Redes sociales, ¿una amenaza?

viernes, marzo 12, 2010

Tras mi viaje a Sevilla (y volver a "ubicarme") quiero hacer algunas reflexiones basadas en la experiencia de mi primera charla sobre redes sociales y jóvenes.

En cuanto a los jóvenes:

-Me llama la atención la total desinformación, la mayoría de los jóvenes desconocen qué implica subir una foto a redes sociales, o compartir información sensible. También desconocen el contrato que aceptan con Facebook y por el que ceden los contenidos a esta empresa.
-Muchos desconocen las amenazas, los casos de suplantación de identidad, los chantajes que se están produciendo (por jóvenes que se dejan fotografiar) y los "depredadores sexuales" que se esconden en la red para llevar adelante sus actividades criminales.
-Desde mi punto de vista el aspecto más peligroso de las redes sociales no es la posibilidad de contactar con un pedófilo (que es un riesgo, pero estadísticamente menor) sino de compartir datos personales que pongan en peligro al jóven y a toda la familia, datos como fotos de la vivienda, información de cuando se va de vacaciones (y la vivienda queda vacía), rutas de casa al instituto, etc.... todo eso es información que en manos de criminales es, con toda seguridad, una oportunidad para que atenten contra él o las propiedades de la familia.

El material que he preparado tiene cantidad de vídeos, así como anécdotas, noticias e información que llevará a los jóvenes a reflexionar y a ser prudentes, igual que en la vida real son prudentes y no dan copias de la llave de su casa a todo el mundo.

En cuanto a los padres:

-Los padres necesitan entender que salir a la calle es más peligroso que usar redes sociales. Esto es importante porque algunos padres perciben la "amenaza" de las redes sociales como mayor que el riesgo de ser atropellado, asaltado, violado, o robado en la calle. Definitivamente la calle es más peligrosa, por no hablar de los Institutos de hoy en día.
-Los padres necesitan entender que las redes sociales han venido para quedarse, no se puede evitar que el menor acceda a ellas, como no se puede evitar que acceda a la red, o que reciba llamadas de teléfono.
-Los padres necesitan comprender que las redes sociales son útiles, son las nuevas herramientas de trabajo en grupo, y los entornos colaborativos empresariales que permitirán desarrollar proyectos en equipo.
-Los padres necesitan conocer patrones de uso, pautas de uso saludable de estos medios, y detectar señales de alarma que les permitan captar si hay una dependencia en el uso de estos medios.

Muchos padres ya están muy alarmados, pero esto no es peor que cuando en mi época, me dejaban salir a la calle o al parque y me pasaba todo la tarde allí. No estoy en contra de las redes sociales, de la misma manera que no estoy en contra de los vehículos a motor, pero hay ciertas normas fundamentales que pueden hacer que nuestra experiencia de ambos sea buena... o desastrosa.

0 comentarios: