¿Debería un cristiano leer otro libro distinto a la Biblia?

martes, julio 31, 2007

¿Qué os parece esa pregunta?, ¿alguna vez la habéis oído?, yo no, pero sí la he oído en sentido afirmativo "un cristiano no debería leer más libro que la Biblia". Incluso conozco a uno que dejó la Universidad muy indignado porque allí no enseñaban nada sobre la Palabra de Dios.

Una vez le preguntaron a Spurgeon lo mismo, cosa que le dejó perplejo ante lo ignorante, fanático y estéril de esa pregunta. Él mismo tenía una biblioteca de más de 12.000 volúmenes, y leía una media de seis libros por semana, pudiendo recordar no sólo el contenido del libro, sino la fuente, y creedme, no eran libros "fáciles".

La Biblia es incomparable, pero Dios, como dice Josh McDowell, no da premios a los más ignorantes. No debemos despreciar otros libros por la misma razón que no debemos despreciar la ciencia, las conversaciones con otras personas, la música, las obras de teatro, la ópera, la poesía, y en general todo aquello que puede enriquecernos como personas. Dios, el Creador de todo, puso en el ser humano el don de ser creativo, ¿debemos despreciar ese maravilloso regalo?. Evidentemente no todas las conversaciones son edificantes, ni todas las compañías convenientes, por eso debemos elegir con sabiduría (y asesoramiento) un libro adecuado.

A nivel de libros este verano se presenta interesante. Hay dos libros que han estado en "Busca y captura" por mi parte, los dos son libros infantiles/juveniles que por alguna razón son muy especiales para mí, llevo siguiéndoles la pista desde hace tiempo, el Viernes pasado compré uno de ellos en la Casa de libro en Calle Gran Vía, "Cuando Hitler robó el conejo rosa". Este es de los libros que me pasé mucho tiempo de niño diciendo que lo iba a leer, pero por dejarlo para el final nunca lo leí. El otro libro que estoy buscando está mucho más difícil de encontrar: no recuerdo ni el título ni el autor, sólo recuerdo la historia. Lo leí en la biblioteca pública Alfonso XIII en Sevilla, un verano de estos en los que no había nada que hacer. La historia trata de las vacaciones de un escritor con un par de sobrinos (?) y lo que ocurrió, todo lo anotó en un cuaderno con un lápiz verde (ese detalle me llamó mucho la atención). Pues bien, quiero adquirir ese libro, pero no hay manera de encontrarlo, si alguien cree que puede ayudarme, por favor que me mande un correo o que comente este post.

Otra de las adquisiciones del Viernes pasado fué una bonita edición de "Momo" de Michael Ende, en tapa dura y con unas ilustraciones preciosas. Y creo que puede que sea el próximo libro a leer. Recuerdo que leí Momo mientras mi madre visitaba a su abogado para formalizar los trámites de la separación, durante esas tardes nos mandaban al enorme piso de mi abuela materna, yo permanecí casi completamente ajeno a todo eso porque en el ejemplar que estaba leyendo se abrió un enorme agujero y yo me caí dentro. A ver si se vuelve a abrir ese agujero.

Meme pasado por Lisi

martes, julio 24, 2007

Bueno, hacía tiempo que no me pasaban uno de esos cuestionarios que circulan por internet, así que respondo a Lisi, del blog Mujer de hoy y compañera de batallas, vía post:


1. ¿Algo que quisieras escribir y aún no lo haces?

He comenzado varias veces un libro infantil, pero siempre me quedo atascado, algún día espero terminarlo.

2. Si tuvieras un día entero para no hacer nada salvo leer, ¿con qué libro empezarías?

Hay ciertos libros que siempre leo cada año, "El nombre de la rosa" es uno de ellos, y otro es "La visitación", no sé ni cuantas veces lo he leído.

3. ¿Cuál fue tu primer instrumento para escribir (sin contar la pluma y el papel)?

Una máquina de escribir que me trajo mi abuelo de Canarias, la llevaba a todos lados conmigo.

4. Aproximadamente, ¿cuántos libros lees en un mes?

Depende, puede que de 6 a 8 libros... no es una pedantería, es que vivo en Madrid y paso casi cuatro horas al día en el Metro.

5. ¿Qué período prefieres al leer novelas históricas? (Si no lees novelas históricas, ¡deberías avergonzarte!)

Sin duda la segunda guerra mundial, este año he leído una nueva biografía de Hitler, y un hermano de la iglesia me ha pasado un libro interesantísimo sobre la pasión ocultista que tenían en el tercer Reich, especialmente las SS, me lo leí en tres días.

6. ¿Qué libro recuerdas más de tu juventud?

Seguramente un librito de Guillermo McDonald titulado: "Piensa en tu futuro", creo que ese libro me cambió la vida y me hizo considerar seriamente mi compromiso con el Señor.

