Juicio en la casa de Dios

jueves, abril 02, 2009

Lo hemos dicho y todos lo creemos: esta crisis que no ha hecho más que empezar, es una consecuencia y un Juicio de Dios por causa de la maldad, la avaricia, el orgullo, la incredulidad, la inmoralidad, por causa del pecado de este mundo.

La gente lamentó cuando tres mil personas murieron en las torres gemelas, pero casi nadie lamenta que DECENAS DE MILES DE NIÑOS sean asesinados cada años, ¿no va a hacer Dios nada al respecto?. África está en manos de empresas privadas que enriquecen a pequeños dictadores y generales de guerrillas y nadie hace nada. La inmoralidad y la violencia que vemos no sólo no nos asusta, sino que es una de las principales formas de OCIO en cine, TV, Internet. Recordemos que Dios destruyó Sodoma por causa de la violencia. Y esto es sólo lo que vemos nosotros, Dios ve más allá, ve muchas más cosas, y cosas que a nosotros los cristianos nos parecen incluso normales, pero que el Santo Dios tiene por abominación.

La crisis no ha hecho más que empezar, pero va a ser cada vez peor. No lo digo yo, lo dicen expertos, y lo dicen hombres de Dios. ¿Cómo nos vamos a recuperar económicamente si antes no lo hacemos moral y espiritualmente?.

¿Y en cuanto a la iglesia?.

Creo que esta crisis no viene sólo por culpa del mundo, sino por culpa de la apostasía vergonzosa de la iglesia, y porque desde la iglesia hemos encumbrado a lobos en lugar de pastores. También por causa de la carnalidad de la iglesia, de su amor al mundo.



Conforme esta sociedad prosperaba también lo ha estado haciendo la iglesia. Los hermanos adquirían propiedades, lo cual es legítimo, el problema es que para muchos su corazón se fué detrás de ellas. Para ellos lo primero dejó de ser su relación con Dios, su iglesia local, y pasó a ser sus vacaciones, su casa en la playa, o la comodidad de su bien equipada casa. Los pastores hemos escuchado excusas de todo tipo: "llego al Domingo muy cansado y prefiero dormir un poco más". Pero lo cierto es que detrás de todas esas excusas se escondía amor por sí mismos, y un desprecio por la salvación que Cristo pagó tan cara.

Dice la Escritura que el JUICIO no comienza por el mundo, sino por la iglesia:

"Porque es tiempo de que el juicio comience por la casa de Dios; y si primero comienza por nosotros, ¿cuál será el fin de aquellos que no obedecen al evangelio de Dios?" 1 Pe 4.17

Si esta CRISIS hace que lo más fuertes se derrumben, ¿qué es lo que viene sobre la iglesia?. La Escritura lo dice: JUICIO.

Muchos maestros nos han enseñado que podemos ser "campeones" "victoriosos" y que nos merecemos una vida cómoda y plena aquí, cuando en realidad el Señor Jesús nos avisó que en este mundo lo que encontraremos serán problemas y dolores (Jn 16.33). Está en la Biblia, no es cosa de profetas locos y telepredicadores fuera de sí.

Me he sorprendido muchísimo de encontrarme a dos hombres de Dios, cada uno proveniente de un trasfondo completamente diferente, uno pentecostal clásico, y el otro bautista. Ambos son personas de la Palabra de Dios, no son estrellas de los medios, no son mercaderes de la Palabra. El primero ha dedicado su vida a la predicación, a la evangelización de las pandillas urbanas en Nueva York, a pastorear una iglesia, tiene más de setenta años y su vida es intachable. Además es muy crítico con los excesos del movimiento carismático, con el de palabra de fe. El segundo ha sido misionero en Perú y el Señor lo está usando para predicar la Palabra en occidente y exhortarnos y redargüirnos de los excesos que la Iglesia está cometiendo.

Dos trasfondos diferentes, un mismo Señor, un mismo celo por la Palabra de Dios en tiempos de abandono de ella (Jer 6.10). Ambos concuerdad en que viene persecución sobre la Iglesia EN BREVE. Los creyentes están expuestos a perder propiedades y trabajos, acusados falsamente y expuestos públicamente por ser enemigos del Estado (las persecuciones son siempre así, los creyentes son llevados a la cárcel con cargos injustos).

