Estudio en audio: Apocalipsis 1.1-8

viernes, junio 30, 2006

No es una predicación que haya dado en la iglesia. Siempre me ha llamado la atención el libro de Apocalipsis, y no he dejado de estudiarlo casi desde que conocí al Señor. Creo que es un libro extraordinario y muy necesario para la iglesia y la salud espiritual del creyente por varias razones, las cuales se encuentran (en su mayoría) en el mismo capítulo 1:

-es un libro que trae bendición al que lo lee y a los que lo escuchan y guardan (1.3).
-es una revelación dada por el mismo Jesucristo para que Juan la envía a las iglesias.

Estos estudios los he grabado en mi casa, no son sistemáticos ni magistrales, no son comentarios, sino reflexiones de tipo espiritual y "profético" (en el sentido de actual y buscando la dirección de Dios para ver Su voluntad para la iglesia y los creyentes de hoy).

Espero que os sea de gran bendición.



powered by ODEO

Compartiendo las alegrías

miércoles, junio 28, 2006

Me acaba de llamar mi amigo y hermano en la fe Rubén, un jóven diácono de mi iglesia local. Resulta que acaba de ser padre, hace muy poco.
Ha sido una alegría muy grande después de un tiempo en el que parece que sólo oíamos malas noticias en la iglesia (la semana pasada moría su suegro, después de una larga y penosa enfermedad, gracias a Dios, era un hombre creyente). Esta noticia me ha emocionado mucho, verlo a él feliz como nuevo papá, y compartiendo su alegría con nosotros, es toda una bendición.
Antes de ayer una hermana que está con unas oposiciones (y sufriendo bastante por causa de ello, ya son muchos años en los que pocas plazas se ofertan para muchos candidatos) nos pedía por su exámen:
-Y si me saliera el tema 3, sería genial.
Nos llamó a medio día: le había salido el tema 3, ¡lo celebramos por teléfono!, qué gran alegría.

Me encanta mi iglesia, me encanta compartir alegrías y acompañar en las penas, aunque no puedo pasar todo el tiempo que quisiera, cada circunstancia, cada alegría y pena vivida, hace que esta pequeña parte del Cuerpo de Cristo esté más unida que nunca, y en todo, nuestro sabio y bondadoso Dios está presenta, consolado y dándonos sus bendiciones.

Bienaventurado el que lee

lunes, junio 26, 2006


El título de este post no es gratuito, tampoco es inventado, de hecho es una cita bíblica (Ap 1.3) y no está del todo fuera de contexto.
Vivimos en una cultura hambrienta de información, cotilleos, datos. Hay empresas que se dedican a mantenernos informados, y yo, tristemente, muchas veces me lanzo a esa fiebre que nos impulsa a estar al día, informados, conectados. Pero junto con ese caudal de información nos entra todo tipo de cosas: tendencias, opiniones, la filosofía de este mundo, sus prejuicios, su burla contra Dios y sus siervos, su desprecio a la moral, etc...
El problema es que NOSOTROS los cristianos recibimos mucha más influencia de la que pensamos. Sí, tú que estás leyendo esto crees que estás por encima de lo que ves en la tele, pero eso es falso, ¿cuantas de tus ideas son propias y cuantas te han sido dadas por las series de TV?. Piensa por ejemplo en nuestros ideales románticos, la idea del flechazo, enamorarnos, y cómo estamos orientados a ser seducidos por lo que nos entra por los ojos (vivimos en una cultura visual). Cuantos jóvenes tienen una idea errónea, propias de las películas y teleseries de lo que es el amor, enamorarse, tener novia/o, casarse.
Estamos muy influenciados, más de lo que pensamos. Ahora viene mi pregunta, ¿y cuanto tiempo pasas expuesto a la lectura de la Palabra de Dios?, hubo un tiempo en que los cristianos conocían y leían la Biblia, sé que no puedo generalizar, pero creo que hoy los jóvenes cristianos NO LEEN LA BIBLIA. O casi no la leen. No la leen diariamente. Si pones a un lado lo el tiempo que están expuesto a la tele y las películas, a internet y la música, y a otro lado el tiempo que están expuestos a la Palabra de Dios, ¿cual crees que termina ganando?.

