Ser cristiano en Chiapas

jueves, septiembre 20, 2007



Unos amigos y hermanos muy queridos han venido de Chiapas, en un viaje organizado por Puertas Abiertas, para visitar a la iglesia perseguida allá en México. Si para ellos ha sido una experiencia ver la fe de estas personas puesta a prueba, para nosotros también lo ha sido escuchar sus relatos.

Cuando los recogimos del aeropuerto de Barajas se notaba que pese al cansancio, no había mermado en nada la impresión que el testimonio de estos mártires había hecho en ellos. Las historias que nos contaban difícilmente dejaban un ojo seco, y tenían muchas historias que contar. Desde el aeropuerto hasta casa no paramos de hablar, y aunque terminamos a la 1 de la mañana, con gusto hubiéramos seguido escuchando más. Eran tantas las cosas que habían oído que a veces les resultaba difícil no mezclar detalles. Las fotos que nos enseñaron dieron una nota de cercanía a su pequeño "reportaje". Echaré mano de mi memoria para contaros algunas que recuerdo... (si Álvaro y Marina leen esto admito correcciones).


-Un numeroso grupo de hermanos están en la cárcel, sin ningún tipo de juicio justo, mientras el Gobierno Federal de México mira al otro lado. Mientras tanto, sus esposas se ganan la vida como pueden, vendiendo artesanías y sobreviviendo, eso sí, con fe, y con un amor por el Señor inalterable.

-Una hermana dió testimonio a su familia, estando ella en casa, unos hombres entraron y le dispararon con una escopeta de perdigones justo delante de su cara, aún tiene pedazos de los perdigones en el cuerpo, aunque gracias a Dios los ojos no se vieron afectados. Los mismos hombres que le dispararon mataron a machetazos a sus sobrinos y prendieron fuego a la casa. Esta hermana recibió el consuelo del Señor de forma extraordinaria, así como la seguridad de que sus sobrinos, a quienes ella había testificado estaban disfrutando de la presencia del Señor.

-Los indígenas viven en una cultura de alcoholismo, desde niños beben una bebida muy fuerte llamada Posch, de hecho tienen "cuotas mínimas" de consumo de Posch, que enriquece a los caciques. En el momento de creer en Jesucristo son librados de su adicción al Posch (sin médicos ni tratamientos, sólo por la fe), aunque eso les trae grandes problemas.
Uno de estos problemas consiste en que son obligados a dejar sus tierras, o bien asesinan delante de ellos a su familia. Para ello les obligan a firmar un documento en el que afirman renunciar voluntariamente a su tierra. Esta injusticia sigue sin solucionar.

-Se han convertido tantas personas que han formado aldeas donde sólo viven cristianos, los nombres que les han dado a estas aldeas son bíblicos: Aldea Betania, Aldea Belén... están aldeas disfrutan de paz, prosperidad, ausencia de crímenes, e incluso muchos no creyentes solicitan entrar a vivir en esas comunidades.


-La actividad de Satanás es tan fuerte en algunos de esos poblados que se puede notar la opresión espiritual. La iglesia de San Juan de Chamula es el epicentro de actividad espiritual demoniaca. Una mezcla de catolicismo romano con religiones indígenas demoníacas. Sacar una foto en el pueblo es muy peligroso. Los caciques se pasean orgullosos, y en las calles se puede ver a personas caidas en el suelo, víctimas de los efectos de la adicción al alcohol.
Esta iglesia originalmente fué obra de los sacerdotes españoles. Los habitantes del pueblo consiguieron echarlos, y quitaron la imagen de Cristo crucificado, ya que no querían un "cristo español". En su lugar se ofreció el hijo de uno de los jefes, al que mataron y colgaron de la cruz para adorarle. La historia es espeluznante. No es de extrañar que en aquel pueblo el Enemigo acampe a sus anchas.
El culto que ofrecen en esa iglesia incluye los sacrificios de animales, y el pago a personas que son las que rezan por tí. Antes de salir del coche, los hermanos que hacían de guías para mis amigos les pidieron que oraran porque aquel sitio no era seguro.

