Caída de EEUU y auge de Europa

sábado, agosto 14, 2010

Un tema que me interesa mucho es la profecía, y aún más, la historia. En ella se encuentra la clave del futuro, ya que, por desgracia estamos destinados a repetir los mismos errores.

Estados Unidos se encuentra en una encrucijada, y mucho me temo que no levantarán cabeza. El presidente Obama en su afán de mostrarse conciliador está retrocediendo posiciones en su papel como primera potencia militar del mundo, y como agente estabilizador. Creo que era Churchill quien decía que si la diplomacia se basaba en hacer concesiones (y desarmarse) cuando no quedara nada que ofrecer, nuestros adversarios nos declararían la guerra. Tras su conciliador discurso en El Cairo, Obama dejó claro que busca ser un Martin Luther King internacional, algo que alegra enormemente al mundo árabe.

Si EEUU retrocede ¿quien ocupará su lugar?. Lo que voy a hacer ahora es muy arriesgado, así que me gustaría que lo tomaran como mi opinión personal. La Biblia no habla de Estados Unidos en la profecía, habla de Europa, habla de China, habla del mundo árabe. Esto no es orgullo europeo (al fin y al cabo los españoles desde los Reyes católicos y Carlos V hemos perdido protagonismo en el mundo así como en los conflictos globales). Si Estados Unidos da pasos atrás en su papel hegemónico, ¿qué ocurrirá con las amenazas que tiene Occidente?: me refiero a Irán (y en general al mundo musulmán), al expansionismo comercial de China y su creciente poder en África, ¿qué ocurrirá con la nueva era nuclear (la de los países que se están haciendo con armas atómicas)?. Y.... ¿qué ocurrirá con la ÚNICA democracia de Oriente medio: Israel?.

La nueva Europa que ha de venir. Con un mundo árabe sediento de sangre israelí y en cuyas constituciones se encuentra el sagrado deber de arrojar al estado de Israel al mediterráneo, ¿qué le espera a Israel?. La Biblia habla de un imperio romano renovado (¿la nueva Europa quizás?) que hace con Israel un pacto de siete años, un pacto de protección que será violado a los tres años y medio.

La cuestión es, ¿está Europa preparado para tomar el papel de primera potencia del mundo y agente de estabilización?. No, no esta Europa. Lo que ahora vemos es un pesado elefante burocrático cuya unidad pende de un hilo. Los regímenes más fuertes han sido aquellos en los que una persona concentraba el poder. Babilonia era la "cabeza de oro" en el sueño del rey Nabucodonosor, el poder absoluto concentrado en un rey que no se sujetaba a ley alguna (como ocurrió a los Medos y Persas). Vuelvo a citar a Churchill, quien dijo que las democracias no están preparadas para la guerra, y sí los regímenes totalitarios.

Europa cederá sus derechos a un nuevo líder, la Biblia lo llama la primera "Bestia" (Ap 13), una de sus "cabezas" recibirá la "autoridad" (poder, dominio), quizás entregada por las naciones que formen la nueva Europa/Imperio Romano, o quizás por el Parlamento Europeo, quien en condiciones de gran crisis, guerras e inestabilidad, dan a un hombre la capacidad de reaccionar que un parlamento no tiene.

Si Estados Unidos se retira del papel de primera potencia, otros, los enemigos de Occidente, aprovecharán el momento para atacar. La cuestión es que las naciones no se podrán quedar cruzadas de brazos.

El escenario para los capítulos 4 a 22 de Apocalipsis lleva siglos trazándose. Como si fueran las piezas de un tablero mundial de ajedrez, las naciones van ocupando el lugar preparado por Dios, sea levantándose, o sea quedando derribadas. No queda tiempo para seguir jugando a ser cristianos a medias. Quizás en pocos años confesar "Jesús es el Señor" cueste la vida en cualquier parte del mundo (en estos momentos ya lo es), ¿nos estamos preparando para ese momento?.

1 comentarios:

Anónimo dijo...

creo que mientras ee.uu,de su apoyo a israel ,estara en primer plano,pero llegara el dia que dejara de ser,entonces sucumbira.mientras tanto todo sigue igual.amen