Spurgeon, en uno de sus sermones en el Tabernáculo acusó a su congregación del pecado de no leer la Biblia, y dijo algo que aún, mientras escribo esto, me conmueve: HABÉIS ACUMULADO TANTO POLVO EN VUESTRAS BIBLIAS, QUE EN ELLAS SE PODRÍA ESCRIBIR LA PALABRA "CONDENACIÓN".
¿Te parece fuerte?, ¿te parece desagradable, violento, fanático?, ¿te hace sentir culpable esto?, perfecto, cualquier cosa menos que te deje indiferente.

Clausura de Escuela Dominical

domingo, junio 25, 2006


Ya pasó el año y hoy terminamos el calendario lectivo de Escuela Dominical, como solemos acostumbrar cada año, con una fiesta con los chicos. Comimos juntos, tuvimos juegos, vimos unas fotos del año, y salimos a la calle (a un parquecito cercano) a jugar "Bote pateado" (ese juego causa furor entre los alumnos). En la foto que os he puesto (la he censurado un poco por aquello de que son menores de edad y no he pedido permiso a los padres) salimos jugando a "la corriente".
La verdad es que me divierto mucho organizando juegos con ellos, eso sí, termino "reventado" y lo digo en serio, madre mía, ¡qué viejo estoy!. Terminamos como a las 17.30, llegué a casa, me duché y ..... caí en la inconsciencia del sueño, mi esposa estaba viendo el fútbol (el partido de Ecuador, por cierto, a pesar de la derrota, felicidades por el buen juego a la selección ecuatoriana) y yo en el sofá entrando y saliendo del sueño.
De momento lo siguiente que tengo es a primeros del mes de Julio una boda, se casan mis amigos Mercedes y Manolo, ellos son miembros de mi antigua iglesia y se hicieron novios el mismo día en que yo me casaba, y ahora, D.m. predico en la boda de ellos, ¡me encantan las bodas!, y más, cuando los que se casan son creyentes fieles. Como siga por este camino voy a tener que "especializarme" en bodas, ¡con gusto que lo hago!.

Bautismos el Domingo pasado

jueves, junio 22, 2006



Aunque lo cuento a "toro pasado", el Domingo pasado tuvimos bautismos en el centro de campamentos "Aguas Vivas". Fueros 17 las personas que dieron testimonio público de su fe, y yo tuve el privilegio de bautizar a Santiago y a su madre M. Angeles. En lo personal fue muy especial porque no solo es una familia a la que amo mucho, sino que con ellos he podido compartir alegrías y pesares, lo cual nos ha unido mucho.
También tuve el privilegio de compartir la Palabra, explicando a los numerosos asistentes el significado del bautismo bíblico, así como presentar (muy) brevemente el evangelio y hacer un llamado a la fe y al arrepentimiento.
Por desgracia no pude pasar el resto del día con los hermanos y amigos ya que tenía la boda de una buena amiga aquella tarde y mi esposa y yo tuvimos que salir "volando". Aquí tenéis unas cuantas fotos del feliz evento.
La verdad es que una de las cosas más bonitas de la vida de iglesia es eso, poder compartir cargas unos con otros, y estar unido a otras personas, no sólo por formar parte de un mismo Cuerpo en Cristo, sino en nuestro caminar cristiano. Es una de las experiencias más felices (aunque muchas veces toque sufrir).

Velando por nosotros mismos



De la experiencia sacamos que a nivel espiritual todos atravesamos ciclos de mayor y menor espiritualidad. Lo cierto es que no conozco a cristianos "regulares" que siempre están bien con el Señor en una relación contínua y en una espiritualidad siempre optimista y sin sombras ni caídas. La única regularidad que conozco (por desgracia) es la de aquellos que son regulares en su carnalidad y apego al mundo. Lo cual es aún más anormal.
La Palabra de Dios nos anima a velar y orad, a vigilar y cuidar nuestras vidas espirituales (Mt 26.41). ¿Por qué razón la Biblia nos está contínuamente previniendo acerca de este riesgo?, pues porque si nos abandonamos, si confiamos en nosotros mismos, si "no hacemos nada", si no hacemos ningún esfuerzo consciente por deleitarnos en el Señor y buscarle, tendemos al alejamiento de Dios y de la vida espiritual.
Por tanto: velad. Los cristianos que llevamos más tiempo, especialmente, pues somos especialmente vulnerables al tedio y la rutina (devocionales rutinarios y cultos que se asemejan a ceremonias religiosas).
Un esfuerzo consciente. Esa es la clave, porque la pasividad (como dice el libro de la hna. J. Penn Lewis) es un enemigo de los santos. Contínuamente perdemos el rumbo y debemos mirar nuestro norte.

