La dura vida del deportista minoritario

martes, agosto 28, 2007


Estos días de verano los estoy pasando con mi familia en el sur de España. Como sabéis tengo varios hermanos, la más pequeña (que de pequeña no tiene nada, este año comienza la Universidad) además de una estupenda estudiante, es una deportista entusiasta, sólo que su pasión es el patinaje artístico, un deporte que aquí en España no tiene demasiado apoyo (lo cierto es que en este país, todo lo que no sea fútbol es minoritario).

Con la llegada del verano, mi hermana quiere seguir entrenando y perfeccionando sus saltos y movimientos, aunque no lo tenía nada fácil se puso a investigar y consiguió que un colegio le cediera el pabellón deportivo para hacer sus entrenamientos, el año pasado ella tenía que ocuparse de la limpieza de la pista, este año ya lo hacen los señores que se ocupan del mantenimiento.

Esta mañana aproveché para estar con ella, y de paso hacer algo de ejercicio. Me traje el ordenador y unos altavoces para poner música mientras entrenábamos, y la cámara de fotos para hacer una pequeña sesión fotográfica "amateur".

En un mundo donde el esfuerzo apenas está reconocido, donde muchos jóvenes quieren ser como esos mequetrefes que salen por televisión sin más mérito que haber tenido relaciones con un famoso de segunda categoría, admiro muchísimo el esfuerzo de mi hermana y de tantas personas como ella. La vida cristiana se ha asemejado al deporte, a una carrera, a una lucha contra uno mismo, a aquellos atletas que se privaban de todo para alcanzar una corona. Si somos capaces de abrir los ojos de nuestro entendimiento, podríamos aprender continuamente.

Y en cuanto a mi "hermanita": ¡ánimo guapísima! y bravo por ese trabajo tan estupendo que estás haciendo con el "Club de patinaje Giralda" y con las niñas a las que entrenas, te quiero un montón.

(*) Por cierto, si algún próspero empresario quiere hacer de sponsor para estas chicas que viajan por toda España en exhibiciones y competiciones que no dude en ponerse en contacto conmigo (la dirección de correo está en el lateral).

Por cierto, mi hermana también es bloguera, podéis visitar su estupendo blog en Patinaje artístico sobre ruedas.

La educación de los hijos y el sentido común

domingo, agosto 26, 2007

Aún no tengo hijos, pero muchos de los que me leéis sí, y no sólo eso, sino que además sois cristianos con sólidos fundamentos bíblicos y con sentido común. Sé, que hacerlo bien con los hijos (educarles, tratarles, ayudarles, disciplinarles) es en extremo complicado, no creo que Dios pida de un padre la perfección, ya que esto es imposible, pero cuando miro a mi alrededor, y en especial a este mundo incrédulo veo una ausencia (casi absoluta) de sentido común.

Y fijaros, no digo que se apliquen principios bíblicos, sino sentido común. Dentro de las personas que no aman a Jesucristo encontraréis a algunos padres sensatos y dedicados, pero no creo que sean la mayoría, sino precisamente la minoría.

Esta semana he leído varias noticias de padres que en realidad no quieren ser padres, abandonan a sus hijos hasta las cinco de la mañana en el portal de su casa porque quieren "salir de copas" con sus amigos. O dejan a niños de ocho años al cuidado de su hermanita de cuatro. Es terrible.

A veces oigo en la padre como los hijos hablan a sus padres, y cómo los padres hablan a sus hijos: "Cállata que eres tonto", o como escuchaba a unos antiguos vecinos a través de los delgados tabiques del apartamente en que vivía: "me tienes harta, cada vez te parecer más a tu padre". Cosas terribles que se dicen a los hijos y que no sólo no son nada constructivas, sino que únicamente buscan liberar la rabia de unos padres enojados, no cumplen otro propósito.

Gracias a Dios por los padres que conozco que son un verdadero buen ejemplo, personas que en primer lugar son honestas como cristianos, y que aunque no son perfectos, son padres dedicados y sacrificados que buscan el bien de los hijos.

Y por fin quedaron ordenados nuestros libros

miércoles, agosto 22, 2007

Nuestra amiga Lisi, del portal cristiano www.mujerdehoy.org me preguntaba que cómo habían quedado los libros... pues aquí teneís el vídeo. La verdad que fué una verdadera paliza, estuve casi todo el día, apenas parando para comer, y terminé a las 9 de la noche. Y eso que hay más libros en otras habitaciones...



