¿Está España enferma?

lunes, julio 09, 2007

Leo una serie de noticias que me hacen reflexionar en lo mismo que llevo pensando una y otra vez desde hace más de un año. Los datos hablan por sí solos:

-llevamos 1 millón de víctimas del aborto, cifras que me recuerdan a la masacre genocida de Ruanda.

-nuestra tasa de consumo de cocaína cuadruplica la media europea.

-tres de cada cuatro nuevos matrimonios acaba en divorcio.

-somos líderes europeos en intervenciones de cirugía estética.

(Estos datos, principalmente, los he tomado del excelente artículo de César Vidal en Protestante Digital).

A la vez, he escuchado la entrevista de E-Misión a Fran Quesada, el organizador de la concentración de jóvenes "Fué por tí", en el que después de tanto trabajo, inversión de dinero, y a pesar de que nos concedieron los permisos, las autoridades nos negaron la Puerta del Sol (como lugar del encuentro), y encima recortaron el tiempo del programa causando un daño tremendo debido a los grupos que estaban ya concertados.
Eso sí, más de quince mil personas se reunieron en la Puerta del Sol para celebrar la victoria del Real Madrid, sin que la Delegación del Gobierno le pusieran pegas, tampoco las han puesto para el día del orgullo Gay. Y a los organizadores, además les amenazan con detenerlos y llevar a comisaría.
Y ahora uno se pregunta, ¿no hay cierta discriminación en esto?, ¿no hay cierto favoritismo e inclinación hacia ciertos colectivos por encima de otros?.

Siento de todo corazón la decepción que mis hermanos, los organizadores se llevarían al ver tanto contratiempo, y a la vez me admiro por su actitud tan valerosa y madura: es necesario que con más ímpetu proclamemos el nombre de Jesucristo, por más dificultades que haya. ¡Bien por ellos! (igual que he criticado la intervención de aquel predicador fuera de lugar, algo incidental, no puedo hacer otra cosa que glorificar a Dios por el celo de estos hermanos).

Y todo esto tiene un diagnóstico, nuestro país está enfermo, mortalmente enfermo, enfermo de vanidad, de amor a la mentira, al dinero, y de enemistad contra Dios, Jesucristo y el evangelio, el único que puede sanar a gobernantes y ciudadanos por igual.
Temo, sobre todo porque una sociedad que se aparta de Dios y de los valores judeocristianos está destinada a su extinción y a sufrir todo tipo de males, aparte de los juicios de Dios por su maldad e incredulidad.
Hermanos y hermanas, es tiempo de orar con más intensidad, de conocer con devoción y profundidad al Dios que viene revelado en nuestras Biblias, y de vivir con celo vidas leales a Aquel que nos salvó, testificando de su Gracia y amor.

3 comentarios:

Jaaziel dijo...

Amén.
Estoy de acuerdo contigo, en lo que comentabas del predicador, y en que es "incidental"
Un abrazo

Julio dijo...

Sí, y fué una lástima que la cosa se sacara de quicio, sigo pensando lo mismo, un acto estupendo, hermoso y necesario, que costó un trabajo tremendo y bien hecho, con un incidente lamentable, pero sólo un incidente.

Michelle dijo...

Hola Julio,
Espero que estes bien. Soy Michelle y vivo en Mexico. Estaba curioseando en internet y me encontre con tu articulo (Dios ha puesto un deseo muy fuerte en mi corazon de orar por tu pais) y me ha parecido muy interesante. Vaya tiempos estos! En fin solo queria comentar brevemente que ha sido muy alentador dar con tu blog y tu pagina de estudios biblicos y saber que el amor de Jesucristo se derrama por todos lados. Venga un saludo desde tierras aztecas y que Dios te bendiga!