7. ¿Qué usas para escribir actualmente?

La mano. Noooo, bromas aparte, o bien mi portátil Philips, o mi sobremesa Dell, o bien escribo con un Pilot azul en mis cuadernos Moleskine (soy un fan de todos los cuadernos Moleskine).

Eres tan fuerte como tu fe

viernes, julio 20, 2007

Existe un principio relacionado con el post anterior, y es que una persona (independientemente incluso de su fe religiosa) es tan fuerte como su fe (o sus convicciones).

Cuando estuve en la secta de los Testigos de Jehová durante casi tres años se hacía un uso intensivo del adoctrinamiento religioso, el testigo debe asistir a 5 reuniones muy densas, muchas de las cuales (por no decir todas) tiene que preparse leyendo el material que se va a considerar en la reunión, lo cual implica horas de lectura y meditación en las publicaciones de la WatchTower.

Ocurre lo mismo con los "Niños de Dios" quienes dedican horas a sus estudios bíblicos (a través del filtro de Moisés David) y a estudiar las "Cartas de Mo". El adoctrinamiento es continuo.

Una vez conocí a un ex- Hare Krishna. Me confirmaba lo mismo. A veces, cuando los líderes del Asram le encargaban que hiciera algún trabajo de tipo físico (limpieza, reparar una valla) se ocupaban de llevarle alguna hoja para que pudiera seguir estudiando o leyendo. Adoctrinamiento contínuo.

¿Y qué decir de los fieles del Islam?. Estoy leyendo un interesantísimo libro de un espía infiltrado en un campamento de entrenamiento de Al Qaeda. Allí, entre su preparación con armas de fuego y explosivos, también dedicaban horas a la oración y al estudio del Corán, sus instructores les insistían que la parte más importante de su entrenamiento era esa: la religiosa.

Como cristianos estamos por encima del llamado adoctrinamiento religioso, puesto que nuestros fundamentos como cristianos requieren la reflexión, el estudio, y a diferencia de las sectas, no nos oponemos a leer otros libros, o hablar con otras personas. Sin embargo, necesitamos estar bien cimentados en lo que es la "fe una vez dada a los santos", y en la medida que descuidemos esta imperiosa necesidad podemos flaquear y ser absorbidos por la corriente de este mundo.

El fundamento del cristiano

miércoles, julio 18, 2007

Parece mentira que hoy no esté tan claro que la base de nuestra fe, los fundamentos sobre los que descansa es la persona de Jesucristo y la evidencia de su resurrección, así mismo el contenido de nuestra fe se encuentra revelado en los 66 libros que componen la Biblia.

Esto es algo que todos los que hemos creído y hemos sido instruidos en la fe cristiana tenemos claro, ¿o no?.

Cuando más tiempo pasa y cuantas más personas voy conociendo, es evidente que no todo el mundo enseña lo mismo, ni todos los cristianos se apoyan en los mismos fundamentos. Y aquí no se trata de ser más o menos inteligente, conozco personas muy inteligentes (profesores, con titulación universitaria) con una fe inestable que no descansa en la revelación bíblica, y personas semianalfabetas con una sólida fe que descansa en la Palabra de Dios (aunque su conocimiento de ella no sea completo, si es sólido y fundamental).

Voy a poner varios ejemplos que nos encontramos en las iglesias:

1) El fundamento espiritualoide/místico/emocional. "Tengo mucha fe en Dios, siempre que quiero saber su voluntad Él me lo muestra en sueños". Este ejemplo es real y muy cercano. Una amada hermana que viene de un trasfondo eclesial algo diferente ha basado su relación con Dios y su dirección en la vida en su convencimiento de que ella tiene el "don" de los sueños, Dios le habla por medio de sueños, y aunque a veces su interpretación de los mismos es muy particular, también se ofrece a los no creyentes para darles dirección. Por ejemplo, hay personas que le han preguntado si tiene que hacer cierto viaje.
No dudo de la salvación de esta amadísima hermano, ni de su genuino amor por el Señor, pero ¿es un cimiento estable para su fe y su vida?, ¿es una base real, cierta?. Mucho me temo que no.