Aprovecho para recomendaros el portal de www.mujerdehoy.org, donde encontraréis contenidos cristianos de gran actualidad y muy sanos doctrinalmente, además, creo que es una herramienta que nuestras amigas no cristianas conozcan el evangelio y una gran cantidad de temas tremendamente prácticos.

Ordenando la biblioteca

martes, agosto 21, 2007

Cada año seguimos añadiendo libros a nuestra Biblioteca, el problema es que el piso donde vivimos no crecre, así que no queda más remedio que organizarse bien, clasificar bien los libros (cosa que no hemos hecho desde que nos mudamos, hace ya un año) y tirar los miles de papeles y fotocopias que los cristianos evangélicos acumulamos.

Hoy me he puesto y creo que tengo para dos días, en un pequeño descanso he hecho un vídeo para que os hagáis una idea. Por cierto, la calidad no es muy buena porque se ven una líneas a la izquierda, aunque el vídeo original está correctamente grabado.

El fenómeno del niño predicador, algo que no es nada nuevo

sábado, agosto 18, 2007

Recientemente vimos en la televisión y en la prensa a un conocido niño predicador llamado Nazareth Castillo. La noticia fué vista por el mundo incrédulo como una de las excentricidades más de los llamados cristianos evangélicos. Y eso en el caso más benévolo, porque lo cierto es que, a mi entender, se vulneran algunos de los derechos fundamentales del niño.



Ningún niño debería ser exhibido o mediatizado como un showman. Ese niño (al igual que los niños que cantan y tocan el acordeón o hacen hazañas aplaudidas en televisión) no lo hacen de forma espontánea, sino por la presión de un adulto que les obliga a ensayar durante horas... al día.

Lo que más me preocupa es ver a cristianos "encantados" con este niño predicador. Algunos pueden que crean que están viendo algo muy "espiritual", pero en realidad no es nada extraordinario. Lo normal y lo saludable es que un niño haga cosas de niño, si sus padres son cristianos, que vaya a la escuela dominical, que tenga amigos de su edad, que aprenda de Dios, en vez de repetir como un loro las palabras y los afectados gestos que otros le han enseñado.

Ser predicador es más que montar un buen espectáculo en el escenario o en el púlpito, es transmitir con solemnidad y pasión la Palabra de Dios a la Amada del Señor, y como decía Lutero, los tres ayudantes del predicador son la oración, el estudio y las tribulaciones. El predicador debe ser un varón experimentado, maduro espiritualmente, capaz de aconsejar con la Palabra.

Cuando veamos estos "espectáculos" lo que debemos hacer es reflexionar en lo que la Biblia enseña acerca de los dones, y tener un mínimo de sentido común. Por el bien del niño en sí, por el bien de la Iglesia y por el bien del testimonio.

Y aquellos que crean que han descubierto algo nuevo con el niño predicador, que vean que no es un fenómeno nada nuevo, sino algo cíclico, os pongo el vídeo de Marjoe Gortner, ordenado predicador a la edad de 4 años, sus padres pensaron que había sido "bautizado por el Espíritu Santo" (sic) y lo adiestraron para predicar con gestos melodramáticos (si fué "bautizado" no entiendo ese adiestramiento). Sus padres hicieron bastante dinero, trabajando sólo seis meses al año en sus viajes (o "Cruzadas evangelísticas") y viendo de lo ganado otros seis meses. Finalmente Marjoe tuvo una crisis de fe y denunció los abusos que se producen en algunas iglesias, llegando a hacer incluso una película documental. Un ejemplo que creo que nos debiera hacer reflexionar a todos nosotros.


La manía de escribirlo todo

martes, agosto 14, 2007

Casi desde que tengo uso de razón (y desde que sé escribir) lo anoto todo en diarios, luego, cuando con 18 años el Señor me salvó anoté todo lo que iba aprendiendo de la Biblia, todo. Los diarios no han parado de crecer, y aunque soy tremendamente aficionado a la informática, no me convence nada escribir en un archivo mi diario, como mucho lo apunto y lo comparto por medio de mi página de internet.
Sin ánimo de hacer publicidad, hace unos meses descubrí los cuadernos Moleskine, relanzandos por una empresa que compró los derechos del antiguo fabricante. La idea es que son cuadernos con tapa dura, de muchos tipos, y con una banda elástica que hace más fácil cerrarlo. Ahora mismo el diario que llevo de este año es en uno de esos pequeños cuadernos, en cambio mis estudios bíblicos (mis devocionales, notas para exposiciones bíblicas) los anoto en un cuaderno con el que llevo ya algún tiempo.
En este mundo que va tan rápido escribirlo todo me ayuda a reflexionar en los hechos del día, poder volver a leerlos como si de un álbum fotográfico se tratara, y me ayudan tremendamente a poner por escrito y fijar en mi mente las verdades que aprendo en la Palabra de Dios o de otros maestros. Me conozco, y sé que si no escribiera todo me resultaría más difícil tomar tiempo para meditar y reflexionar.

El verano no es para desconectar espiritualmente

lunes, agosto 13, 2007

Como os había comentado antes, estaba deseando estas vacaciones, me sentía algo cansado y con necesidad de desconectar.

Al principio, en los primeros días de verano uno se siente "raro", tanto tiempo libre se hace extraño. Además, existe otra tentación, la de "desconectar" espiritualmente, dedicándose sólo al descanso del cuerpo y la mente. Al menos para mí, si no hay un descanso espiritual, no son vacaciones, porque ya me conozco y sé que volveré a mi trabajo y ministerio igual de cansado.

En una biografía que leí de Moody contaban que en verano, este evangelista aprovechaba para estudiar más en profundidad la Biblia. He intentado aprovechar ese útil ejemplo, centrándome en un libro de la Biblia y leyéndolo todas las veces que puedo. Recuerdo con especial gratitud al Señor un verano en el que estuve estudiando con intensidad las oraciones de Pablo en el libro de Efesios, fué de enorme bendición para mí. Este verano estoy estudiando el libro de Gálatas (ya lo había estudiado antes, lo recordaréis por el mini comentario que escribí).

¿Qué es lo que hago?, en una primera parte de mi estudio lo leo continuamente, varias veces al día, por la mañana, después de desayunar, antes de comer, después de comer, por la tarde, antes de ir a dormir. Son tiempos pequeños, tal vez de 15 minutos. Luego leo porciones y me centro en ellas, siguiendo el mismo método. Y luego vuelvo a repasar el libro completo, fijándome en expresiones que se repiten ("la verdad del evangelio", "la ley de Cristo"). Es MUY IMPORTANTE, como dijo Robert Muller en su folleto, buscar el alimento espiritual, porque es muy fácil buscar argumentos apologéticos, o pensar en próximas predicaciones (si eres predicador, o maestro), no, lo que hay que hacer es buscar alimento espiritual para uno mismo, sólo así podrás ser renovado y disfrutar verdaderamente de tus vacaciones.

Estoy empezando ya a tomar algunas notas, que espero compartir con vosotros poco a poco, ¡estoy entusiasmado con lo que estoy aprendiendo de este libro!.

Turismo gastronómico

miércoles, agosto 08, 2007

Mucho se ha dicho de la comida inglesa, lo cierto es que, sin caer en el orgullo patrio ("como se come en España no se come en ningún sitio" etc....) tienen sus cosas curiosas, una de esas es una especie de pastel de carne muy rico, con una salsa llamada Gravy que se echa por encima y que está deliciosa. Lo acompañan de verduras al vapor (pasables) y patatas.
Aquí estamos en un Pub de Oxford descansando de las visitas turísticas y reponiendo fuerzas (mi hermano se estaba bebiendo una Sidra estupenda, allí las envasan como si fuera cerveza).

A punto de salir

jueves, agosto 02, 2007

Dentro de unas horas salimos para visitar a la familia, en concreto a la pequeña colonia de emigrantes en Reino Unido, dos hermanos que viven allí con sus respectivas novias.
Hacer la maleta para un sitio tan complicado climatológicamente puede ser un poco complicado, mi esposa ha estado pensando TODAS las posibilidades y las ha reducido a 15 Kg de equipaje. A las 4 a.m. sonará el despertador, y a las 4.45 viene el taxista a recogernos.

No llevaré mi portátil, cosa rara en mí, así que es posible que no leáis nada en estos días, pero eso sí, llevaré mi Moleskine, para que así pueda guardar cualquier reflexión que luego pueda compartir con vosotros. Son las cosas del veraneo...