minorías. Por desgracia la voz de unos pocos se hace oir más fuerte que la voz de los muchos. Esta minoría de personas negativas habla más alto en las reuniones, y a veces se escudan detrás de una misteriosa mayoría con comentarios como "he hablado con muchos hermanos y piensan que no deberíamos hacer XXXX", ¿quienes son esos "muchos hermanos"?, no, no lo intentes, no te dará los nombres ya que en realidad no existen, sólo se está escudando. Que hablen por sí mismos lo que tienen algo que decir, no dejes que ellos se vuelvan portavoces de nadie.

Personalmente no creo en la democracia en la iglesia local. Creo en ser uno en el Señor y en tener un mismo sentir. Pero no creo en el valor de "un miembro, un voto". Porque no todos los votos valen igual. No cuenta igual la opinión de un hermano que cada mañana se levanta temprano y llega antes que nadie para barrer el local y preparar la Santa Cena, que la opinión de otro que viene esporádicamente y cuya única misión es la de poner pegas. No tiene el mismo peso la opinión de una hermana ya anciana que lleva toda la vida sirviendo al Señor y apoyando a la iglesia, que la de un jóven que no está comprometido con el Señor pero que desea que su voz se oiga.

Es por eso que debemos ser muy cuidadosos a la hora de "discernir" la voluntad del Señor y el sentir de la congregación.

Pero.... ¿son creyentes?. Lo que me planteo seriamente es si aquellos que sólo vienen a la iglesia para causar estorbo y sembrar el desánimo en la iglesia son realmente creyentes. Ser creyente es mucho más que ser bautizado o que ir el Domingo a la reunión. ¿Qué hay acerca del fruto?, si en tu vida no reflejas el carácter y la naturaleza del Señor Jesús y si no hay evidencia de la obra del Espíritu Santo en tí, mucho me temo que estás en hiel de amargura y en prisión de maldad. Tu destino no es el Cielo sino el del gran rebelde, el primer ser que comenzó poniendo obstáculos a la Obra de Dios.

Hoy en día esto no es nada popular. Pero creo que debemos hacer lo posible por conocer el estado espiritual de cada miembro. "Velad debidamente, y no pequéis; porque algunos no conocen a Dios; para vergüenza vuestra lo digo" 1 Co 15.34.

Mucho me temo que hay en nuestras congregaciones algunos que no conocen a Dios. Nuestro deber hacia ellos es el de ser deudores del evangelio, advertirles de su destino, y darles a conocer al único Camino al Padre. No debemos consolarlos ni asegurarles que son salvos en base a una profesión de fe que a todas luces fué vana. Con ello les estaremos mostrando verdadero amor.

Retiro de jóvenes de Aluche

domingo, septiembre 19, 2010


Este fin de semana he estado en un magnífico albergue juvenil en El Escorial con los jóvenes de la iglesia de Aluche, disfrutando de un tiempo de comunión, de senderismo, y donde también he compartido sobre dos temas, uno de ellos es el perdón, y el otro sobre el pastoreo de jóvenes, podéis escuchar ambos mensajes en mi página de estudios bíblicos www.estudios-biblicos.org.

Para mí ha sido una experiencia cambiar de edades, ya que en Tenerife estuve con adolescentes, y con quienes trato más a menudo es con esas edades, así que ha sido una experiencia. Nos ha hecho un tiempo excelente y se han creado vínculos sobre los que esperamos seguir trabajando juntos. Como siempre me quedo impresionado por los organizadores, quienes se han dejado la piel trabajando durante semanas para que estos días de retiro fueran perfectos, también mi agradecimiento por el cariño y lo que he aprendido observando su forma de orientar el ministerio juvenil ¡siempre hay tanto que aprender!.