2) El fundamento emocional. Cada persona tiene su temperamento. Me gusta la clasificación que Tim LaHaye hace en su libro "Temperamentos controlados por el espíritu". Yo soy un sanguíneo, y en mí las emociones son muy fuertes, soy entusiasta e impetuoso.
Hay muchos (muchísimo) que CONFUNDEN estados de ánimo con el hecho de estar lleno del Espíritu Santo, y esto, queridos hermanos, es un error muy común.
Por ejemplo, "hoy estoy desanimado, ¿será que he pecado contra el Señor?, ¿el Señor ha quitado su espíritu de mí?, ¿me he alejado de la presencia del Señor?".
Esto es un error, porque también lo contrario confunde a los que viven en el Señor: "hoy estoy alegre, lleno de gozo, ¡estoy lleno del Señor!, ¡Aleluya!".
Pues no, puedes estar triste, y que no haya pecado sin confesar en tu vida, puedes estar triste, desanimado, pero confortado por la presencia del Señor. También puedes estar gozoso, pero no estar lleno del Señor, simplemente ése es tu estado de ánimo, o simplemente acaban de empezar las vacaciones para tí y estás entusiasmado, el Señor nada tiene que ver con eso.
Los estados de ánimo son volubles, dependen de muchos factores, pueden ser externos (un día precioso, o un día gris, problemas en el trabajo) o endógenos (se ha demostrado que la falta de hierro, o Litio afecta al estado de ánimo, así como el estado físico, el descanso, o el ciclo menstrual, dependiendo de cada mujer). Son causas físicas, no espirituales, no significa que el Señor te abandonó, o que estás lleno, no bases tu relación en eso.

3) Un fundamento bíblico. Hay verdades eternas e inmutables sobre las que descansa nuestra fe, y esas verdades son tan ciertas estemos tristes o alegres. Por ejemplo, si creí en Jesucristo he sido reconciliado con Dios y aceptado, da igual que tenga un buen día en el trabajo o un día de perros, Dios me ama, y Cristo murió por mí, eso es un hecho.
Todos los cristianos debemos basar nuestra seguridad en los hechos y las verdades de la Palabra de Dios, para que seamos cristianos estables, no agitados por nuestras cambiantes emociones, por vientos de doctrina (Ef 4.14), o por dudosas revelaciones que nada tienen de espiritual.
Yo no puedo decidir si me caso con mi novia en base a un sueño que tuvo la hermana X (esto no me lo he inventado, lo conozco de primera mano) o a una extraordinaria "palabra de sabiduría" revelada, si he sido instruido y he renovado mi mente con la Palabra de Dios, seré capaz de discernir (espiritualmente) si esa persona tiene el conjunto de cualidades de un esposo/a espiritualmente maduro, y si me conviene en base a lo que Dios desea para mí.
Una de las cuestiones más difíciles en la vida cristiana es la búsqueda de la voluntad de Dios, y esto, excepto casos extraordinarios, suele ser un asunto de meditación en la Palabra, de mucha oración, y de sabios consejos de hermanos/as espirituales.

Te animo a que seas un cristiano estable, maduro, seguro de tu relación con Dios, firmemente establecido en la inmutable Palabra de Dios (Mt 24.35) y no en los muchos y falsos cimientos. Para ello haz como los cristianos de Berea (Hch 17.11) examinando la Escritura y alimentándote con la leche espiritual no adulterada de la Palabra (1 Pe 2.2) y no con las profecías y sueños adulterados (que mezclan la verdad con lo humano).

El peliagudo tema del diezmo

martes, julio 17, 2007

A los vendedores les suelen decir (al menos aquí en España) que hay varios temas tabú de los que no se puede hablar con los clientes: política, religión y fútbol, ¿por qué?, porque esas conversaciones suelen ser demasiado apasionadas y terminar en discusión, y por lo tanto en la posible pérdida del cliente.

En la iglesia en España también tenemos temas tabú, uno de ellos es el dinero y el asunto de las ofrendas. Seguramente sea una especie de reacción pendular, la religión tradicional tal vez abusó del tema, y por lo tanto los evangélicos no podemos tratar ese tema. Claro, cada iglesia es diferente.

La mentalidad imperante dice, más o menos así: "que me hablen en la iglesia de asuntos de dinero y ofrenda es meterse en un asunto que sólo me concierne a mí, así que es invadir mi vida privada".

Otras veces vemos casos de iglesias muy mal acostumbradas, ya que han recibido mucho de iglesias del extranjero, y estas iglesias se han acostumbrado a recibir, pero no a dar, con lo cual están sufriendo una enorme carencia espiritual.

Luego está el tema del diezmo, que es uno de esos temas que levantan pasiones. El problema REAL (desde mi punto de vista) es que he oído a hermanos decir cosas así: "El diezmo es un requisito legal, pero el cristiano ya no está bajo la Ley, el cristiano no sólo debe ofrendar el diezmo, ¡sino mucho más del diezmo!". Y curiosamente, aunque eso es cierto, el que lo suele decir ofrenda mucho menos del diezmo.

Mi entendimiento acerca del asunto del diezmo (y el que practicamos en la iglesia es este): La Biblia habla del diezmo, enseñando que Israel daba, no el diezmo, sino varios diezmos a Dios (tendría que consultarlo, pero creo que al menos daban tres tipos de diezmo), es decir, que los Israelitas daban mucho más que el diezmo. Es cierto que los creyentes en el Nuevo Pacto no estamos sujetos a las regulaciones Mosaicas ni Levíticas, pero tampoco negamos que hay una enseñanza muy importante acerca de los diezmos, así que, con toda libertad, el creyente puede considerar que si Israel daba varios diezmos al Señor, al menos él debería dar, como mínimo, un diezmo de sus ingresos. Esto no es una ley nueva, sino una referencia a la pregunta "¿cuanto debería ofrendar?".

Pero el problema real va mucho más allá del 10%, 7% o 20%, el problema real es un corazón no agradecido, un corazón egoísta. Como decía Voltaire "cuando se trata del dinero, todos los hombres son de la misma religión". Y eso es lo que el evangelio viene a cambiar, nuestro egoísta y duro corazón, por uno generoso y agradecido a Dios por sus gran cantidad de bendiciones.

Además, las iglesias en España (hablo en general) nos estamos privando de grandes bendiciones espirituales que vienen aparejadas al hecho de dar con generosidad, la Biblia tiene una enorme cantidad de enseñanza acerca de la gran bendición que es dar, y hay una enseñanza preciosa acerca del tema de la siembra y la siega (2 Co 9.6 y otros). Pero eso será para comentarlo otro día.

Campamentos de jóvenes

jueves, julio 12, 2007

Conocí al Señor cuando tenía 18 años y pude disfrutar de algunos campamentos. Luego dí el salto a la vida adulta y he podido ir a retiros y campañas de jóvenes, tanto como colaborador como predicador, o dando algún taller, y siempre ha sido de gran bendición.

Veo en los jóvenes el potencial, y la edad clave en la que van a tomar las decisiones que les marquen el resto de sus vidas, veo la necesidad de modelos, de un amigo que les escuche sin que llegue a imponer su opinión.

A muchos nos les gusta demasiado esa edad, y lo cierto es que es difícil, son tremendamente narcisistas, alocados, inseguros (hablo en general, hay de todo) contestatarios, solitarios, enfadados con todo el mundo, incapaces de hablar en serio más de dos palabras. ¡Me encantan los jóvenes!.

Para el mes de Octubre, Dm, me han invitado a un retiro de jóvenes en Ciudad Real, serán aproximandamente 100 jóvenes y tendré a mi cargo las predicaciones de ese retiro de fin de semana, y la verdad, ya estoy deseando que llegue esa fecha.

Pastor, cómo saber si te estas quemando

miércoles, julio 11, 2007


¿Eres pastor?, ¿estás sirviendo en algún ministerio que exige mucho de tí y merma tus fuerzas?. Entonces puede que estas reflexiones personales te ayuden (eso espero).

A estas alturas del año (en España las vacaciones son en los meses de Julio o Agosto) ya empiezo a estar agotado. Como sabéis soy pastor, o como dirían los norteamericanos pastor bi-vocacional, aunque mi vocación y llamamiento es este. Este año se ha parecido a otros años, sólo que hemos tenido algunas crisis bastante urgentes, algunos problemas matrimoniales, problemas económicos graves de algunas familias muy muy queridas por mí, algún jóven que se ha metido en problemas, además de los típicos problemas que muchas familias y personas arrastran por mucho tiempo. Y a eso añádele las presiones y el trabajo normal, predicar, visitar, tener reuniones, reunirte con otros pastores, reuniones con los profesores de Escuela Dominical, campamentos, etc... además del trabajo (con un horario que va de 9 de la mañana a 8 de la noche).

En fin, nada diferente a lo que muchos de vosotros estáis habituados a hacer y lleváis haciendo muchos más años que yo, que tengo 35.

Los síntomas del agotamiento. Los síntomas son varios, estás más irritable, más cansado (duermo 7 horas, que para mí es mucho, pero sigo estando cansado). Ayer, después de la reunión de oración estuve charlando con una querida hermana, durante una hora me estuvo comentando algunas serias preocupaciones que tiene y se estuvo desahogando un poco, salí contento por haber podido aliviar sus cargas, pero emocionalmente cargado, casi roto.
Cuando uno está así (y dependiendo de tu temperamento) te quebrantas más fácilmente, una noticia desagradable te puede hacer llorar (o una predicación intensa te puede hacer llorar en el púlpito). Además, esta semana he tenido que echar una mano a alguien de mi familia con un problema cosa que me ha agotado un poco.

Otra cosa que te puede ocurrir es que tu nivel de energía física baje, o bien, que la ansiedad te empuje a comer más. Estoy haciendo lo posible por comer menos y estoy saliendo a correr, pero la semana pasada tuve un ataque de alergia que minó mis fuerzas (yo nunca he tenido alergia) así que estoy haciendo ejercicio en casa.

A nivel espiritual puede ocurrir que decaigas, este año, por la inmensa Gracia de Dios, han caido algunos buenos libros en mis manos que me han renovado espiritualmente, predisponiéndome a apoyarme más en el Señor, leer su Palabra, orar con más necesidad y dependencia, creo que eso es lo que me está salvando.

Me estoy acordando bastante de lo que cuenta David Burt cuando hablaba de sus "noches negras", porque, aún no lo sé, en la noche he tenido algunas pesadillas especialmente vívidas y no sé si se trata de algún tipo de ataque espiritual que ha sido espeluznante, terrible, malvado y real. De hecho no siento muchos deseos de hablar de eso.

Qué es lo que me ayuda en estos momento bajos. Cristo Jesús. Fundamentalmente. Estoy teniendo tiempos especiales con la Palabra, en los que estoy leyendo y no sólo estoy siendo renovado, sino que la Palabra se me está abriendo, alumbrando aspectos desconocidos por mí. Si estás como yo, necesitas buscar al Señor con verdadera necesidad, llamar a su puerta, comer la Palabra, beber la oración, y ser consolado en Sus brazos. Nada sustituye a la presencia renovadora y gloriosa de nuestro amoroso, misericordioso y consolador Dios.
Si no sientes ese deseo sólo tienes que hacer una cosa, día y noche, y es orar esta oración: "Señor, avívame". Tal vez lo hagas con poca fe o con ninguna, pero hazlo con desesperación, Dios es fiel y se conmueve ante estas oraciones.

La música cristiana. Canta, escucha canciones espirituales. La música cristiana hecha por músicos realmente espirituales es algo renovador.

Sincérate con alguien. Puede ser tu esposa (quien, si eres pastor) estará igual que tú. Abre tu corazón y notarás el alivio inmenso de soltar tu carga, así como la cercanía de ocuparte de las necesidades de tu esposa y llevar sus cargas.

Busca algún libro cristiano que te anime. Hay muchos, en mi sección de libros favoritos encontrarás algunos clásicos estupendos, y si los has leído vuelve a releerlos.

Haz algo diferente que te atraiga. Hay varias cosas. En mi caso es dar un paseo con mi esposa frente a mi casa y comernos un helado (¿habéis probado los nuevos Calippo de fresa?). O ir a desayunar al VIPS (por 3.50 euros te puedes permitir un desayuno estupendo). Ir a la piscina de tu barrio y nadar. Seguro que hay miles de cosas que te permiten descansar y ser renovado.

No te lamentes, da gracias por todo. Evita caer en la autocompasión, hay tanto por lo que dar gracias que no te quedará tiempo para lamentarte. Imagina que las cosas que tienes hoy son sólo aquellas por las que distes gracias ayer.

No pierdas una buena ocasión para reírte. Los niños de mi iglesia saben que soy aficionado a los buenos chistes, de modo que siempre que le cuentan alguno bueno, corren a contármelo, eso, queridos amigos, es una oportunidad de oro.

Son sólo algunos pequeños consejos improvisados.... pero tenéis la posibilidad de añadir algunos más en los comentarios, así que, os doy la palabra.

No nos predicamos a nosotros mismos

martes, julio 10, 2007


Es éste un texto sacado de 2 Co 4.5: "Porque no nos predicamos a nosotros mismos, sino a Jesucristo como Señor".

Supongo que para aquellos que se espantan porque sacamos doctrina de los textos, lo que voy a decir no les va a gustar nada.

El centro de la predicación del evangelio es Jesucristo como Señor. Por desgracia lo que vemos en muchos lados es justamente lo contrario, y eso entre los llamados predicadores y evangelistas.

Mi primera experiencia en ese sentido fué cuando la televisión por satélite llegó a casa de mi madre, yo me levantaba temprano el Domingo por la mañana para ver la programación Cristiana, el primero fué Morris Cerrullo, quien ofrecía un libro gratis y se presentaba como evangelista, pedí el libro y me mandaron un libro cuyo centro era el hno. Cerrullo, el Señor Jesucristo era presentado como Alguien que hacía milagros de vez en cuando, tal vez un ser poderoso que intervenía en el ministerio de este hermano, nada o muy poco sobre la vida, muerte en la cruz y resurrección de Jesucristo. Tal como solían predicar los apóstoles en el libro de Hechos ( y ese era el centro de su mensaje).

Luego vino Benny Hinn con sus cultos de sanidades (sí, ese mismo que acaba de pedir dinero para comprarse un Jet privado), y me compré en una librería el libro "Buenos días Espíritu Santo" otra vez el emocionante relato de cómo Dios curó la tartamudez del hno. Hinn y de su vida, obra milagros, etc... del Espíritu Santo se decía algo, de Jesús, muy poco.
También veía aquellas mañanas el culto de la Catedral de Cristal (cerca de DisneyLand) de predicador Robert Schuller... por llamar predicador a una especie de filósofo del pensamiento positivo. Años después conseguí sus libritos de reflexiones en un almacén perdido de Madrid.

Todo lo que comentaban estos señores era muy interesante, la lectura te atrapaba, las sanidades te hacían llorar y te impactaban, cuando terminabas el libro tenías ganas de oir más acerca de esos milagros y las "Cruzadas de milagros". Pero del Señor Jesucristo, muy poco.
He ido completando mi biblioteca con libros en inglés y castellano de otros predicadores, Yiye Avila y otros. Lo mismo, lo mismo.

Y la Palabra de Dios vuelve a decir, por boca de Pablo, el mayor evangelista: "PORQUE NO NOS PREDICAMOS A NOSOTROS MISMOS, SINO A JESUCRISTO COMO SEÑOR".
Hermano que estás cautivado por despampanantes predicadores y ministerios que tienen la "doble unción" (e incluso la triple unción), ¿es tu predicador alguien que centra su mensaje en sí mismo o en Jesucristo?, ¿enseña tu evangelista o pastor el Señorío de Cristo, que Él tiene plenos derechos sobre tí y tu vida, tu dinero, tu tiempo, todo?.
Si no es así, mucho me temo que has caido en las manos de un falso maestro, de uno de aquellos que sólo tienen celo por sí mismos, y no por el bendito, magnífico, amado Salvador.

¡Feliz cumpleaños Jaaziel!

Hoy he pasado por el estupendo blog de mi hermano Jaaziel y me he llevado la sorpresa de que hoy es su cumpleaños, así que desde aquí aprovecho para felicitarlo por su cumpleaños y por su estupendo blog (a la vez que os animo a los que leéis este a visitarlo regularmente), es una bendición leer blogs netamente cristiano y bien reflexivos.

Un abrazo Jaaziel, y a ver si un día de estos quedamos a comero o a tomarnos algo fresquito en este caluroso Madrid.

¿Está España enferma?

lunes, julio 09, 2007

Leo una serie de noticias que me hacen reflexionar en lo mismo que llevo pensando una y otra vez desde hace más de un año. Los datos hablan por sí solos:

-llevamos 1 millón de víctimas del aborto, cifras que me recuerdan a la masacre genocida de Ruanda.

-nuestra tasa de consumo de cocaína cuadruplica la media europea.

-tres de cada cuatro nuevos matrimonios acaba en divorcio.

-somos líderes europeos en intervenciones de cirugía estética.

(Estos datos, principalmente, los he tomado del excelente artículo de César Vidal en Protestante Digital).

A la vez, he escuchado la entrevista de E-Misión a Fran Quesada, el organizador de la concentración de jóvenes "Fué por tí", en el que después de tanto trabajo, inversión de dinero, y a pesar de que nos concedieron los permisos, las autoridades nos negaron la Puerta del Sol (como lugar del encuentro), y encima recortaron el tiempo del programa causando un daño tremendo debido a los grupos que estaban ya concertados.
Eso sí, más de quince mil personas se reunieron en la Puerta del Sol para celebrar la victoria del Real Madrid, sin que la Delegación del Gobierno le pusieran pegas, tampoco las han puesto para el día del orgullo Gay. Y a los organizadores, además les amenazan con detenerlos y llevar a comisaría.
Y ahora uno se pregunta, ¿no hay cierta discriminación en esto?, ¿no hay cierto favoritismo e inclinación hacia ciertos colectivos por encima de otros?.

Siento de todo corazón la decepción que mis hermanos, los organizadores se llevarían al ver tanto contratiempo, y a la vez me admiro por su actitud tan valerosa y madura: es necesario que con más ímpetu proclamemos el nombre de Jesucristo, por más dificultades que haya. ¡Bien por ellos! (igual que he criticado la intervención de aquel predicador fuera de lugar, algo incidental, no puedo hacer otra cosa que glorificar a Dios por el celo de estos hermanos).

Y todo esto tiene un diagnóstico, nuestro país está enfermo, mortalmente enfermo, enfermo de vanidad, de amor a la mentira, al dinero, y de enemistad contra Dios, Jesucristo y el evangelio, el único que puede sanar a gobernantes y ciudadanos por igual.
Temo, sobre todo porque una sociedad que se aparta de Dios y de los valores judeocristianos está destinada a su extinción y a sufrir todo tipo de males, aparte de los juicios de Dios por su maldad e incredulidad.
Hermanos y hermanas, es tiempo de orar con más intensidad, de conocer con devoción y profundidad al Dios que viene revelado en nuestras Biblias, y de vivir con celo vidas leales a Aquel que nos salvó, testificando de su Gracia y amor.

Nuevos estudios en la web

domingo, julio 08, 2007

En mi web/portada podéis encontrar dos nuevos estudios bíblicos, uno sobre el Cap. 2 de Éxodo y otro sobre la sabiduría, relacionado con el libro de Proverbios. Estoy teniendo algunos problemas con la codificación de la web, por eso los acentos no salen, pero espero solucionarlo en breve, de momento os adelanto los estudios con sus enlaces:

Exodo 2.

En este estudio consideramos acerca de la vida de Joabed, la madre de Moisés, toda una mujer de Dios, veremos las bendiciones de la obediencia a Dios y cómo Dios actúa en favor de aquellos que se colocan bajo Su voluntad. También veremos el llamamiento de Moisés y cómo Dios fué transformando su carácter para moldearlo como el hombre de Dios que debía ser.

¡Busca la sabiduria!.

Todos necesitamos sabiduría para tomar decisiones adecuadas, decisiones relacionadas con el dinero, el trabajo, las relaciones personales, la búsqueda de pareja, etc... El libro de Provervios nos reta a buscar ese tipo de sabiduría que hará de nuestras vidas algo deleitoso, tal como Dios lo habí­a planeado.

La semana que viene a Granada

Siempre es especial juntarse con la familia, comer juntos, bromear juntos, la semana que viene me han dado permiso en el trabajo para ir a Granada, pero es porque van a operar a mi madre (una operación que mejorará su calidad de vida), serán 5 horas de quirófano y ella está muy animada, como sé que muchos de los lectores aquí presentes oráis por un servidor, pues os pido oración por "la rubia" (mi madre), además, ella expresamente me ha pedido que pida a mis hermanos en la fe oración, así ¡muchas gracias por adelantado!.

Puede que la semana que viene los post que leáis sean desde mi tierra natal.

Respuesta a las reacciones por mis comentarios al concierto "Fué por tí"

jueves, julio 05, 2007

He recibido un correo de un hermano en la fe muy ofendido por mis reflexiones sobre este concierto/concentración de jóvenes. Creo que no es necesario, sobre todo para los que seguís este blog, pero haré algunas aclaraciones, puesto que creo que no debo retractarme de mi entendimiento de lo que es la enseñanza bíblica, y estoy convencido que en ningún momento hice escarnio de nadie.

1. Soy básicamente una persona que no hace énfasis denominacional, una buena muestra de ello es que acudí con los jóvenes de mi iglesia a un evento que, aunque interdenominacional, estaba organizado en su mayoría por pentecostales, y la mayoría de oradores que escuché eran pentecostales. A diferencia de algunos radicales que poco tienen de cristianos, creo que como en todos lados, en el mundo pentecostal hay fieles hombres y mujeres de Dios, buenos maestros de la Palabra (con los que podré discrepar en algunos asuntos de menor importancia) y me une algo que va más allá de la simpatía: los lazos profundos de hermandad espiritual al tener un mismo Padre, Dios y Salvador.

2. Hay algunos que creen que existe una contradicción entre lo que afirmo en el punto 1. y tener un sólido criterio doctrinal. Un ejemplo, hay quienes sostienen un necio silogismo: "si el predicador X es pentecostal, y el predicador X es un falso maestro, entonces TODOS los pentecostales son unos falsos". Eso, queridos amigos, es sencillamente una estupidez. Es la misma estupidez de aquellos que dicen: "¿qué dices, que fulano es de las Asambleas de hermanos?, ¡entonces fulano es un hipócrita religioso y está espiritualmente muerto!". La misma clase de estupidez.
Tener simpatía por los pentecostales (o por los bautistas, menonitas, metodistas, reformados, etc...) no anula nuestro buen juicio. Es más, debemos "examinarlo todo" (XX:XX). El hermano que me escribió, con la mejor de las intenciones, razona como muchas madres de familia: "mi hijo es buenísimo, si la policía lo ha detenido por vender drogas, ¡qué mala es la policía!". Esa señora, que ama a su hijo, entiende mal lo que es el amor, que no consiste en defenderlo a capa y espada, ignorando los defectos de este, sino amándolo A PESAR DE SUS DEFECTOS.
Es por eso que yo puedo afirmar: "mis hermanos pentecostales son amados, fieles, pero el predicador en cuestión del evento, es un falso maestro que anda muy errado". ¿Se puede amar y a la vez rechazar los errores?, ciertamente sí, Dios me ama, aunque detesta mis pecados.