El bautismo cristiano, audio mensaje.

viernes, junio 16, 2006


powered by ODEO

¡Señor, gracias por la selección de fútbol!

Esta oración la escuché en una célula (reuniones hogareñas para estudiar la Biblia y orar) y la hizo un amigo, ecuatoriano. No, no me lo he inventado, es cierto, mientras estaba empezando la oración no pude evitar sonreirme....

"Señor, gracias por la victoria de la selección de mi país, fué una alegría muy grande que ganaran por tres goles a cero...."

No quise hace ningún comentario, ni mucho menos detener la oración, y este muy querido hermano seguía con su alabanza a Dios por las victorias futbolísticas.....

"tú sabes que en mi país hay mucha gente pobre que no tiene ninguna otra alegría y seguro que hoy se han gozado mucho con el partido".

Y la sonrisa se borró de mi cara. Entiendo lo que decía este hermano, hay personas que viven en la miseria, desesperación, con familias rotas, solos, entristecidos, sin duda que el mundial y lols triunfos pueden ser la única alegría que tengan en el día, pero.... qué escasa y mediocre alegría pudiendo conocer al dador del Gozo, y a Aquel que nos trae perfecta paz y perdón.

Por cierto, que esto no sea un impedimento para felicitar a las selecciones afortunadas, felicidades Ecuador (¡sí se pudo!), selección española y otras tantas.

Los sustitutos de la Gracia

lunes, junio 12, 2006

Llevamos ya muchos siglos de cristianismo, así que es difícil que pasen cosas nuevas, como se suele decir "todo está inventado". Y una de las cosas que vuelve una y otra vez como las modas son los "sustitutos de la Gracia".
Ya dice Heb 13.9 "buena cosa es afirmar el corazón con la gracia, no con viandas". Y es que en el primer siglo algunos buscaron como sustituto de la Gracia la Ley. Algo que también ocurre hoy en día con algunos grupos mesiánicos que pretenden volver a judaizar.
Pero, ¿qué otros sustitutos de la Gracia hay?.
Los judaizantes/mesiánicos, que quieren que volvamos a estar sometidos a los 613 mandamientos y a las interminables leyes y preceptos rabínicos, a pesar de que Cristo fue hecho maldición por nosotros para que estuviéramos libres de la ley (Gal 3.13).
Las lenguas. Y no me refiero al hablar en lenguas genuino del libro de Hechos, sino a la algarabía y balbuceo que se produce en algunas congregaciones. Algunos han pensado que el hablar en lenguas es la experiencia que más nos acerca a Dios, y que es por lo tanto, un sustituto de la Gracia.
Las experiencias extáticas: la caída/visiones/risa santa/sacudidas/liberación. En general, una falsificación del obrar del Espíritu Santo, os recomiendo leer el libro "Los afectos religosos".
La terapia. No niego que un buen profesional puede ser una gran ayuda en manos de Dios, médicos, psicólogos, psiquiatras, pueden y de hecho prestan un servicio excelente. Pero hay algunos que han dejado el consejo de la Palabra de Dios y vuelcan sus problemas en la terapia. Un sustituto de la Gracia.

Podemos añadir muchas más, las "constelaciones", las regresiones, la sustitución, la visualización, etc.... cuando estas y otras actividades ocupan un lugar que sólo el Espíritu Santo y la Santa Palabra ocupan, entonces estamos usando sustitutos.