La dimensión desconocida del perdón

lunes, septiembre 06, 2010



La Biblia nos enseña la magnitud del perdón de Dios hacia nosotros, a la vez que exige a aquellos que han sido perdonados que tengan la misma actitud hacia otros. En este mensaje analizamos: 1) la importancia de la caída 2) la gravedad del pecado 3) la magnitud del amor y perdón de Dios 4) cómo debemos perdonar a otros.

El peligro de ser demasiado diplomáticos

domingo, septiembre 05, 2010

Esta semana he visto varios vídeos en Youtube con un elemento común: el conocido periodista Larry King, quien tiene un programa de tertulias en horario de noche más conocido de todos los EEUU entrevistó a varios predicadores evangélicos (alguno sólo de nombre). A todos ellos les preguntó cual era el destino de los seguidores de otras religiones. La respuesta fué vergonzosamente decepcionante.

El primero de ellos es uno de los pastores más famosos de América, Joel Osteen, a quien no lo calificaría como evangélico. El segundo es un veterano predicador a quien admiro y quien ha hecho mucho por la extensión del evangelio. A la pregunta de Larry King ambos respondieron básicamente lo mismo: "sólo Dios puede juzgar el destino de esas personas, yo no lo sé".

Un tercer predicador llamado John MacArthur fué al programa de Larry King y fué preguntado por lo mismo. Es más, en el vídeo podéis ver que sin ningún tipo de complejo expone claramente lo que la Biblia dice: no hay otro camino a Dios fuera de Jesús. En un momento de la tertulia participa un sacerdote episcopal y a la pregunta de Larry King de "qué pasa con las otras religiones" va un paso más allá diciendo que Dios es inclusivo, etc.... Larry le pregunta "pero usted cree que su religión es la verdadera, ¿no hace a eso a las demás religiones falsas?" a lo que el sacerdote responde "no". En ese momento macArthur interviene y le pregunta al sacerdote que por qué el apóstol Pablo en Gal 1 condena claramente a los que predican a otros cristos.

Sin duda debe ser difícil ser una personalidad pública. Veo con preocupación algo que Paul Washer dice, y es que si las principales personalidades evangélicas fueran juzgadas por el cristianismo histórico, serían llamados herejes. A algunos, cuando los ponen bajo el foco de la mirada de los medios y les preguntan por lo que la Biblia enseña de la homosexualidad, o sobre la salvación sólo por medio de Cristo, titubean. Otros se han vendido a un tipo de falso evangelio, un evangelio aguado que reduce el nuevo nacimiento a una oración que repetir, y que enseñan la autoestima, la prosperidad, dejando la cruz, el arrepentimiento y la fe EN Cristo (o al menos pasándolos a cuarto o quinto plano).

Eso me hace pensar en las palabras del Señor Jesús: "cuando venga el Hijo del hombre ¿hallará fe en la tierra?". O en la enseñanza de la cizaña (el falso evangelio) que crecerá TANTO en los últimos días que superará al verdadero evangelio.

Antes me preocupaba mucho el asunto del carismatismo, esa obsesión con ciertas modas como rodar por el suelo, la risa santa, echar demonios de calvicie, hacer surgir polvo de oro en medio de una reunión, o profetizar tonterías. Este tipo de excentricidades son nimiedades en comparación con ese evangelio diluido de "victoria". Ese evangelio que dice que Cristo murió para que fueras sano, próspero y feliz, que el mayor pecado es la baja autoestima, es algo que llama la atención de los no creyentes, ¡porque es lo mismo que ellos creen!. Este tipo de mensaje usa palabras cristianas pero sus ideas son materialistas. Le quita la alabanza a Dios y nos pone a nosotros en el centro del universo. Elimina las persecuciones, el sacrificio, el discipulado, la mayordomía, y nos introduce en un cristiano para consumidores muy atractivo.

Que Dios levante más hombres y mujeres valientes que estén dispuestos a vivir y a morir por el evangelio verdadero.

(El vídeo está en inglés)



También os recomiendo este otro vídeo en el que Larry King le pregunta a J. McArthur qué le ocurre a alguien cuando muere. Más claridad imposible.