-Un hermano sufrió atroces torturas de manos de sus compatriotas, como no consiguieron que renegara de Cristo, le cortaron la planta de los pies y le obligaron a caminar un tiempo, también le cortaron el cuero cabelludo y se ensañaron brutalmente con él.

Lo que han sufrido estos amados hermanos no tienen fin... ni yo recuerdo todo lo que comentaron.

-En medio de tantos sufrimientos estos hermanos dan un ejemplo precioso de la vida de Cristo en ellos, son desprendidos y llenos de amor y compasión. En una de las iglesias que visitaron los pastores recogieron la bolsa de la ofrenda ¡y se la entregaron a ellos!. Mis amigos no sabían cómo reaccionar sin llegar a ofenderles, y sin dejar de apreciar aquel noble gesto. Un hermano español que viajaba con ellos dijo algo así: "Gracias por esta ofrenda, ahora que nos la habéis entregado es nuestra y podemos disponer de ella, así que os la ofrendamos a vosotros".

-Los hermanos se sorprendían mucho de que alguien viniera de tan lejos para visitarles e interesarse por ellos, algunos les preguntaban: "¿España?, ¿cómo de lejos queda?, ¿cuanto tiempo se tarda en carro (coche)?".
Otros, al saber que cristianos de otros países están orando por ellos decían con los ojos muy abiertos: "Ahora entiendo por qué el Señor me protegía de aquellos que querían matarme, ¡los hermanos de otros países oraban por mí!".

El Señor, en medio de tanta persecución, tanto sufrimiento, tanta muerte, está obrando con milagros extraordinarios. Para ellos es habitual ver sanidades, precismanente en un lugar donde los avances médicos no están al alcance de estos indígenas que viven muy sencillamente.

-Un grupo de hombres fueron a la casa de un creyente a matarlo. Aquella noche no pudieron hacerlo porque un río enorme les impedía el paso a la casa del creyente. Sin embargo, ese río sólo lo vieron aquellos que pretendían matar al creyente. Dios confundió sus ojos para proteger a su hijo.

-Un grupo de hombres fueron a matar a otro creyente, pero lo vieron rodeado de otras personas que protegían al creyente. El creyente afirma que estuvo en todo momento sólo, sin embargo lo que ocurrió es que los no creyentes vieron los ángeles que protegían al creyente y sintieron temor.
Tanto en esta historia como en la anterior, muchos de esos hombres que pretendían dar muerte a los creyentes creyeron en Jesucristo y confirmaron lo que habían visto.

Y he aquí una de las historias que más me han impactado:

-Un jóven pastor fué a visitar un pueblo cercano para predicar el evangelio. Junto con él iban otras personas, y su hermanito de 5 años. El día anterior el niño le había dicho a la madre que se iba con su hermano mayor a hablar de Jesucristo a las personas del otro pueblo.
Durante el viaje la furgoneta volcó, quedando el niño debajo del automóvil. El conductor era el jóven pastor, que salió corriendo, víctima de la desesperación. El padre del niño intentó levantar la furgoneta para darle la vuelta, pero no podía, dos hombres salieron de la selva y le ayudaron a volcar la furgoneta, cuando se volvió a mirarles ya no estaban.
Bajo el vehículo el niño había muerto aplastado, de los oidos, nariz y boca manaba sangre debido a la presión y al impacto. El padre, roto por el dolor, tomo a su hijo en brazos y lo levantó hacia el Cielo: "Señor- oró el hombre- ahora está contigo, pero yo te pido que transformes la muerte en vida para este pueblo".
Los habitantes del pueblo salieron a ayudar, y vieron la triste escena. Los padres enterraron al niño y la madre consoló al jóven pastor que conducía la furgoneta con estas palabras: "Como pastor es tu primera prueba, no te desanimes y sigue adelante sirviendo al Señor".
Con todo, la historia de aquellos cristianos que perdieron un hijo por llevar el evangelio, llegó al pueblo, así que los líderes del pueblo se acercaron a los cristianos y le dijeron: "Perdísteis un hijo por traernos un mensaje a nosotros, así que este debe ser un mensaje muy importante, queremos que vengáis a hablarnos".
Y todo el pueblo escuchando el mensaje del evangelio atentamente, creyó en Jesucristo.

