Licencia para rezar

miércoles, enero 23, 2008


Algunos me han dicho que peco de alarmista, pero creo que me quedo corto. El estado, instigado por cierta idea de sectores "progresistas" ha querido hacer lo posible por intervenir en todas las áreas de la vida de los ciudadanos, y no me refiero sólo a la educación, sino al asunto religioso. Hace años en un congreso del PSOE se dejó escapar la idea de que las manifestaciones religiosas de cualquier tipo deberían quedar restringidas al ámbito de lo privado. Como os podéis imaginar, a nuestros amigos católico romanos no les hizo ni pizca de gracia, ya que la celebración de la Semana Santa en Andalucía es, de hecho un fenómeno público.

Aquello a mí no se me olvidó, ni mucho menos, los gobiernos de izquierdas, salvo honrosas excepciones han pretendido "amparar" al ciudadano, y derribar cualquier otro poder que no sea el Estado. Para ellos la "religión" rivaliza con el poder que el Estado podría tener sobre las mentes, por lo tanto ¡a regular la religión!.

La noticia que leo en la Razón Digital es que la Generalitat "aprobará en febrero la Ley sobre Centros de Culto - «No se podrá celebrar misa sin permiso ni en la ermita más pequeña ni en la mayor catedral», denuncia CDC " esta ley pretende regular la preocupante proliferación de Mezquitas, pero se hace extensiva a TODOS los centros de culto, sean minoritarios, como la confesión mayoritaria (la iglesia de Roma).

Desde aquí quiero alertar a los lectores contra este tipo de políticas, hay áreas donde el Estado NO debe intervenir, de hecho el Estado debe amparar la libertad religiosa, protegerla, pero lo que no puede hacer es regularla. Vivimos en tiempos en los que la tolerancia se ha puesto en un altar, pero es una Tolerancia falsificada, ya que hay cosas que hoy en día no se toleran, una de ellas es el cristianismo y sus valores, sean de la confesión cristiana que sean. Si en algo están de acuerdo estos "tolerantes" es en que no se puede tolerar el cristianismo. Lo que ha ocurrido en la universidad de Vigo al prohibir unas conferencias que cuestionan el Darwinismo (por presiones externas a la Universidad) es más de lo mismo, nos dirigimos al pensamiento único, mejor dicho, YA estamos instalados en él.

¿Qué será lo siguiente?. Puede que nadie se quiera aventurar a afirmar qué es lo siguiente, yo sí. Sólo hay que echar un vistazo a China, República socialista, para ver que es ilegal hablar de Dios o enseñar la Biblia a un menor de edad. Nuestros políticos progresistas de aquí creen que el cristianismo es peligroso, y tarde o temprano, escuchadme bien, procuraran que padres, familias e iglesias se mantengan alejados de la educación espiritual del niño. Ministerios tan necesarios como Apeen, las escuelas dominicales de cada iglesia evangélica serán regulados, prohibidos y penados. Estoy convencido, es cuestión de tiempo.
Claro, esto dicho así suena a delirio, pero os aseguro que estos políticos sabrán vender bien la idea, basta con que un día algún exaltado religioso cometa alguna locura en la que un niño sea dañado, para que aprovechen la ocasión y empiecen a legislar.

Que Dios, en su misericordia, no nos dé los políticos que nos merecemos, sino que nos mande gobernantes respetuosos de las libertades y del libre ejercicio de la fe.



(Las fotos pertenecen a cristianos perseguidos, una estudiante de bachillerato atacada por musulmanes y cristianos egipcios manifestándose contra los abusos cometidos en el país).

0 comentarios: