Celebrando la navidad por lo civil

miércoles, diciembre 26, 2007


¡Feliz navidad a todos!. Las fiestas navideñas me han "sacado" de mi ordenador, pero me han tenido cerca de la gente que más quiero. El Viernes fuí a Sevilla a tener la ya tradicional comida de empresa, que también fué una buena oportunidad para estar con compañeros a los que veo muy poco. Muchos cristianos le "tememos" a las comidas/cenas de empresa debido a los excesos que allí se producen, yo doy gracias a Dios por mi empresa y el ambiente que hay, que no es muy diferente al que pueda haber en un grupo de amigos no cristianos. Al contrario, lo paso bien con ellos e incluso a veces podemos hablar de temas realmente importantes (lo cual no quita que a veces haya conversaciones "incómodas" o alguien que ha bebido de más. No pasa nada, uno ya tiene habilidad en manejar esas situaciones).

La Navidad por lo civil, una nueva celebración. Otro tema muy diferente es que conforme se va "secularizando" nuestra sociedad, menos sentido tienen para los que no son cristianos celebrar la navidad. Por ejemplo, conozco de cerca familias enteras que no son cristianas, de hecho muchos de ellos son ateos confesos, y se reúnen para celebrar la navidad (completamente vacía de contenido cristiano). No deja de sorprenderme.
Por otro lado, mirando hacia atrás, ¿cuantas de las celebraciones de navidad son genuinamente cristianas?, muy pocas, para celebrar la navidad con entendimiento de lo que se está haciendo (y disfrutando plenamente de ello) hay que ser beneficiario del sacrificio de Cristo, y no muchos lo son. Por lo tanto tampoco es para escandalizarse de lo que ocurre hoy en día, lleva pasando mucho tiempo (cizaña y trigo están en el mismo campo).

Una cosa muy distinta son los intentos de algunos grupos de ateos militantes de "descristianizar" la navidad sustituyéndola por esa fiesta que los nazis celebraban (el solsticio de invierno) me parece ridículo. ¿No recuerdan que fuimos los cristianos los que tomamos una fiesta pagana (las saturnalia) y la cristianizamos? además, tuvimos bastante éxito al hacerlo, de hecho pocos se acuerdan ya de esa "jugada".

A estos ateos les molesta que tengan que seguir la corriente de religiosidad, aunque sea vacía, imperante, por eso lo mejor que pueden hacer para erradicar la navidad cristiana es erradicar la misma navidad, dejar de celebrarla, pero claro, para eso tendrían que ir contra corriente, no ya del cristianismo, sino de los grandes almacenes y las campañas publicitarias. Crujen sus dientes al ver símbolos cristianos, belenes, villancicos, y saben que celebrar el solsticio será un fracaso (una carta de las juventudes del PSOE terminaba diciendo "¡Feliz solsticio de invierno!").

Podríamos llamarlo "esquizofrenia festiva" esa especie de "quiero y no puedo". Y ocurre con muchas cosas. Por ejemplo, en Sevilla, algunos cargos políticos hicieron que sus hijas celebraran la "primera comunión por lo civil", que consiste ni más ni menos en vestir a tu hija de traje de primera comunión y comprarle regalos. En algunos ayuntamientos celebran (con escaso éxito) la fiesta de bienvenida a la ciudadanía (aunque con doce años no puedes ser un sujeto plenamente capaz de derechos y obligaciones).

Lo más sencillo sería abrir el corazón al verdadero contenido de la navidad. Y lo mejor.