El pastoreo bíblico

jueves, junio 08, 2006


Estaba hace unos días en una conferencia para pastores, se trataba el tema de "cómo evitar quemarse en el ministerio". La conferencia se desarollaba en un contexto denominacional de Asambleas de Hermanos, en el tiempo de coloquio salió el tema de las diferencias entre los bautistas y los hermanos, la pregunta era más o menos algo así.

-Bueno hermano, sabe que en las asambleas de hermanos tenemos varios pastores y los bautistas tienen un sólo pastor, seguramente esto permite que el trabajo esté más descargado al no estar centrado en un sólo hombre, ¿qué otras diferencias ve entre estas dos denominaciones?.

El hermano que hacía la pregunta no lo hacía con mala intención, lo conozco, es un siervo fiel, con años de servicio al Maestro a sus espaldas, pero ya sabéis cómo somos en las denominaciones, y el que esté libre de pecado que tire la primera piedra, todos estamos, aunque sea un poquito orgullosos de "nuestra" denominación. Qué estupidez, si no estaríamos en otra familia denominacional. La respuesta del orador fue genial.

-Una de las mayores diferencias reside en que en las iglesias Bautistas hay un pastor que no pastorea, y en las asambleas de hermanos hay cinco pastores que no pastorean.

Me dieron ganas de caerme de la silla y revolcarme de risa por el suelo. Pero no lo hice, ya sabéis, por aquello de la dignidad.

Este hermano dijo algo más: desde niño se había criado en las Asambleas de hermanos y nunca, nunca había tenido una conversación pastoral con uno de sus ancianos.

Y ahora viene mi reflexión. ¿Es esto algo poco común?. A ver. ¿Cuantos pastores tienen conversaciones pastorales con sus miembros?. Por ejemplo, ¿hablas con los miembros de tu iglesia no para tratar un asunto en particular sino simplemente para saber cómo están, para escucharles?. Me da la sensación (hablo en general, siempre hay honrosas excepciones) de que algunos pastores predican, administran, gobiernan la iglesia de Dios, presiden las reuniones, disciplinan, se reunen con otros pastores, pero no pastorean (¡¡¡¡qué contrasentido más absurdo!!!!). Tal vez sólo se ocupen de algunos casos de "emergencia".

Pastorear es... consolar, alentar, corregir, animar, alegrar, enseñar. Pastorear es pasar tiempo con los hermanos, conocerles. Si un pastor cuida de las ovejas, las conoce por su nombre, pasa tiempo con ellas y ENTRE ellas, entonces es un pastor. Pero veo a algunos pastores que pasan mucho tiempo con otros pastores, pero no pasan tiempo con las ovejas.

Dos modelos de pastoreo. Tenemos al pastor de gran iglesia, es el modelo de iglesias americanas (norte, sur y centro), ese pastor (en el peor de los casos, por desgracia la mayoría) es un showman. Tiene un espectáculo y sus adoradores. Pero no pastorea. Conozco de primera mano casos así, en mi iglesia hay hermanos suramericanos que proceden de esos entornos. Luego tenemos el caso de una iglesia pequeña, muchas de estas iglesias están obsesionadas con la pureza doctrinal, pero de una forma que no es biblica. Les preocupa la sana doctrina, les aterran las herejías, y cuidan mucho la santidad de sus miembros y la ortodoxia. Eso eso bueno, a mí también me preocupan esas cosas (de hecho tenéis en esta web más de cien estudios bíblicos, algunos contendiendo fuertemente por la fe una vez dada a los santos). Pero el problemas de estas iglesias está en el énfasis doctrinal, algunos de esos pastores son golpeadores y maltratadores de sus miembros. Así de sencillo. Se preocupan tanto de la verdad que no les importa hundir al hermano al que le están hablando, "yo soy así de sincero, no me gusta andar con medias verdades", pero eso no es sinceridad, eso es crueldad, falta de amor, y por encima de todo, ni es ser un pastor, ni es ser cristiano. Puedes hablar la verdad EN amor.
Creo que sea una iglesia grande o una iglesia pequeña hay modelos bíblicos de acción pastoral para cada entorno eclesial.