3. En relación al jóven pastor que predicó (creo que fué el primero) creo que es una persona gravemente errada por muchas razones:

a. Gritaba, berreaba, graznaba y aullaba, lo cual es contrario al orden y la decencia (1 Co 14.40) que todo hijo de Dios debe manifestar, contrario al dominio propio (2 Tm 1.7), contrario al buen testimonio, y contrario a cómo debe proceder un pastor.
Hermanos, esto no es cuestión de gustos, modas, o preferencias, hubo hermanos que trajeron a sus familiares y quedaron espantados ante tan vergonzoso espectáculo.
b. El predicador en cuestión habló de un sueño que tuvo en el que vió un 24 de color dorado, a partir de ese sueño profetizó que en 24 horas Dios iba a hacer un milagro para cada uno de nosotros, así como profetizo que el precio de la vivienda iba a bajar. El papel de un evangelista es no apartarse de las cosas que están escritas en la Palabra (1 Co 4.6).
c. El predicador en cuestión profetizó que vendrían sobre España un tiempo de avivamiento sin precedentes, esto es una falsa doctrina que corre por muchas iglesias, la Biblia enseña que lo que viene (y ya lo estamos viviendo) es apostasía (un alejamiento de la fe) 2 Ts 2.3 y es necesario que esto ocurra antes de la Segunda Venida.
No sé si somos conscientes del alcance de esta falsa doctrina: la Iglesia (o al menos una parte) engañada por esta falsa doctrina espera un avivamiento sin precedentes, pero, en lugar de esto se encuentra con la apostasía y la falsa iglesia de Apocalipsis 17, ¿qué puede pasar?, dos cosas, o bien que piense que la falsa iglesia es la iglesia avivada de Jesucristo, o que se desanime por una falsa profecía que jamás se cumplió. Eso es lo que pasa por escuchar a profetas cautivados por la mentira.
d. El predicador en cuestión nos animó a llamar al diablo "Cabezón". A muchos esto les hizo gracia, pero en realidad no la tiene. La Biblia enseña que tenemos que seguir el ejemplo del arcángel Miguel, quien "no se atrevió a proferir juicio de maldición" (Jud 9). Además, la Palabra nos enseña que no debemos maldecir a los ángeles (incluimos a los ángeles caídos), tal como enseña 2 Pe 2.10b, siguiendo el ejemplo de los ángeles fieles a Dios quienes "no pronuncian juicio de maldición" (2.11).
Por desgracia es muy común ver a algunos predicadores pentecostales hablar de Satanás con adjetivos despectivos y burlones, como por ejemplo a Lisardo Cano hablando de Satanás como "el baboso" y cosas parecidas. Esto hace que el auditorio se ría, y que los fieles ángeles de Dios se asombren ante tal necedad.

4. Ahora es cuando alguien suele decir: "pues conozco a este hermano, y es un hombre fiel, dedicado al Señor, por medio de su ministerio se han convertido cientos de jóvenes, etc...", y seguramente sea cierto, pero ¿nos da eso derecho a obrar como nos venga en gana?.
David Wilkerson (pastor, pentecostal, de quien no soy digno de quitar sus zapatos) contó como en una campaña con la Sra. Kulhman sorprendió al director del coro en adulterio con una de las hermanas que cantaba. Aquella noche el director del coro predicó el evangelio y muchas personas aceptaron a Cristo, se volvió a Wilkerson y le guiñó el ojo con burla. El hecho de que por su testimonio las personas se conviertan ¿le da derecho a cometer adulterio?. Es lo mismo que decía en mi argumento del punto 2, amar a una persona, o reconocer que es fiel, no significa que estemos ciegos a sus errores. Dios nos llama a tener buen juicio

El último judio de Vinnitsa

martes, julio 03, 2007

La foto pertenece al album de un soldado alemán y no precisa comentario, en este enlace puedes encontrar el enlace original de la foto. Lo que me sorprende es que hoy en día los neo-nazis revisionistas (es decir, todos los neo-nazis) nieguen el holocausto.

Lo que el pueblo judío sufrió a manos de los nazis no tiene nombre, es, casi indescriptible, fué algo frío, bien planificado por mentes como Heydrich y el grupo de burócratas nazis que se reunió para dar forma a la "Solución final".

Me aterran varias cosas hoy en día, una de ellas es ver la ignorancia de historia en nuestros días, y mucho menos de una historia reflexiva (no de novelitas de Alejandro Magno y de Akhenatón). Si no aprendemos a meditar en los terribles sucesos del pasado estamos condenados a repetirlos.

Otra cosa que me aterra son los extremismos, cada vez más veo una fuerte animadversión a todos lo que suene cristiano. Curiosamente el Islam es visto como "una religión de paz" y cualquiera que diga lo contrario (como le ocurrió, creo, a un presentador cristiano en norteamérica) está condenado al ostracismo social, sin embargo hoy, la mofa blasfema se ha institucionalizado. Es común ver burlas de Jesucristo, la Biblia, y del cristianismo en general, y en internet abundan de forma alarmante los ateos militantes, tremendamente violentos contra todo lo que les suene a religioso. Hasta el punto de no respetar un derecho fundamental como es la libertad religiosa. Que estudien, que estudien a los que, como ellos (marxistas, nazis) se declararon enemigos de Dios y de su Pueblo.