¿Hay alguna canción que te hizo bien?

miércoles, septiembre 05, 2007

Recuerdo en una época un poco extraña de mi vida en la que un disco me hizo mucho bien, si mal no recuerdo el nombre del disco era "Te exalto" de Marcos Witt. Fué una época extraña, era mucho más jóven y vivía con mis abuelos en Málaga, disfrutando mucho de su compañía, pero con una gran incertidumbre en cuanto a mi futuro. Allí en Málaga estaba intentando trabajar en una compañía de seguros, a su vez, no sabía si el Señor quería que estuviese allí o en Granada, donde había mucha más necesidad en la iglesia.

Durante aquellas noches, tumbado en el sofá (que era mi cama) del salón del diminuto apartamento de mis abuelos, pensaba en todas estas cosas y escuchaba un casette una y otra vez. Aquel disco me hizo mucho bien, me ayudaba a centrar mi mente en Dios, a gozarme en Él, exaltarlo, tener intimidad con mi Dios. Mi amigo y maestro Daniel Benitez, en una de nuestras conversaciones matutinas (teníamos una reunión de oración a las seis y media de la mañana) me vino a confirmar mi experiencia: yo no era el único.

La música es un gran bien, un don de Dios, y que conste que he dicho "la música", no sólo la "música cristiana", porque dentro de la música, los compositores y artistas cristianos han hecho una contribución excelente a la humanidad.

Estos días en los que he estado viajando tanto una canción me ha estado acompañando, la conocía de hace ya tiempo, este Domingo, en mi antigua iglesia en Sevilla la escuché en español (creo que por primera vez) y me emocionó mucho (y eso lo dice uno que es hombre de grandes emociones). En el viaje en autobús camino a donde estoy, acompañando a esta persona en el hospital, casi no he dejado de oírla. Se trata de la canción "Breathe", cuya letra puedes leer en este enlace.

Me encanta esta canción porque expresa ese deseo intenso, "desesperado" (como dice esa canción) de tener comunión con Dios. No creáis que soy un "santo" (en el sentido popular de la Palabra) en mis días negros a veces no me apetece tener comunión con Dios sino leer una novela, pero cuando tengo intimidad con Él me preguntó: ¿cómo puede ser que pase tanto tiempo lejos de su presencia?.

Otra razón por la que me gusta esa canción es porque refleja que sin mi Dios estoy "perdido", no soy nada. Cuando vivía sin Él, vivía incompleto, desorientado, insatisfecho. No estoy diciendo, como muchos dicen, que ahora que soy cristiano mi vida es una vida de continua alegría (los jóvenes dirían "de subidón"), ni mucho menos (y más como pastor, que es como ser bombero, o médico de urgencias, a veces tienes la sensación de que sólo estás rodeado de desgracias y sufrimiento). Como cualquier cristiano, lloro, me pongo triste (a veces incluso sin razón), pero mis tristezas de ahora son un pálido reflejo de mis tristezas de antes de ser hijo de Dios.

Cantar la canción "Breathe" al menos para mí, no es sólo un ejercicio musical, sino una verdad muy cierta: Dios, sin tí estoy perdido, Tú lo eres todo para mí.

Por cierto, me gustaría saber qué canción cristiana ha sido, o es muy importante para tí (creo que esto nos enriquecería a todos), estoy deseando leer lo que escribís.

Desde la tranquilidad de la habitación de un hospital (menos mal que la noche hace fresco porque hemos pasado un día de calor tremendo), os manda un saludo este miope, despistado y enamorado de Dios.

4 comentarios:

Leo & Carolyn dijo...

Cualquier cancion de United (www.hillsongunited.com) me ministra bastante...especialmente las rapidas...

Laia dijo...

No sé si es el mismo Daniel Benítez de quien hablas el que yo conozco, pero creo que sí, y lo recuerdo con mucho cariño de mis tiempos de campista en Aguilas (Murcia).
Mi canción es muy conocida y muchos dirían que algo "pasadita de moda", pero marcó una época de mi vida y me ha ayudado y ayuda en momentos en los que creo que "todo está perdido". La he escuchado en situaciones y contextos diferentes (bodas, entierros, campañas evangelísticas, campamentos, en la iglesia, en casa, en el coche...), y siempre hace que me emocione mucho. Es el Salmo 27, especialmente, la parte en la que dice: "Aunque un ejército acampe contra mi, no temerá mi corazón; aunque contra mi se levanten guerras, yo viviré confiado. Pues una cosa yo he demandado a mi Dios. Esa buscaré. Viviré en su casa todos los días de mi existencia, contemplar su hermosura y esconderme bajo el manto. Señor".
Ójala vivamos confiando al 100% en las promesas de nuestro Dios. No hay nada mejor.

Julio dijo...

Laia: es el mismo Daniel Benitez al que yo me refería, además, sólo hay dos D. Benitez, uno es torero, y otro es el mismo que conocemos, que ahora anda por Málaga, si no me equivoco.

Anónimo dijo...

No suelo contestar a los blogs que leo pero esta vez me ha "tocado" el tema, recuerdo cuando escuchaba a Caliú, y sobre todo el tema "Necesito tu presencia cada día mas".
P.D. Que famoso es D. Benítez yo también le conozco