Buscando a los solitarios, los débiles, los ausentes. En las iglesias hay hermanos/as de todo tipo, algunos están en todos los ministerios, son activos, es fácil encontrarse con esos hermanos. Hay otros hermanos debilitados que apenas asisten a las reuniones, algunos por pereza, otros están abrumados por sus distintas cargas. No debemos ridiculizarlos (son calienta bancos.... dicen algunos) sino buscar su crecimiento. Como dice Pablo Martínez "benditos sean los calienta bancos, porque al menos están con nosotros, sería peor que fueran calienta sofás".

Necesitamos un modelo de pastor orientado no sólo a unos pocos, sino a los débiles, exactamente como el Señor Jesús hacía, que se ocupe de los despreciados y deshechados. Y por supuesto, el tipo de pastor "autoritario, serio, contundente" que va por la vida de "ortodoxo" y sano en doctrina, puede estar muy bien (debemos ser sanos en doctrina, qué duda cabe) pero ser sano en doctrina no es sólo predicar contra los excesos de los carismáticos o los liberales, sino ser un pastor como la Biblia dice, no un pastor que no sólo no pastorea sino que maltrata a las ovejas desde el púlpito.

El pastoreo de los niños. ¡Ay!, ¡aquí viene una piedra de tropiezo!. ¿Cuantos pastores de las iglesias pastorean a sus niños?.... pero.... "¿es que hay que pastorear a los niños?, vaya, yo creía que los niños son gente feliz, y que no necesitan pastoreo". ¡¡¡Qué error!!!.
Pocos niños de iglesias evangélicas han recibido atención de su/s pastor/es. Observo lo que ocurre en otros lados, en algunos casos los pastores ignoran a los niños, en otros casos los tratan con torpe condescendencia.
Ahora en mi iglesia llevamos desde hace un año ocupándonos del caso de una niña que nos ha pedido el bautismo. Evidentemente es una niña pequeña, y creemos que, velando por su propio interés espiritual sería lo más adecuado que tuviera algo más de madurez para aprovechar ese importante paso. Pero hay cuestiones difíciles en este caso, la niña ama a Dios, y ese deseo que ella tiene lo ha puesto el Señor en su corazón, no queremos que se desilusione, o sea herida, queremos que ese deseo no sólo se mantenga sino que crezca. Así que tenemos con ella conversaciones periódicas, y todo esto se lo decimos claramente, también somos pastores de ella, no sólo de sus padres.


Aclaraciones

1) Este artículo está dirigido a pastores, no a miembros polémicos que buscan criticar y debilitar a sus pastores.
2) La ortodoxia verdadera no sólo no está reñida con el genuino pastoreo, sino que forma parte de ella.
3) Los bautistas son cristianos muy simpáticos, igual que los Hermanos, y entre ellos encontraremos buenos y malos ejemplos. De entre los dos, los menos bíblicos son aquellos que se sienten superiores a los demás (y de esos encontramos ejemplos en ambos grupos).

6-6-6 El día del Anticristo

miércoles, junio 07, 2006


Ufff, vaya día, para muchos el día de ayer (día 6, del mes 6, del año 2006) es un día que les da escalofríos. No en vano han aprovechado para estrenar la película "La profecía" (un remake de otra serie de películas de cuando yo era demasiado niño para ver ese tipo de películas).

Cuando entro en el metro, el periódico 20 minutos dedica un artículo al consabido día y sus implicaciones. La verdad es que cuando los no creyentes, poco duchos en la Palabra de Dios hablan de profecías, es mejor que no especulen.

El número 666 no es (como dice el anterior periódico) el "número de la imperfección", sino el número de un ser humano llevado al máximo de su "perfección" humana. El 6 es el número del ser humano, puesto que fué creado el día 6, y el 7 es el número de Dios, puesto que el séptimo día de la creación Dios descansó y lo estableció como día de reposo para Israel y consagrado a Él. El 6 es un número inferior al 7, puesto que el hombre es inferior a Dios. El número 3 es el número de la perfección (la Trinidad), el Dios que es 3 veces santo (que es lo que cantan los ángeles que continuamente adoran a Dios). El número 6, tres veces es el ser humano llevado al límite de sus capacidades. Es por eso que el anticristo despertará admiración por parte de la humanidad, será el "super hombre", aquel que todos desean ser.

