Preparando conferencias

miércoles, marzo 22, 2006

Mi querido hermano Josué (para los amigos Josh) me invitó a compartir en su iglesie en un retiro en Mayo. Es un privilegio visitar a otros hermanos y compartir con ellos de las riquezas inescrutables del Señor Jesús, también lo es el proceso de estudio de la Palabra, que siempre me renueva y llena de gozo en el creer.

Aún no tengo título para la serie que llevo ya muy avanzada, pero tratará acerca de la Ley y la Gracia, hablaré del legalismo religioso que nos oprime con sus tradiciones humanas (¡estoy hablando de los evangélicos, no de los católico-romanos!) y del evangelio de la Gracia, el cual es la verdadera motivación para una vida de santidad, gozo y comunión con el Señor.

Los evangélicos (como todos los otros grupos cristianos) debemos estar alertas para permanecer siempre cerca de la Palabra, evitar tradiciones y enseñanzas no bíblicas y siempre hacer correcciones que nos sujeten no sólo a la letra sino al espíritu de la revelación bíblica. Esto exige estar bien atentos, hacer autoanálisis.

A nivel personal podemos volvernos legalistas, tener una religión de apariencias, formal, pero con el corazón frío, ¿cómo ser renovados?, ¿cómo dejar ese ministerio de muerte y condenación que es la Ley y que siempre busca infiltrarse y estorbar nuestra relación con Cristo?, ¡de eso trata el estudio que estoy haciendo!, espero, en la voluntad del Señor, no sólo poneros en la web el material escrito de estas conferencias, sino el audio para que las podáis escuchar (así no tendréis que invitarme a vuestra iglesia y soportar a este pesado).

La verdad, estoy entusiasmado al volver a descubrir estos principios bíblicos saludables que nos estimulan a considerar el evangelio de Gracia que nos dice que si Jesús murió por nosotros, ¡cómo no debemos nosotros vivir por y para Él!.

Nota a posteriori- Después de leer este post me ha parecido un poco pretencioso por mi parte. Debo y quiero dar las gracias a unos cuantos hermanos y libros que me han inspirado para seguir mis estudios para estas conferencias: mi hermano y amigo Gabriel Bernal (sus estudios en el campamento de Septiembre son un referente que exige ser consultado), Samuel Perez Millos (por las conferencias del 1 de Mayo de hace unos cuantos años), Chuck Swindoll (el libro "Más cerca de la llama" es una verdadera delicia), y he aprendido mucho de un regalo precioso que me hizo mi esposa, la Teología Sistemática de Hodge, y toda la enseñanza sobre la Gracia.