No soy un alarmista. He hablado con otros hermanos y tenemos el mismo sentir, el mismo discernimiento. Exceptuando Occidente, el mundo cristiano sufre tremenda persecución, Chiapas, África, mundo musulmán, Corea del Norte, etc...... tan sólo lee el boletín de Puertas Abiertas. Estoy tan convencido de esto que quiero compartir con vosotros estas cargas y estos consejos para los tiempos que vienen:

-la iglesia local es un lugar de seguridad, de pastoreo, de protección espiritual. No te protegerá de la pérdida económica, pero sí te dará orientación y paz en el Señor en medio del PÁNICO MUNDIAL.

-cuando venga el espanto y el temor muchos desfallecerán, muchos se alejarán de la fe, muchos sufrirán gran angustia. Si estás llenando tu mente de las tonterías del mundo, con sus pasatiempos tontos, cuando venga el día de la prueba no tendrás nada en lo que sostenerte, no sabrás como entrar en el secreto de Dios (Jer 23.22). Pensad en la hormiga, que en el verano recoge su comida (Pr 6.8 y 10.5) y atesorad la Palabra de Dios en vuestros corazones (Col 3.16).

El Señor me ha hecho ver personalmente que he estado perdiendo el tiempo. Y me he tenido que arrepentir y me arrepiento del pecado de perder el tiempo. Sé que siempre se me ve ocupado (y lo estoy, la iglesia, los jóvenes, mi trabajo, las webs, estudios), y a pesar de las cosas en las que he estado implicado he estado más lleno de las cosas del mundo. Siempre he estudiado la Biblia, he estado escribiendo estudios, en mi libreta devocional, pero el tiempo empleado en los juguetes del mundo era muchísimo mayor. Entiendo de parte del Señor que debo dedicar TODOS mis esfuerzos, todo el tiempo que pueda en estudiar la Palabra y orar, no sólo por la iglesia a la que sirvo, sino por mí mismo. Cuando venga la prueba NUESTRA FIRMEZA dependerá de lo que hayamos atesorado antes, del tipo de personas que hemos sido en los tiempos de abundancia.

Debemos leer la Palabra y buscar lo que Dios tiene para nosotros personalmente, debemos saturarnos de ella para estar firmes y bien arraigados en Él. Hermanos, nosotros AÚN NO HEMOS SUFRIDO NADA COMO CRISTIANOS (a parte de burlas, o problemas con nuestra familia no creyente), no como los hermanos de Eritrea, o en otras partes del mundo.

4 comentarios:

Andrés Martín dijo...

Me viene a la mente el testimonio del hermano Yun (expuesto en el libro "El hombre celestial", que estoy acabando y ya recomiendo grandemente). Un ejemplo de persecución y de firmeza en la fe a pesar de sufrir penalidades inimaginables siendo contemporáneo nuestro. Cuenta que llegó a memorizar (atesorar) libros enteros de la Biblia, que le sirvieron de mucho cuando no tuvo una a mano, como en las sucesivas veces que ha estado en la cárcel..y también me viene a la mente el texto en Hebreos que habla de aquellos hombres de los cuales "el mundo no fue digno" (11:38). Cómo eran, cuáles fueron sus características, sus reacciones, su DETERMINACIÓN.

No es cuestión de ser alarmista, como bien dices Julio, pero si es cuestión de "velar y estar sobrios", como recomendó Pablo a los Tesalonicenses, en un texto al que hace poco hacías referencia.

En los momentos difíciles, los hombres de Dios serán quien marquen las diferencias (larga lista de la Biblia respalda lo que digo)y no por su "ascenso" social muy seguramente, sino por su DETERMINACIÓN. Sea cual sea el costo de la misma.

Muchas gracias Julio, muy interesante reflexión.

Francisco dijo...

Hermano, encuentro los estudios y el blog de mucho provecho. Sin embargo este nuevo formato que le pusiste (fondo negro, letra blanca) no es muy agradable a los ojos (tal vez por el contraste), cuando lo leo. ¿Recibirías esta crítica y una invitación a cambiarlo a algun otro visualmente más cómodo? Gracias. Saludos en el Señor.
P.d. Aun deseo profundizar en el estudio y en los versículos para hacer algunas preguntas.

Julio dijo...

Hola Francisco, me interesa tu opinión, y si alguien más quiere comentar qué le parece el nuevo diseño del blog, que por favor lo comente.

Julio dijo...

Acabo de ver (no entero) un documental del cómico Bill Maher que comieza diciendo la misma letanía que Pullman y Dawkins: que el cristianismo no es inofensivo, que es peligroso.

Cada vez veo que se van dando más pasos para considerar públicamente el cristianismo como algo novivo para la sociedad. Primero comienzan las burlas, luego los "documentales" y libros, ¿y luego?.

Hermanos, no es una suposición, es algo de lo que estoy convencido.