Pero, ¡alto ahí!, al mundo le gusta mucho especular. El anticristo introducirá a la humanidad en un periodo de destrucción, desastres naturales, maldad, hechicería, confusión, plagas, Dios juzgará la Tierra y sus moradores con juicios terribles (¡ay por las copas!). Pero, ¿y los creyentes?, ¿y la iglesia?, la Iglesia de Jesucristo será arrebatada, puesto que no nos ha puesto Dios para ira (1 Ts 1.10; 5.9). La Iglesia (el conjunto de los salvados por la Gracia) será arrebatada, quitada de la tierra para estar con Jesucristo en los 7 años de Tribulación.

Si lees estas palabras deberías hacerte varias preguntas:

-¿dónde estaré yo cuando la Iglesia desaparezca de esta tierra?.
-¿cual será mi destino eterno después de la muerte?.
-¿cual será el veredicto de Dios al ver mis pecados el día del Juicio?.
-¿por qué no confío YA en Jesucristo como mi Salvador, Dueño y todo?.

Blogs cristianos (II)

lunes, junio 05, 2006

En primer lugar dar mi más calurosa bienvenida al Blog de Marcos. Él es uno de mis lectores habituales, participante en los comentarios y es de las pocas amistades que tengo al abrigo de internet, tiene una dilatada trayectoria como webmaster y es una persona que tiene mucho que ofrecer como blogger. ¡Bienvenido Marcos a la blogosfera cristiana!.

Y reflexionando sobre el asunto de los blogs cristianos quiero hacer unas recomendaciones desde mi corta experiencia como escritor de blogs, y mi dilatada experiencia como lector de blogs. Si estás pensando en escribir un Blog cristiana, considera lo que te digo "y el Señor te dé entendimiento de todo".

No te limites a devocionales. Ya existen páginas de devocionales muy buenas. Con esto no quiero decir que no escribas pensamientos devocionales, todo blog cristiano que se precie debe tenerlo, pero que no sea lo único.

Comparte experiencias. Las personas NO quieren teoría, quieren ejemplos vivos, quieren historias cotidianas que les hagan reflexionar. No me gusta NADA que algunos Blogs sean tan asépticos, el escritor no descubre nada de su alma ni de su vida.

No seas mojigato. Por desgracia los cristianos hemos sido tachados de mojigatos y cosas así. Con esto NO quiero decir que ocultemos nuestro amor y admiración por Jesucristo. No. Eso sería renunciar a nuestros principìos, lo que quiero decir es que:
a. Algunos blogs y escritos cristianos carecen de realidad, hablan de un cristianismo rosa irreal, ficticio, ajeno a un cristianismo militante, en contacto con la dureza de este mundo.
b. Algunos blogs pueden ser eso, mojigatos. Visita los blogs norteamericanos de niñas de 12 años cristianas. Ositos, fondos rosa, versículos enmarcados y un fondo musical insoportable. Hasta a mí se me ponen los pelos de punta.

Sé directo, sin pelos en la lengua. Creo que muchos blogs cristianos NO son leídos porque no tienen un elemento profético imprescindible, y por elemento profético quiero decir denunciar el mal y el error, esté donde esté. Tenemos que ser capaces de ser críticos con los males de este mundo, pero también con los males que aquejan a los evangélicos. Si no hay fuego, tus lectores se duermen, si no hay fuego tus lectores no son ni edificados ni avivados.

Fotos. Sólo eso, la gente quiere imágenes, vivimos en una cultura audiovisual, pon imágenes de tu vida, comparte. Hazlo personal.

Enlaza. El fenómeno blog crece gracias a los enlazas, recomienda otros blogs, apoya otros blogs, de lo contrario tú tampoco serás enlazado.

Lee mucho. No sólo blogs (que deberías leerlos), sino por supuesto la Biblia, medita en ella, haz de ella la sal de tu blog, lee libros y escritos cristianos valiosos (y no la basura que muchas veces llena los estantes de las librerías evangélicas en la sección de "Novedades").

Responde a tus lectores. Haz todo lo posible por responder a tus lectores y tomarte en serio todas las recomendaciones que ellos te digan.

Y la lista sigue y sigue, seguro que algunos de vosotros podéis añadir algunos consejos más.