Hoy un alumno se graduó con honores

martes, octubre 27, 2009


Cuando llegué a su casa me lo encontré en el salón, preparado con su Biblia y los apuntes en la "mesa camilla". Su esposa nos había preparado una merienda y nos dejó solos rápidamente para que pudiéramos trabajar juntos. Ambos asistíamos al mismo instituto bíblico nocturno, sólo que él me doblaba la edad, los kilómetros recorridos como marino y lo sufrido. Sólo en una cosa le aventajaba: en los estudios, él apenas tenía, trabajó desde muy jóven y tuvo "poca escuela". Es por eso que le costaba lo imposible hacer lo que para mí era un sencillo trabajo de analizar un texto bíblico.

Nos metimos de lleno con el texto, le expliqué los principios de hermeneútica, el escribía despacio con su letra grande y casi infantil, la cuidadosa letra de aquellos que tuvieron "poca escuela". "Espera, espera, que yo voy más despacio" me decía. A partir de aquello ya había cierta complicidad entre nosotros, éramos compañeros de estudio, y yo era su "profesor particular".

En una clase en la que Carlos Morris nos explicaba el tema del bautismo en la Biblia, explicando el tema nos comentó lo que hacían en otras confesiones cristianas:

-...y en la iglesia ortodoxa rusa practican la triple inmersión, sumergen a los que se van a bautizar tres veces en el agua.

Mi amigo se volvió a mí y me dijo en voz baja:

-Eso mismo hago yo con el pulpo antes de "arrearle", lo sumerjo tres veces- como buen gallego sabía prepar el pulpo en condiciones. Menos mal que los rusos no apaleaban igualmente a los recién bautizados.

Por Septiembre de 2.006 me vine a trabajar a Madrid, lo veía de vez en cuando, siempre me saludaba con alegría y mucho gozo, como a todo el mundo, siempre ocupado en las cosas del Señor, sirviendo a otros.

Luego su esposa enfermó. Fueron a Madrid a buscar un médico que decía tener un tratamiento experimental, mi mujer los llevó a la consulta del médico. Apenas estuvimos un día con ellos, pero siempre lo recordaron con gratitud.

Ese verano me invitaron a predicar en su iglesia local. Él venía sólo a la reunión, su esposa estaba muy enferma, terminal y mi amigo, que siempre estaba sonriente, siempre de buen humor tenía la pena tatuada en el rostro. Al final de mi predicación a duras penas me pude aguantar las lágrimas, recordando las promesas de nuestro Rey, quien volverá, prometiendo consolar toda tristeza y viendo a mi amigo aguantar todo lo que tenía dentro.

Su esposa se fué con el Señor. Antes de morir ella quiso grabar un vídeo, despidiéndose de sus seres queridos, y testificando del amor de su Salvador. Lo tenía todo planificado, a cada uno le dió un regalito, a mi esposa y a mí nos regaló un bordado, agradecida del día que vino a Madrid en busca de un médico. Muchos no creyentes quedaron muy impactados por aquel testimonio, un testimonio de una fe real que mira a la muerte a la cara, con la confianza que sólo puede dar un Salvador como nuestro Señor Jesús.

Un mes después me encontré a mi amigo en una reunión de varias iglesias. Nos contaba del testimonio que se dió en el entierro. En un momento dado, a mitad de la frase se dió la vuelta, el rostro retorcido por la pena de haberse separado temporalmente de la mujer a la que amaba.

El tiempo pasó y salió adelante. Por desgracia no era la primera persona a la que perdía. Y cuando menos lo esperaba el amor volvió a encontrarle. Quien le iba a decir que a sus años el Señor le enviaría otra compañera, otra mujer llena de fe. Algunos no lo entendieron. Y algunos, también cristianos, empezaron a opinar sobre si era pronto o tarde, sobre si había pasado mucho o poco tiempo. Nosotros nos alegramos por él, porque quería seguir adelante, luchar, y vivir la vida en los caminos del Señor y con gozo. Meses más tarde me lo encontré y le dije que me alegraba mucho de verle tan bien, también le felicitamos por su boda.

Hoy me he enterado que el Señor le llamó a Su presencia.

Para él se acabo vivir sostenido por las promesas, ya pasó a experimentar la realidad de las mismas, ya entró en el gozo de su Señor, la vida absorbió la muerte y experimentó plenamente el reposo y la victoria de Jesucristo.

Mi cariño y mis oraciones para su esposa y sus hijos (amigos nuestros). Doy gracias a Dios por otro santo que acabó la carrera con gozo, que guardó la fe hasta el final.

Al final te graduaste, Ramiro. Yo te dí clases una tarde, pero tú te pasaste la vida enseñándome cómo ser cristiano.

NaNoWriMo, escribe tu novela durante Noviembre

sábado, octubre 24, 2009

Me encanta el NaNoWriMo (National Novel Writing Month), un desafío a escribir una novela de 50.000 palabras, unas 175 páginas. El reto es planificar una novela durante el mes de Octubre, y el 1 de Noviembre escribir al menos 1666 palabras al día.

La idea no es que sea una novela que esté lista para publicar, sino que al menos se tenga listo un borrador sobre el que trabajar. Es un desafío que lleva bastante tiempo en la red, para ello hay que registrarse en la web, si consigues el reto te dan un certificado, registran tu nombre en el "salón de la fama" y un banner para poner en tu página web.

En el sitio oficial hay un foro donde se dan consejos, se cuentan divertidas historias, y se dan ánimos. Puedes controlar cuantas palabras escribes al día. Pero lo más importante, como dicen en el mismo sitio, aunque no termines las 50.000 palabras, lo divertido es intentarlo y participar.