Escuchando estas historias de personas que han estado en el lugar de los hechos con los mismos protagonistas, y consideran el valor y el amor por Jesucristo... yo pienso, ¿qué nos pasa a los cristianos de los países desarrollados?, ¿por qué estamos tan adormecidos con las posesiones materiales?.
Los hermanos de allá que estudian en el seminario a veces caminan por seis horas para llegar a sus clases. Y yo me pregunto, ¿y por qué muchos de nosotros ni siquiera asistimos regularmente a las reuniones?, no tenemos que andar seis horas... ni mucho menos.
Ví muchas fotos de los locales de reuniones, en una de esas fotos aparecía un letrero con los horarios de reuniones, "Domingo de 9.30 a 2". No pude menos que sonreír al pensar lo que pasaría si aquí pusiéramos ese cartel.

Es el momento de examinarnos a nosotros mismos para ver si estamos firmes en la fe. ¿Somos cristianos o estamos jugando a ser cristianos?.

6 comentarios:

Mr. Betún dijo...

Hermano, hace ya tiempo que visito tu blog, pero este artículo me llamó particularmente la atención. Yo soy Mexicano, de Saltillo, Coahuila. Aunque actualmente vivo en Bruselas. Conozco el tipo de historias mencionas, pues tengo amigos que viven en Chiapas; incluso mi Padre ha tenido oportunidad de visitar esa Zona para ministrar... Totalmente distinto a lo que uno vive aqui. Que Dios nos encuntre fieles en su obra.
Bendiciones.

Jaaziel dijo...

Realmente increibles historias... el libro de los Hechos, se sigue escribiendo todavía.
Gracias por compartirlo, lo compartire.
Y como dices, nos ha de hacer reflexionar sobre el tipo de Evangelio y de vida cristiana que llevamos.
Un abrazo fraterno

ALJUEAZO dijo...

Bueno, pasaba por acá solo para saludarte y dejarte una dirección para que visites nuestro ministerio.

http://aljueazo.blogspot.com/

Este Blog es de ALJUEA Zona Oeste. A.L.J.U.E.A es la Asociación de Ligas Juveniles de la Unión Evangélica Argentina, formada por toda las ligas de jóvenes de la U.E.A.
Zona Oeste está formada por: Coronel Suárez, Tres Arroyos, Bahía Blanca, Huanguelen, General La Madrid, Pásman, Necochea, Punta Alta y Coronel Dorrego. También nos acompañan en nuestros encuentros jóvenes de: La Plata, Lobería, Tandil, Capital Federal, Mar del Plata, Campana, Las Flores, Monte Grande, Azúl, Benito Juárez, Cháves, etc…

Nuestro objetivo es fomentar encuentros donde podamos conocernos y disfrutar de la compania de unos con otros y sobre todo, el poder compartir de las enseñanzas de nuestro Dios.

Espero que sigamos en contacto.

Salu2 y bendiciones!

Pastor Regalado dijo...

Bendiciones

Testimonios impactantes.

Me gustaría conocer mas acerca del evangelio en ese lugar donde viven esos hermanos y hermanas.
En el amor de Cristo,

Pastor, Antonio Regalado

http://luzdelalfarero.blogspot.com

ffuentes dijo...

me parece asombroso y lamentable, espero que México pueda abrir sus ojos a la tolerancia y estas cosas no sigan sucediendo en Latinoamérica.

Androshonor dijo...

para conocer más sobre Turismo Chiapas y Todo Sobre Comitán

ingresa a la siguiente dirección:

http://comitandedominguez.blogspot.com