Procastinar. Esa palabra la encontrarás a menudo en el foro (y en general los internautas la usamos mucho), procastinar es sencillamente dejar para más tarde lo que estás haciendo, distraerte con el vuelo de una mosca, o hacer búsquedas inútiles en Google.

Programas para el escritor. Para evitar la "procastinación" desde los foros del NaNoWriMo sugieren el uso de ciertos programas que no llegan a la categoría de "procesador de textos" y que nos ayudan a centrarnos en la escritura en sí. Una de ellas es el Q10, una aplicación que sirve sólo para escribir, un fondo negro, y las letras que vas escribiendo. Otra aplicación es WriteRoom. Algunas de las muchas aplicaciones que hay no sólo cuentan las palabras que escribes, sino que te pueden avisar si llevas tiempo sin escribir nada (muy divertido). Personalmente me resultan más curiosas que útiles, ya que graban los ficheros en formato txt. Y eso me da terror. Yo lo que prefiero usar es OpenOffice, o Google Docs.

OpenOffice es la mejor suite ofimática libre y gratuita que existe, mucho mejor que Microsoft Office, su aplicación Writer es aún más completa que Microsoft Word, y al igual que Firefox tiene cantidad de extensiones que multiplican su utilidad.

Google Docs es lo mismo, solo que desde tu navegador. Además puedes alojar tus ficheros en Google. Cada día me resulta más imprescindible. Esta mañana hablaba por Skype con mi hermana pequeña, la cual cree que ha perdido un pendrive y se estaba planteando empezar a usar Google Docs. No es mala idea.

Pues bien amigos, si os ha picado el mosquito de la escritura el NaNoWriMo es el empujoncito que necesitábais para escribir. El hecho de contar con el apoyo de un foro y de muchos otros escritores noveles seguro que te animará a continuar durante todo el mes de Noviembre con tu novela. ¡Ánimo!.

Que la creación cante- Hillsong

lunes, octubre 19, 2009



Este fin de semana ha sido fabuloso, he tenido a mi hermana pequeña (que de pequeña tiene poco... cursa tercero de Psicología) y su novio, hemos tenido un encuentro de Reacciona Madrid!..... espero comentarlo en breve :-) de momento os dejo con esta canción de Hillsong que me encanta. ¡Buen lunes!.

¿Cómo puedo perdonarme a mí mismo?

viernes, octubre 16, 2009

¿Eres creyente o cretense? A Dios le importa tu manera de vivir

domingo, octubre 11, 2009

Este es un ejemplo de un oso "cretense"... si quieres saber por qué
escucha o lee el estudio de Tito


La epístola a Tito nos muestra un cuadro desolador, creyentes que vivían como sus paisanos no creyentes, sin mostrar evidencia alguna de haber nacido de nuevo.

En este estudio se nos muestra que a Dios SÍ le importa cómo vivimos, y se nos dan instrucciones de cual debe ser el proceder de un hijo de Dios, y de las razones para ello.

Podéis leer las notas del estudio en este enlace.

O podéis escuchar este estudio visitando la página de archive.org o en el reproductor más abajo:

Ya ha salido la tercera parte de la trilogía "Conspiración"

jueves, octubre 01, 2009


Si habéis seguido las dos novelas anteriores estaréis deseando leer una nueva y emocionante aventura de la "Trilogía de la Conspiración", Laura, Daniel y Jonatán nos sorprenderán con nuevas aventuras y con los mismos elementos que nos cautivaron en las anteriores, misterio, amor por los libros, la Palabra de Dios como un tesoro valiosísimo (de valor no sólo espiritual, sino histórico), y por supuesto, personajes sólidamente creados, creíbles y a los que uno termina tomando cariño.

El trabajo que Samuel Cabrera ha hecho con la portada es de primerísima calidad, lo cual siempre se agradece.

Os dejo con la introducción de David Vergara:

Prólogo de David Vergara:

"Cipriano Salcedo, uno de los personajes de Miguel Delibes en su novela El Hereje, escribe: “De momento le encarezco que no sufra por mí. Cumplir lo que estimamos nuestro deber ya encierra en sí mismo una recompensa”.

Estas palabras sirven para entender la culminación de una emocionante aventura vivida a lo largo de esta trilogía, en la que veremos la satisfacción de unos jóvenes que sólo se sienten recompensados ante el deber cumplido.

Sin embargo, estas páginas dejan más deberes terminados, dado que Miguel Ángel Gómez, no podía dejarnos con la miel en los labios hasta tejer todos los hilos que comenzó a hilvanar en su primera novela, El Enigma de la Lápida, y que forman un perfecto tapiz con en este último manuscrito. El pueblo manchego de Lillo, Qumrán, y ahora Alemania, Madrid y El Escorial son enclaves muy diferentes, pero que guardan secretos entrelazados.

El mayor misterio se va a desvelar, y para descifrarlo era necesario que Daniel, Jonatan y Laura madurasen en cada página. Su amistad, cariño y pericia ha crecido, pero su valor, naturalidad y sentido del humor no han cambiado. Estos personajes se han hecho tan reconocibles y queridos para nosotros que casi sabemos qué van a hacer o decir, a medida que la intriga crece hasta su desenlace final.En cuanto al autor, la confianza que teníamos desde la primera novela en que nos haría disfrutar hasta el final, no se ha visto defraudada.

Sobre todo, quería destacar que no sólo ha dado vida literaria a unos personajes, sino que nos ha presentado también a aquel que consumó de forma perfecta su obra en una cruz una sola vez y para siempre. Jesucristo, y no sólo las personas que les rodean, ha moldeado al escritor, a los protagonistas del relato, y puede hacer lo mismo con todos.

Espero que estas páginas, sean un motivo para que muchos lectores descubran a aquel que da vida eterna, y que presentará a sus hijos delante del Padre con alegría al haber cumplido con su misión (Judas 24)."